www.melillahoy.es

La Ciudad, a la espera de que Delegación destine policías a las puertas de Purísima para evitar fugas

Aún no se ha llevado a cabo el anunciado traslado de 150 menores a Rostsrogordo porque se trabaja en eliminar los puntos peligrosos

sábado 28 de marzo de 2020, 04:00h
Fuerte del Rostrogordo
Fuerte del Rostrogordo
El consejero de Distritos, Juventud, Participación Ciudadana, Menor y Familia, Mohamed Ahmed, afirmó que desde hace una semana están a la espera de que la Delegación del Gobierno destine a una patrulla de policía en las inmediaciones del centro de acogida de la Purísima para evitar la fuga de algunos de los menores acogidos.
A preguntas de los periodistas, el consejero de Distritos confirmó que aún no se ha llevado a cabo el anunciado traslado de entre 100 y 150 menores extranjeros no acompañados acogidos en el Centro de Purísima a las instalaciones habilitadas provisionalmente para este fin, en el Fuerte de Rostrogordo.

Entre las razones se encuentra el hecho de que “a la hora de evaluar las instalaciones se diagnosticaron algunos riesgos para la acogida en estas instalaciones de 150 menores, y se intenta limitar las zonas que puedan suponer un peligro para estos jóvenes, y cuanto esté garantizad se trasladarán a los menores a Rostrogordo”.

Aclaró que el riesgo no está en que se puedan escapar de estas instalaciones, sino en la existencia de “lugares que supongan un riesgo para los menores”, pero no obstante, indica que se adoptarán también las medidas de vigilancia oportunas para evitar que estos jóvenes puedan abandonar las instalaciones.

Por el contrario, sí reconoce que en el centro de Purísima, con casi 900 acogidos, “sí que ha habido menores que saltan fuera del recinto y salen a la calle, para lo cual hemos pedido la colaboración de la Delegación del Gobierno para que haya una patrulla de policía permanente para disuadirles de salir”, dijo.

El consejero afirma que lo que se intenta “siempre, en la medida de lo posible, es que los menores permanezcan en el centro, no solo con los límites físicos que se puedan imponer, sino también por la gestión que se pueda hacer el mismo centro”.

Reconoce que la Ciudad lleva más de una semana pidiendo esta colaboración a la Delegación del Gobierno, que le ha respondido que “lo intentarían, que dentro de la situación actual, en la medida de lo posible se intentará cubrir” esta petición.

Mohamed Ahmed reiteró que se está a la espera de la respuesta que pueda darles Sabrina Moh, pero considera que “hay que ser prudentes, porque no tenemos un conocimiento muy concreto de la situación en Delegación, por lo que estamos a expensas de lo que nos puedan aportar”.

Nuevas instalaciones
Preguntado sobre si son suficientes las instalaciones que se han cedido hasta el momento, como son Rostrogodo y el pabellón Lázaro Fernández, indicó que la idea es “cubrir las necesidades a medida que lleguen”
Señala, tras los problemas generados por un grupo de los acogidos en el Lázaro Fernández, que esta instalación se planteó como una posible salida a la situación que existía de personas en situación de calle, pero indica que si el consejero de Políticas Sociales “ve que no es una solución óptima, ofrecerá una mejor alternativa”. Afirmó Ahmed que las distintas áreas de Gobierno “siempre colaboramos y buscamos la mejor solución para que este problema del coronavirus sea lo menos doloroso y perjudicial para la ciudadanía”. Asimismo, dejó de manifestó la disposición y colaboración de la Delegación del Gobierno a la posibilidad de la apertura de acuartelamientos y otros espacios “en los que pueda ser más fácil el control de estas situaciones de aglomeración de personas”.