www.melillahoy.es
Miguel Marín Cobos, secretario general del PP y portavoz del Grupo Parlamentario
Ampliar
Miguel Marín Cobos, secretario general del PP y portavoz del Grupo Parlamentario

Marín señala que el Gobierno tripartito “está actuando tarde, mal, sin liderazgo ni dirección”

El Grupo Parlamentario Popular registra un escrito en el que exige la convocatoria inmediata de la Junta de Portavoces

sábado 28 de marzo de 2020, 04:12h
El Partido Popular (PP) ha exigido al presidente de la Ciudad Autónoma, Eduardo de Castro, la convocatoria de la Junta de Portavoces en un plazo no superior a cinco días, según viene recogido en el Reglamento de la Asamblea, y que en el orden del día figure como tema "Información sobre la crisis del coronavirus en Melilla". Así viene reflejado en el escrito registrado por el portavoz del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea, Miguel Marín y respaldado por las firmas de una quinta parte de los diputados: Manuel Ángel Quevedo, María del Mar Alfaya, Isabel Moreno y Fadela Mohatar. El PP ha tomado esta decisión de acogerse al reglamento tras recibir “el silencio a las preguntas realizadas y la indiferencia a las propuestas planteadas” desde hace prácticamente dos semanas y al considerar que en el Ejecutivo de De Castro “el caos se ha instaurado en el Gobierno, un Gobierno que está actuando tarde, mal, sin liderazgo ni dirección”. Por todo ello, Marín señala que el Gobierno tripartito “está actuando tarde, mal, sin liderazgo ni dirección”.
En el documento del PP dirigido al presidente de la Ciudad, Miguel Marín ha recordado que el pasado 16 de marzo le solicitó, como Portavoz del Grupo Partido Popular, la convocatoria de la Junta de Portavoces todos los días mientras dure la crisis sanitaria que padecemos.

Asimismo, ha detallado que el jueves, viendo la preocupante evolución que el COVID19 está teniendo en nuestra Ciudad, volvieron a solicitar la convocatoria de la Junta de Portavoces, y siguen sin dar una respuesta.

Al respecto, Marín ha explicado que, desde el inicio de la crisis del coronavirus, el PP ha mostrado su lealtad institucional, tanto al Gobierno de la Ciudad como al Gobierno de la Nación. “Entendemos que esa lealtad institucional debe ser recíproca y, hasta el día de hoy, sólo hemos recibido el silencio a las preguntas realizadas y la indiferencia a las propuestas planteadas”.

Confundir lealtad con servilismo
El secretario general popular ha destacado que “somos el partido político con mayor respaldo de la ciudadanía, y tenemos la responsabilidad y obligación de trasladar las inquietudes e incertidumbres de los melillenses a los responsables políticos que están tomando decisiones diarias sobre esta pandemia; el espacio adecuado para hacerlas llegar, en estas circunstancias, es la Junta de Portavoces, pero usted no nos da la oportunidad para ello, la única posibilidad que nos queda es realizarlas públicamente, a través de los medios de comunicación”.

Por ello, ha expuesto lo siguiente: “Sr. De Castro, usted y su gobierno han confundido nuestra lealtad institucional con servilismo o sumisión, y se han equivocado gravemente, porque no pensamos claudicar, no vamos a renunciar a nuestra obligación de atender y defender los intereses generales de Melilla y los melillenses, y utilizaremos todos los medios que nos otorga nuestro Estado de Derecho para ello”.

Descoordinación total
Marín, ha añadido, ha querido trasladar al presidente melillense su gran preocupación por lo que considera “la descoordinación total y absoluta existente en el seno de su Gobierno; el consejero responsable del área de Salud Pública está participando activamente en la toma de decisiones, pero tanto usted (como reconoció en la Junta de Portavoces del pasado viernes) como los demás miembros de su Gobierno desconocen las mismas”. En este sentido, ha aseverado que “cada consejero actúa de manera independiente, anunciando medidas improvisadas, sin que el resto de sus compañeros las conozca”. La realidad, ha apuntado el portavoz popular, “es que el caos se ha instaurado en el Gobierno, un Gobierno que está actuando tarde, mal, sin liderazgo ni dirección”.
“Este descontrol dentro del Gobierno de la Ciudad -ha proseguido Miguel Marín- se ha extendido a las relaciones de coordinación que debe existir, más aún en esta situación de crisis, con la Delegación del Gobierno, siendo en estos momentos prácticamente inexistentes”.

“Hay vidas en juego”
El portavoz popular ha advertido que “son muchas las vidas que están en juego, cada medida que se adopta es vital para combatir este virus y sus consecuencias, y esas medidas que se llevan a cabo deben adelantarse a los acontecimientos, cosa que en estos momentos no ocurre”.

A modo de ejemplo, ha indicado varias cuestiones, entre ellas la información sobre el cumplimiento del estado de alarma en los barrios periféricos, el hacinamiento en los centros de menores, tanto en el Fuerte de la Purísima como en el Fuerte de Rostrogordo, con grave riesgo de contagio entre ellos; la situación de los marroquíes que se encuentran en nuestra Ciudad, en el Pabellón Lázaro Fernández, sin poder pasar a su país; el material de protección para que sanitarios y otros profesionales puedan realizar sus funciones en las condiciones más seguras posibles.

Pago de facturas
Igualmente, los populares han expresado su preocupación por la situación del pago de facturas a proveedores, “máxime en estos momentos en los que las dificultades económicas de las pequeñas empresas y autónomos son evidentes”.

Del mismo modo, en su petición de convocatoria de la Junta de Portavoces, ha indicado que “son muchos los casos de negligencia e incompetencia dados en la gestión de esta crisis, tiempo habrá de analizarlos y exigir responsabilidades, ahora el Grupo del Partido Popular está ocupado y preocupado en colaborar en todo lo necesario para vencer, entre todos, al coronavirus”.

Por todo ello, el Grupo Parlamentario Popular ha destacado en su escrito a De Castro, que “dado que usted no ha atendido a las reiteradas peticiones de celebración de la Junta de Portavoces” , se acogen a lo dispuesto en el artículo 33 del Reglamento de la Asamblea de la Ciudad Autónoma de Melilla, donde se recoge en su primer punto que “la presidencia de la Junta de Portavoces convocará las sesiones por iniciativa propia, a petición de dos Grupos o a solicitud de la quinta parte de los miembros de la Cámara”.

En los dos últimos casos, ha proseguido, el presidente “deberá convocarla en plazo no superior a cinco días desde que se formule la petición, incluyendo en el Orden del Día el tema o temas propuestos por aquellos”. Y a esto se ha acogido el Grupo Parlamentario del PP en Melilla.