www.melillahoy.es

FÚTBOL-2ª DIVISIÓN B

Imagen de un encuentro de Liga de la U.D. Melilla en el presente campeonato, en el Estadio Municipal Álvarez Claro
Imagen de un encuentro de Liga de la U.D. Melilla en el presente campeonato, en el Estadio Municipal Álvarez Claro

La U.D. Melilla es el cuadragésimo club de la categoría en solicitar un ERTE

miércoles 01 de abril de 2020, 04:00h
La aplicación de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) es ya toda una realidad en la Segunda B, categoría en la que la mitad de los equipos, cuarenta de un total de ochenta, ya se han acogido a esta medida para intentar garantizar la viabilidad económica. El último en hacerlo has sido la U.D. Melilla, el pasado martes, y se sitúa en la lista en el cuadragésimo lugar.
De este modo, los equipos de la categoría de bronce del fútbol español son los siguientes: U.D. Melilla, Atlético Baleares, Langreo, Atlético Madrid B, Penya Deportiva y San Sebastián de los Reyes (Grupo I); Barakaldo, S.D. Leioa, S.D. Amorebieta, Arenas , U.D. Logroñés, Burgos, Alavés B, Haro, Calahorra, Salamanca, Real Unión, Izarra y Tudelano (Grupo II); Castellón, Cornellá, Hércules, Llagostera, Nástic, U.E. Olot, Barcelona B, Espanyol B, Badalona y Prat (Grupo III); Atlético Sanluqueño, Balompédica Linense, Real Murcia, Cartagena, Talavera, Villarrobledo, Villarrubia, Mérida, Recreativo, Don Benito y Algeciras (Grupo IV).

Diego Rivas
Por su parte, Diego Rivas, secretario general de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), en una entrevista concedida al Diario Lanza de Ciudad Real, asegura que “los ERTE en Segunda División B no son una buena solución”, pues afirmó que en esta categoría el jugador se desvincula totalmente del equipo, se le exonera de trabajar, y luego una vez que tenga que volver quizá no se encuentre en las mejores condiciones”. Sin embargo, consideró que otra cosa distinta puede pasar con los clubes de Primera y Segunda División, que sus ERTE “son de reducción de jornada”.

Abogado de AFE
Por ello, AFE sostiene que la autoridad laboral no debería aceptar los ERTE. Precisamente, el abogado del sindicato de futbolistaS, Alejandro Fernández, explica en una entrevista a la Opinión de Murcia que los jugadores “siguen entrenándose en sus casas, no hay cese de actividad y que en estas circunstancias es complicado acogerse a la fuerza mayor”. El letrado advierte de que en caso de que prosperasen los clubes no estarían legitimados “para exigir a sus jugadores que sigan ejercitándose”.
También afirmó que muchos de los jugadores lo hacen a través de video llamadas “con entrenamientos grupales”. Y más aún, en diversas ocasiones, los clubes “monitorizan todo esto y les piden a los jugadores información relacionada con lo que están haciendo”. Por tanto, el contrato “sigue estando ahí y es lo que nosotros estamos informando y asesorando a los jugadores”.
Además, dejó claro que los clubes que hagan un ERTE “no podrán ni dar instrucciones a sus jugadores” durante el período de extinción del contrato. El letrado hace hincapié en que “es decisión última de los jugadores” aceptar las condiciones que se planteen en el ERTE, y que “nosotros les damos toda la información y ya son ellos los que deciden”. Cuando salgan las resoluciones “seguiremos el mismo mecanismo”, informó a La Opinión de Murcia.