www.melillahoy.es

Este año, no podrán realizar la Romería en la Aldea (Huelva) que estaba prevista del 29 de mayo al 1 de junio

La Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Melilla el año pasado en la romería
La Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Melilla el año pasado en la romería

La Hermandad del Rocío de Melilla suspende sus actos de mayo por la crisis del coronavirus

viernes 03 de abril de 2020, 04:00h
La Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Melilla ha decidido suspender los actos que tenían previstos para el mes de mayo debido a la crisis sanitaria del COVID-19. Esta decisión se debe a que recibieron una notificación de la Hermandad Matriz del Rocío de Almonte comunicándoles que se suspendía la Romería en la Aldea (Huelva) que estaba prevista del 29 de mayo al 1 de junio por la evolución de la pandemia.
La Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Melilla informa a través de un comunicado que han decidido tomar algunas determinaciones habiendo recibido notificación por parte de la Pontificia, Real e Ilustre Hermandad Matriz de Nuestra Señora del Rocío de Almonte, de suspender la Romería del Rocío, prevista para los días del 29 de mayo al 1 de junio, debido a la evolución de la pandemia del coronavirus en España y en el resto del mundo.

Por ello, han decidido suspender la presentación del cartel de la citada Romería y el pregón que estaba previsto para el sábado 16 de mayo.

También, de suspender el suspender el triduo previsto para los días 21, 22 y 23 de mayo, así como la Romería a la Ermita de la Santísima Virgen del Rocío en la Aldea (Huelva) prevista la salida para el día 25 de mayo desde Melilla y la vuelta para el día 2 de junio.

La Hermandad pide a los fieles que se unan a la oración a la Santísima Virgen del Rocío, su Patrona, para que interceda ante el Altísimo y sea la principal fuente de fortaleza y de consuelo en estos momentos y en los que están por venir. Ahora, dejan claro, que tienen que centrar todos los esfuerzos en las familias, en las empresas, en la parroquia, en el pueblo, en los órganos que vertebran nuestra sociedad y la comunidad de creyentes.

Por último, con la confianza puesta en la Santísima Virgen del Rocío, Reina, Pastora y Madre, Patrona de Almonte, se despiden afectuosamente con un viva emocionado a la Santísima Virgen, a cuyo maternal amparo encomendamos esta hora.