www.melillahoy.es

Columna educativa

Porque no todo va a ser estudiar

Porque no todo va a ser estudiar

Por Mª Cristina Hernández González Doctora en Estudios Filológicos y profesora del IES Miguel Fernández www.igualdadmf.org

viernes 03 de abril de 2020, 04:00h
Porque no todo va a ser estudiar
La semana pasada procuramos compartir algunos consejos para familias y alumnado sobre cómo poder enfocar el estudio en los hogares durante el periodo de confinamiento. La guía didáctica que está elaborando parte del profesorado del IES Miguel Fernández es un trabajo modesto, pero sincero, probablemente no muy exhaustivo dada la rapidez con que se avecinan los acontecimientos, y quizá haya quien argumente que le falta más rigor científico (de lo que se deduce que algo de rigor sí que hay).
No en vano, es fruto de lecturas y análisis de informes y recomendaciones de especialistas y organismos oficiales, nacionales e internacionales. No sabemos si estará siendo de mucha o poca utilidad. Lo que sí sabemos es que un trabajo hecho desde la honestidad, desde la empatía para con nuestro alumnado y sus familias, teniendo siempre muy presente que la redacción y el diseño cumple una premisa básica: hay que atender a todo tipo de lectores y pensando en el mayor número de situaciones posibles. Y, sobre todo, sabemos que lo hacemos no como un ejercicio de soberbia imposición para el público destinatario, sino como una forma de ayudar, de acompañar, de entablar diálogo desde una distancia ahora urgente y necesaria. Nada sobra. Y mucho menos nadie.

Es esta una buena ocasión para agradecer también, junto al equipo de distintos profesionales que vienen desarrollando una encomiable labor por y para la ciudadanía en estos días, la paciencia y la confianza que las familias y sus hijos e hijas transmiten hacia el colectivo docente. Porque lo están haciendo bien, lo están haciendo como es esperable y deseable. Sin crispaciones. Sin alarmismos. Sin falsas noticias. Sin confusiones. Porque es lo que menos necesitan ahora nuestros jóvenes. Nos necesitan de otro modo.

Y porque no todo va a ser estudiar. Más si cabe ahora, dado que ayer comenzaron unas “vacaciones” que nos van a parecer como “nieve en primavera”. Así pues, si el otro día nuestra aportación se centraba en cómo podía el alumnado organizar sus estudios en casa, alternando actividades más o menos académicas, hoy les ofrecemos otras propuestas:
• Combina en un mismo día actividades académicas y actividades lúdicas. El concepto de “juego” puede estar en todas partes y de diversas maneras. Lo que es importante es que pongas en marcha tu creatividad.
• Realiza actividad física dentro de casa. No necesitas montarte un gimnasio. ¡Usa la creatividad! Ponte música y a bailar. Da paseos por la casa, cumple una tabla de
ejercicios. Hay tutoriales en YouTube y muchas apps para ello.
• Desarrolla tus dotes artísticas y creativas. Pintar, leer, diseñar, escribir, componer canciones, diseñar edificios, decorar habitaciones... La escritura de un diario o un blog te permitirá crear tu propia historia y plasmar tus emociones. Sé original: crea tu propio museo, sobre el tema que quieras, y compártelo en redes.

• Pero no dependas en exceso de las redes sociales. Desconecta de los dispositivos en algunos momentos del día. La saturación de información y la sobrexposición ante las pantallas puede perjudicarte emocionalmente.
• Es momento de regresar a los juegos de mesa. Además, podrás disfrutar con tu familia y descubrirás que los juegos tradicionales siempre funcionan.
• No pierdas la oportunidad de fomentar la corresponsabilidad: la cocina es una actividad también creativa y relajante, y en casa te lo agradecerán.
• Sería interesante -y divertido- preguntar a tus familiares mayores a qué jugaban en su infancia, cómo y dónde lo hacían, cuáles eran sus juegos favoritos... Investiga si podrías hacer algo parecido pero dentro de casa.

Y por último, pero quizá lo más importante, dedica siempre unos minutos al día a los demás: a preguntar a amistades, familiares, compis de clase, profes y personas de tu círculo cómo están, a animarlos en estos duros días de lejanía física. Que no te cueste decirles a tus seres más queridos que los valoras, que los añoras y que los amas.