www.melillahoy.es

Historia

Cañonero “Lauria”
Cañonero “Lauria”
1920: Meses de enero y febrero (y III)

1920: Meses de enero y febrero (y III)

José Antonio CANO MARTÍN

domingo 05 de abril de 2020, 04:00h
25-02-1920. El General Silvestre en las posiciones.

Dada la extensión del artículo solamente muestro las nominaciones importantes del mismo. Hacia Kaddur. La lápida de la Infanta. En Tisingar. La anatema del Mauro. Marcha atrás. Yerf-el-Baax y su mía. Croquis pintoresco. Taf-Sat y su servicio. Los Draas. La tumba de un héroe. De Sbuch-Sbáa a Kandussi. Homenaje conmovedor. Un beso a la Patria. El convoy de Dar Azugaj. Ain Mesauda. Los indígenas de Sidi-Aixa. La escuela española. La revista de Batel. Camino de la Plaza.

25-02-1920. Plaza y campo. El temporal de levante aumentó ayer considerablemente, obligando a que las embarcaciones menores surtas en la rada reforzaran sus amarras, suspendiendo las habituales faenas. El cañonero “Lauria” marchó a Cala Tramontana y dos barcos que cargaban mineral, emprendieron rumbo a Chafarinas, con objeto de refugiarse del temporal. En previsión de que aumente, se han adoptado por la Comandancia de Marina, las previsoras medidas de costumbre.

27-02-1920. Una barca desaparecida. Entre la gente de mar reina gran ansiedad por ignorarse el paradero de una embarcación pesquera, que marchó el lunes último de la rada con objeto de efectuar sus habituales faenas. Otras embarcaciones que salieron el indicado día, han podido regresar a puerto, aprovechando la circunstancia de haber amainado el temporal de levante que se deja sentir desde la tarde del martes, no habiendo dado ninguno de sus tripulantes, noticias que llevaran la tranquilidad al ánimo de las familias de los tripulantes de la embarcación desaparecida.

Según nos pudimos informar, la barca en cuestión pertenece a la matrícula de Melilla y es conocida por la embarcación de Roque. El patrón se llama Bartolomé, quien con los demás tripulantes, pertenecientes todos a su familia, habita en la parte alta de la ciudad. Cuando marcharon el pasado lunes, se dirigieron a un sitio conocido con el nombre de Alcanto, situado a ocho leguas de Chafarinas, donde les sorprendió el violento temporal de levante de estos días.

Para conocer la suerte que haya corrido la tripulación, que componen siete individuos, se enviaron por el comandante de Marina señor De María, telegramas a los comandantes militares de Chafarinas y Cabo de Agua. A la hora de cerrar, continua ignorándose el paradero de la embarcación, siendo bastante pesimistas, por desgracia, las referencias que se tienen.

29-02-1920. El naufragio de la barca pesquera "San Antonio". Siete infelices pescadores han perecido.

Temores que se confirman. En nuestro número del viernes y bajo el título “Una barca desaparecida”, dábamos cuenta de la ansiedad que reinaba entre los pescadores, por ignorarse el paradero de la barca “San Antonio”, que salió el lunes tripulada por siete hombres, para ganar el pan de los suyos en el rudo y peligroso oficio que tantas vidas devora. Desgraciadamente, no cabe alimentar esperanzas de que hayan podido salvarse. El cadáver aparecido en el lugar denominado “Árbol Sagrado”, entre la Restinga y Melilla, parece confirmarlo. A la hora en que escribimos estas líneas, sus compañeros se hallan convencidos de que han muerto en la lucha horrible con las olas.

Ni en Chafarinas, Cabo de Agua, ni en otro punto de la costa, se encuentran refugiados y aun cuando no está todavía de regreso la persona que fue a reconocer el cadáver de referencia, todo induce a creer se trata de uno de los tripulantes y que la mar no tardará en llevar a las playas de Mar Chica, los demás cadáveres que en su furia sepultó en sus abismos.

Lo que dice la gente de mar. Cómo debió ocurrir el naufragio. Hemos hablado con muchos marineros y patronos, acerca del naufragio y he aquí sus manifestaciones.

El lunes, salieron varias barcas pesqueras, entre ellas la “San Antonio”. El tiempo ofrecía mal cariz, pero la paralización de la pesca por los malos tiempos, tenía en atraso a los pescadores y decidieron afrontar las consecuencias. Esa barca había tenido que empeñarse en 150 pesetas y de no salir habría doblado el débito.

Algunas, al iniciarse el temporal de levante, pudieron refugiarse en Chafarinas y otras en Melilla, corriendo grave riesgo, por ser dificilísimo el arribo a esta rada con ese viento. Una abandonó las redes y cuando los tripulantes lograron ganar tierra, abrazaron a los compañeros diciéndoles: “Acabamos de nacer”. Tan apurada había sido su situación.

La barca “San Antonio” debió terminar la pesca al mediodía del miércoles, y en marcha para Melilla, cargó el tiempo. Volver a Chafarinas era punto menos que imposible y entonces decidieron ganar la rada. Los embates de las olas, anegarían la débil embarcación, terminando por hundirla. En aquellos trágicos momentos, tratarían los tripulantes de mantenerse a flote asidos a algunos objetos de madera, más la violencia de las corrientes y la furia del agua encrespada les hizo perder fuerza y ahogarse.

Los tripulantes y sus familias. He aquí los nombres de las infelices víctimas:
Patrón, Bartolomé Ruiz Cervantes, de 41 años, natural de Fuengirola. Deja esposa, madre y madre política.

José Pérez Ballester, de 31 años, natural de Cartagena. Deja esposa y una niña de diez años.

Juan Lirola, de 16 años, de Murcia. Hijastro del anterior.

Francisco Collado, de 28 años, natural de Almería. Deja madre, viuda, y tres hermanos pequeños.

Juan Manuel Vizcaíno López, de 27 años, natural de Almería, casado hace ocho meses, estando su mujer en cinta.

Juan Rivas Ruiz, de 46 años, de Torre del Mar. Deja mujer, seis hijos y madre.

José Pino Rubio, de 17 años, natural de Fuengirola, donde reside su familia. deja padres y hermano.

Gestiones del Comandante de Marina. El señor De María, ha practicado todo género de gestiones para conocer el paradero de la barca “San Antonio” y las respuestas dadas a sus telegramas han sido negativas.

El viernes le participó el interventor de la Aduana Marroquí don Andrés Sánchez que en el sitio conocido por “El Árbol Sagrado”, había arrojado la mar un cadáver e inmediatamente dispuso, en su calidad de interventor de Marina de la zona, se practicaran las diligencias del caso y el reconocimiento. Pero nos rogó no hiciéramos pública la noticia por consideración a la familia, y de buen grado accedimos a sus humanitarios deseos.

A última hora se nos dice que se trata del cadáver de uno de los tripulantes. Una comisión de pescadores nos visita. Varios compañeros de las víctimas estuvieron anoche en nuestra redacción, para darnos cuenta de la miseria en que se hallan las familias de los náufragos. Otros marineros, hicieron una cuestación y sus productos los han entregado a las infelices madres y viudas.

Les dijimos, que, anticipándonos a sus deseos y como hemos procedido en casos análogos, excitaríamos la caridad inagotable de este noble pueblo, y abriríamos una suscripción a beneficio de aquellas.Con el mismo objeto se proponen visitar a los Excmos. Sres. Comandante General y General segundo jefe.

02-03-1920. Por las familias de los náufragos del “San Antonio”. Hacíamos bien en manifestar la seguridad de que no tendrían sordos oídos los llamamientos hechos desde este lugar a las buenas almas a favor de las familias de las víctimas del naufragio de la barca “San Antonio”.

Por dicha, la caridad se ejerce aquí de modo continuo y cuando la fatalidad trae una de esas grandes desdichas, acude sin demora a donde es necesario el alivio de los dolores. Es un hecho la suscripción con el fin de hacer menos aflictivo el estado de los que con seres queridos perdieron todo medio de vida, y puede abrigarse la firme confianza de que no serán escasos los rendimientos que se obtengan.

Varios pescadores, de esos trabajadores del mar que se entregan al peligro de sus iras en busca del pan para los suyos, recorrieron anteayer en grupo, vistiendo las ropas domingueras, las calles de la ciudad, para postular a favor de las familias de los tripulantes de la “San Antonio”, y en una negra tela recogían la contribución de los transeúntes, que no se hacía esperar. Tal fue el primer paso dado con la indicada finalidad; y por la noche, los simpáticos pescadores vinieron a esta casa con el propósito de hacer entrega de la colecta. Decididos nosotros a dar toda la ayuda necesaria al caritativo movimiento, hubimos de hacernos cargo de la suma, después del recuento de la postulación.

Al llamamiento hecho se apresuraron a responder numerosas personas, y en este mismo número se da cuenta de lo recaudado, como igualmente de hará en días sucesivos, para general conocimiento. A su tiempo se designará una comisión encargada de hacer el reparto de lo reunido, en la forma que más equitativa parezca.

Todo será poco para las víctimas del mar, de ese mar que tan caro hace pagar lo que rinde y que con tan triste frecuencia lleva el luto a las familias de los pescadores, condenados a una vida dura, de constante lucha y de trágico fin muchas veces. Acudamos solícitos a los que hoy lloran a los pobres pescadores que salieron para buscar su vida y hallaron horrible muerte.

Primera lista de suscripción
Excmo. Sr. Alto Comisario........................ 250 Pesetas
Excmo. Sr. Comandante General............... 100 “
EL TELEGRAMA DEL RIF..................... 75 “
Don Álvaro Bielsa....................................... 25 “
(Además 30 bonos del Comedor Popular)
Don Rodrigo Muñoz.................................... 25 “
Primera recaudación de los
compañeros de la víctimas............................683’70 “
Una señora.................................................... 5 “
Otra señora..................................................... 5 “
Suma . . 1.168’70 “
NOTA.- Se reciben donativos en nuestra Administración
02-03-1920. El temporal de Levante. Ayer tarde comenzó a decrecer el temporal de Levante que desde hace varios días se deja sentir con violencia en estas costas, lo que obligó a cerrar el puerto en las primeras horas de la mañana. De Nador se recibieron ayer noticias comunicando que en la Bocana de Mar Chica habían aparecido los cadáveres de dos de los infortunados tripulantes de la barca pesquera “San Antonio”, de cuyo triste fin tienen conocimiento los lectores.

Los cadáveres, según las noticias a que nos referimos, no pudieron ser identificados. El furioso oleaje impidió que el vapor “General Gordón” y varios veleros, efectuaran las operaciones de descarga de mercancías.

En Cala Tramontana se encuentran refugiados del temporal, el cañonero “Recalde” y el vapor “Castilla” y en Chafarinas los vapores “Barceló y “Gandía”. Al “Recalde” se le han enviado por tierra gran cantidad de víveres.

Ayer a medio día llegó procedente de Cala Tramontana el velero “Caera”, propiedad de un pescador llamado Felipe. La travesía fue en extremo peligrosa y difícil, siendo verdaderamente extraordinario que pudiera llegar al puerto. En Málaga continúan hasta tanto no amaine el temporal, los vapores “Monte Toro” y “Sister”. Mañana son esperados el “Vicente la Roda” y “Vicente Puchol”, conduciendo expediciones de reclutas. Como al principio decimos, a media tarde comenzó a caer bastante el temporal, continuando no obstante, suspendidas las faenas de costumbre.

03-03-1920. Aumenta el temporal de Levante. El temporal de Levante que desde hace varios días se deja sentir con extraordinaria violencia y que había amainado algo en la tarde del lunes, adquirió ayer mañana mayor intensidad, hasta el extremo de presentar ayer tarde el mar imponente aspecto... El vapor “Castilla” que llegó de Cala Tramontana, donde se hallaba refugiado del temporal, no bien hubo llegado al puerto, vióse precisado a marchar rápidamente con rumbo al lugar que había abandonado, no pudiendo efectuar la descarga
Los vapores “Gandía” y “General Gordén” que debían marchar a Chafarinas y Sevilla, respectivamente, se vieron obligados a suspender sus viajes, enmendando el fondeadero y adoptando todo género de previsoras medidas. El barco que se hallaba ayer tarde en más peligrosa situación era el portugués “Fernanda”, de la matrícula de Viana de Castelho, al que hubieron de facilitarse a última hora amarras más fuerte de las que disponía.

Otro barco procedente de Chafarinas a donde llegó en viaje desde Orán, que se vió precisado a tomar fondeadero de relativa seguridad, fue el “Hirondelle”. Este junto a los demás vapores, continuaron toda la noche aguantando los furiosos embates del temporal, que como antes decimos, aún dentro de la rada, se dejaba sentir con violencia cada vez más acentuaba.

El portugués “Fernanda” era el que en más peligrosa situación se encontraba, por no haber podido enmendar el fondeadero. A las ocho de la noche, una de las balandras que se hallaban en el puerto, la llamada “Ciudadelano”, azotada por el incesante oleaje, perdió una de las amarras y como corriese grave riesgo, comenzó a dar pitadas demandando auxilio.

La también balandra “Carmen Flores” que se hallaba cerca de aquella, en previsión de que se le viniera encima, disparó varios cohetes de alarma. Acudieron las autoridades de Marina procediendo a efectuar los trabajos de salvamento, para lo cual la Compañía Española de Minas del Rif, facilitó un ancla.

Con las consiguientes dificultades, pudieron llegar de Chafarinas, los botes a motor, conocidos por los de “Chorbi”, Gálvez y los “Chiquitos” y otro bote también a motor, propiedad de un pescador llamado Felipe, que se hallaba en Cala Tramontana.

Enormes olas saltan continuamente por encima del espaldón del muelle Villanueva, haciendo imposible el tránsito por éste. En el muelle Becerra, buscaron seguro refugio infinidad de embarcaciones pesqueras. Frente al Muro X aparecían varadas más de treinta embarcaciones. El peligro corrido por la balandra “Ciudadelano” pudo ser conjurado con el segundo anclete que facilitó la Compañía Española de Minas del Rif, pues el primero que se utilizó no fue bastante a contener el ímpetu del oleaje.

Bibliografía…. El Telegrama del Rif