www.melillahoy.es
En una de las agresiones, el investigado cogió a su pareja por el cuello para estrangularla hasta que perdió el conocimiento
Ampliar
En una de las agresiones, el investigado cogió a su pareja por el cuello para estrangularla hasta que perdió el conocimiento (Foto: Diario Canarias 7)

A prisión un melillense acusado de intentar matar a su pareja sentimental en Gran Canaria

Permanece en calidad de investigado por tentativa de homicidio, maltrato habitual en el ámbito familiar y lesiones, según el diario Canarias 7.- La víctima declaró que sufrió un maltrato continuado a lo largo de los últimos años

lunes 06 de abril de 2020, 04:07h
El Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Las Palmas de Gran Canaria ha decretado el ingreso en prisión comunicada y sin fianza de un melillense llamado Mohamed. M. H, que está acusado de haber intentado acabar con la vida de su pareja sentimental en Gran Canaria. Permanece en calidad de investigado por los delitos de tentativa de homicidio, maltrato habitual en el ámbito familiar y lesiones, según ha informado el diario Canarias 7.
Este periódico regional indica que fue la madre de la víctima la que denunció los hechos en Gran Canaria. Por este motivo, el sujeto fue detenido y puesto a disposición de la magistrada titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2, María Auxiliadora Díaz, quien decretó la orden de ingreso en un centro penitenciario.
Según el auto judicial, el acusado, que nació en Melilla, atacó presuntamente en varias ocasiones a su mujer y en una de ellas la cogió por el cuello para estrangularla hasta que perdió el conocimiento. La víctima declaró que sufrió un maltrato continuado por parte del acusado a lo largo de los últimos años, pero nunca se había decidido a denunciar estos hechos.

Los hechos
El auto judicial revela como la víctima relató malos tratos, vejaciones e insultos habituales. Expuso que el investigado había estado en tratamiento de deshabituación por alcohol y drogas, aunque había vuelto a beber. Además, contó que la había agredido cuatro o cinco ocasiones en su vida y que una noche en febrero, cuando regresaban de una cena de empresa, en el coche empezó a insultarla y a decirle que no iban a llegar a Las Palmas y tampoco iba a volver a ver su hijo, para luego, coger una rebeca y atársela en el cuello, tirando fuertemente de la misma con la intención de asfixiarla.
En días posteriores, volvió a discutir con ella y la llamó «loca, puta vieja» y la cogió por el cuello fuertemente, le dio una patada en el costado y la tiró al suelo, perdiendo la víctima el conocimiento.
Por este motivo, el acusado llamó a la hija de la denunciante y le dijo que su madre se encontraba tirada en el suelo, que estaba haciendo el paripé y que viniera a la casa.
El relato de la mujer fue corroborado de forma íntegra en sede judicial por la hija de la pareja y por su madre que fue la que realizó la denuncia, tal y como informa Canarias 7.