www.melillahoy.es

El Cautivo permite la liberación de una interna del centro penitenciario aún sin salida procesional

Acto de liberación del preso de 2019
Acto de liberación del preso de 2019

La mujer abandonó ayer mismo el centro, con todas las certificaciones precisas y deberá guardar cuarentena en su casa

jueves 09 de abril de 2020, 04:00h
Las medidas de control para combatir el coronavirus, como el confinamiento de la población, ha dejado a Melilla sin las tradicionales salidas procesionales de Semana Santa, pero eso no ha sido óbice para que, por mediación de la Cofradía del Cautivo, este Jueves Santo se lleve a cabo la liberación de un interno del centro penitenciario, en este caso una mujer que hoy podrá volver con su familia, pero deberá guardar en casa la cuarentena de rigor.
En declaraciones a este Diario, el director del centro penitenciario, Francisco Rebollo, confirmó que, aunque la Cofradía del Cautivo no podrá cumplir este Jueves Santo realizar su estación de penitencia, sí que será posible llevar a cabo la liberación del que será el interno número veinte, cumpliendo una tradición instaurada hace ya dos décadas.

Este año la persona que por mediación de la Cofradía ha visto adelantada su pase al tercer grado y, con ello, su salida de prisión, es una mujer de 41 años, con familia numerosa. De haber habido salida procesional, esta mujer hubiese podido acompañar al Cristo vestida de penitente, si así lo hubiese decidido. El acto de liberación, consistente en la lectura de la pertinente resolución judicial, se llevaría a cabo en plena Avenida.
“Para no perjudicar a la interna al no celebrarse el acto de liberación, se ha determinado que abandone el centro penitenciario este mismo Jueves Santo, “aunque los trámites burocráticos se realizarán cuando pase la situación sanitaria”, indicó Rebollo.

En cualquier caso, la mujer, que ya no tendrá que volver al centro a pernoctar, deberá quedarse en su casa y guardar cuarentena como el resto de melillenses. “Será llamada para realizar los controles necesarios en su momento”, afirmó el director del centro.

Cofradía
El gestor delegado de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Cautivo y María Santísima del Rocío, Gregorio Castillo, reconoce que la Semana Santa de este año resulta cuanto menos atípica, con restricciones que hace que “estemos confinados sin por hacer nada”. Esto no impide que “estemos en contacto con los grupos de la cofradía orando en familia, siguiendo las oraciones que nos indica el vicario y nuestro director espiritual, pero lo fundamental es estar con la familia”.

En cuanto al acto de liberación, señaló que no es posible llevarse a cabo como ha venido ocurriendo en los últimos 19 años, en esta ocasión sería la edición número 20, pero tiene claro que la mujer que en esta ocasión pasará al tercer grado, se beneficiará del programa, como todos los internos anteriores. “No habrá foto de la liberación, pero el auto se cumplirá y trabajaremos en su seguimiento, prestando la ayuda que esté en nuestras manos para ayudarla en su reinserción, pero nos pondremos en contacto con ella cuando se levante el estado de alarma”, explicó Castillo.

Manifiesta que “lo importante, lo primordial en estos momentos es salir de esta situación tan delicada en la que todos estamos tan preocupados, y lo que nos queda es estar recluidos en casa, seguir las oraciones y encomendarnos a nuestros titulares pidiendo su protección para salir de todo esto lo antes posible”. Asegura que todo esto nos hará ver y apreciar las cosas desde otro punto de vista más humano.

Procesión de alabanzas
El responsable de la Cofradía del Cautivo apuntó que cuando toda la cuarentena pase, se reunirá la Agrupación de Cofradías para analizar lo ocurrido y con el vicario para estudiar la posibilidad de poder celebrar en septiembre algún tipo de acto de celebración. Indicó que el Papa ha dejado en manos de los obispos el poder organizar en septiembre alguna salida procesional, por lo que habrá que esperar la decisión del obispo de Málaga y cual es su postura.

Gregorio Castillo señala que es prematuro hablar sobre este asunto porque aún quedan muchos meses y reconoce que es imposible adelantar acontecimientos, ni si se va a organizar algún tipo de acto en esa fecha o alguna procesión de alabanza. Todo está en manos de la decisión del Obispado.