www.melillahoy.es
El Señor de Melilla recorriendo las calles el año pasado
El Señor de Melilla recorriendo las calles el año pasado

La Cofradía del Nazareno acompaña a sus sagrados titulares encendiendo una vela y rezando desde casa

La hermana mayor señala que lo que más pena le da es no poder estar con su comunidad celebrando estos días en convivencia

jueves 09 de abril de 2020, 04:00h
Los hermanos y cofrades de la Real Cofradía y Hermandad Franciscana de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de los Dolores acompañaron ayer, en el Miércoles Santo, a sus titulares encendiendo una vela y rezando desde casa. La hermanda mayor de la Cofradía, Francisca Muñoz, apuntó que lo que más pena le da de esta situación es no poder estar con su comunidad, en la Iglesia, celebrando estos días en convivencia y con la ilusión de las estaciones de penitencia. Además, recordó que están cosiendo mascarillas de tela para los colectivos y entidades que lo necesiten.
La hermana mayor de la Cofradía del Nazareno, Francisca Muñoz, explicó ayer a este Diario que esta Semana Santa la están viviendo en casa y echando de menos esos momentos que comparten en comunidad, el día a día, las celebraciones, la convivencia, preparar cosas y tener la ilusión de sacar los pasos.

Resaltó que el martes hicieron un encendido de velas a través de las redes sociales, cada uno de los costaleros se grabó en su cada porque “también las plegarias suben al cielo para pedir por todo este sufrimiento”.

“Este virus nos une más”
Sobre qué es lo que más le da pena, apuntó que es el no poder estar con su comunidad, en la iglesia celebrando estos días tan intensos y la convivencia, y por supuesto, que los hermanos y cofrades puedan sacar a la calle las imágenes, las estaciones de penitencias, etc.

Muñoz cree que este virus está uniendo más a los seres humanos porque se está recapacitando, pero son días de “mucho rezo, de pedirle a la Virgen de las Lágrimas que cese esto, que ruegue pro nosotros, que nos cuide y que se haga la voluntad de Dios porque nunca nos abandona”.

La Cofradía del Nazareno tenía algunas novedades previstas para este año, pero ya las dejarán para el próximo.

En cuanto a la posibilidad de realizar un acto público en el mes de septiembre, respondió que tendría que hablarse, pero no le parece mal. “Todo lo que sea hacer una catequesis en la calle me parece bien, si así lo deciden las autoridades competentes, el vicario episcopal y la Agrupación de Cofradías, se hará con mucho gusto y muchas ganas”, sostuvo.

Dejó claro que el sentimiento de fe está presente haya o no estaciones de penitencia, y hacer catequesis en la calle le parece bien y el Nazareno participará. Muñoz quiere que se pongan de acuerdo todas las Cofradías de Melilla porque cree que es algo que hay que hacer entre todos.
“Como dicen mis costaleros ¡Todos de frente, al cielo con ella!, vamos a afrontar lo que venga, de la mejor manera, y le llevaremos nuestras plegarias, rezaremos y estaremos con todas las personas que lo necesiten”, remarcó.

La hermana mayor de la Cofradía pidió a los cofrades y a los hermanos que acompañen al Nazareno y a la Virgen de las Lágrimas en su Miércoles Santo, “que nos pongamos en manos de Dios, hagámosle hueco en casa, que no desconfiemos, confiar en él, pedir, rezar y estar contentos porque todo esto pasará”.

Por último, hizo un reconocimiento a todas las personas que están colaborando para superar la pandemia, al personal sanitario, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y militares.

Mascarillas para quien lo necesite
La hermana mayor de la Cofradía indicó que están confeccionando mascarillas, gorros para las personas que lo requieren porque están dispuestos a colaborar en lo que haga falta.

Aseguró que han entregado casi 400 mascarillas de tela a diferentes personas, entidad y colectivos, que la hacen dobles para luego, poder añadir un filtro, por ejemplo, como el de una cafetera, una servilleta o papel de horno. Aunque recordó que hay que cambiarlo y seguir la rutina de lavarse las manos, llevar guantes y lavar la mascarilla a 60 grados o plancharla que también es efectivo para desinfectarla.