www.melillahoy.es

El Partido Popular de Melilla “estalla” contra la guerra interna en el Gobierno de Eduardo de Castro

El Partido Popular de Melilla “estalla” contra la guerra interna en el Gobierno de Eduardo de Castro

A la petición de dimisión de De Castro que le formula el senador Imbroda, se añaden las manifestaciones de Miguel Marín que lo califican de “un peligro para Melilla”

domingo 12 de abril de 2020, 04:13h
El Partido Popular de Melilla ‘estalla’ contra el Gobierno de la Ciudad Autónoma encabezado por Eduardo de Castro, por cómo se está gestionando la crisis del coronavirus a causa de la “guerra interna” existente entre los partidos que lo forman. El malestar de los populares se traduce no solo en la petición del senador Juan José Imbroda de que Eduardo de Castro tiene que dimitir, sino también en las manifestaciones del diputado del PP Miguel Marín que considera que se ha convertido “en un peligro para la ciudad”.
Las últimas comparecencias y manifestaciones de los responsables del Partido Popular en Melilla dejan de manifiesto su malestar con el Gobierno de Eduardo de Castro, por la “guerra interna” que dice enfrenta a los partidos que lo conforman y que se traduce en “contradicciones” que “en tiempos tan fatídicos como los actuales, no son buenos para Melilla”, según fuentes del PP.

Ejemplo del malestar de los populares es que, en los últimos días, su presidente y senador, Juan José Imbroda, ha pedido directamente la dimisión de Eduardo de Castro por la polémica acerca de la partida del Buque Galicia. En relación a este asunto, la diputada local del PP, Isabel Moreno, responsabilizada ayer en redes sociales de la marcha del buque a la secretaria general del PSOE, Gloria Rojas, una vez que Aberchan se desvinculaba de este hecho y, de paso, al propio De Castro. “Duda resuelta -señala Moreno-, ya sabemos quién autorizó que el buque Galicia se fuera, Señora Glorias Rojas, desvestir a un santo para vestir a otro es una gran negligencia e irresponsabilidad. Eliminar recursos de Melilla no tiene justificación. Explíquese ante los melillenses”, le insta.

Un peligro
Por su parte el secretario general del PP en Melilla, Miguel Marín, criticó que hace unos días el presidente de la Ciudad, Eduardo de Castro, asegurara que “gracias a sus gestiones llegaba a Melilla un buque medicalizado y que lo hacía para mejorar la dotación sanitaria de la ciudad, pero el jueves el buque se marchó”, por lo que interpreta que “engañó a la ciudadanía y que sólo le preocupó hacerse la foto y no el interés de los melillenses”.

El también diputado del PP en la Asamblea de Melilla, señala que es preciso se aclare quién trasladó a Defensa que ya no era necesario que el Galicia siguiera en la ciudad, porque apunta a autoridades locales. “La máxima autoridad local es el presidente de la Ciudad y queremos saber si ha sido él, él y su consejero de Gobierno, o De Castro y Gloria Rojas (PSOE), los que han trasladado esta negligente y falsa información, porque si en algún sitio de España hacen falta ucis y respiradores es Melilla”, asevera.

Marín afirma que “hay que ser muy temerario e irresponsable dejar mermadas nuestras infraestructuras sanitarias en un momento crítico como el que nos encontramos, y De Castro se ha convertido en un peligro para Melilla, en un peligro para la salud de los melillenses”. Señaló que De Castro fue el que “hace unos días dijo que en Melilla había material sanitario de sobra, cuando los propios test rápidos que ha pedido la Ciudad aún no han llegado”. Por este motivo, añade, “esta persona no puede estar un minuto más al frente del Gobierno de la Ciudad, porque no hablamos de cuestiones económicas, sino de que está en juego la vida de los melillenses”.

Marín reitera la necesidad de que se levante en Melilla un hospital de campaña “totalmente equipado y con el personal suficiente para apoyar en el caso de ser necesario al hospital comarcal, dado el número tan reducido de camas de UCI y respiradores con que cuenta el hospital”.

Gobierno central
Pero el malestar de los populares no se limita al Gobierno local, sino que también critican el comportamiento del Ejecutivo central, en especial tras la aparición de un segundo caso positivo entre los mayores de la residencia del IMSERSO que ponen de manifiesto, según el PP, la necesidad de generalizar los test rápidos de diagnóstico.

El PP presentó hace unas semanas una batería de preguntas al Gobierno central sobre cómo se han gestionado los focos más esenciales de una potencial propagación del virus, como son residencias de mayores, centros de acogidas de menores, marroquíes atrapados en la ciudad y atención a inmigrantes que han llegado en los últimos días a la ciudad. Pero señalan que no han obtenido respuesta.

El Partido Popular lamenta la “descoordinación“ entre los partidos del Gobierno local y entre la Ciudad Autónoma y la Delegación del Gobierno, y expresan su “máxima preocupación por la gestión de la crisis”. Especialmente “preocupante” califica el PP el hecho de que “los enfrentamientos entre los partidos que forman el gobierno de la ciudad sean continuos y abiertos ante la opinión pública”.