www.melillahoy.es
José Luis López Belmonte, integrante del Secretariado de SATE-STEs
José Luis López Belmonte, integrante del Secretariado de SATE-STEs

SATE-STEs exige a la Dirección Provincial el cierre de los centros educativos

Desde este sindicato creen obligada esta decisión “por la seguridad y la salud de todos los docentes de Melilla”

martes 14 de abril de 2020, 04:03h
Por otro lado, y no menos importante, solicitan que se “dote del profesorado que haga falta en los centros y se proceda a las sustituciones que se necesitan para que ningún alumno, en estos momentos y con más razón, se quede sin profesor”. De igual modo, consideran que, “ahora más que nunca, es necesaria la cordura y ser razonable”.
El Sindicato Autónomo de Trabajadores de la Enseñanza de Melilla (SATE-STEs), a través de un comunicado de prensa, comenzaba asegurando que “una vez prorrogado -y han dejado entrever que habrá más prórrogas- el estado de alarma y el consiguiente confinamiento de los ciudadanos para evitar la extensión de la pandemia, los docentes de Melilla han recibido instrucciones comunes y generales de la Dirección Provincial, instrucciones que nada dicen del cierre de los centros educativos”, se lamentaban.
Y es que SATE-STEs ya exigía antes de las vacaciones el cierre total de los centros “como medida necesaria para garantizar la seguridad de su personal, docente o no, directivo o no”, tal y como aseguraban había sucedido en todas las comunidades autónomas e incluso en Ceuta, que, como recordaron, “se rige por las mismas normas que Melilla”. Y así lo exigió también el Comité de Salud Laboral, con el apoyo de la Junta de Personal.
Los responsables de este sindicato insistían en el cierre total de los centros para, como explicaron, “evitar desplazamientos y contactos de riesgo para que no se faciliten excusas para movimientos que no deben darse, para garantizar el control de la pandemia y, lo que es más importante, porque así lo exige la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, ya que esta es una situación de riesgo real para los docentes, para el personal de servicios y para el resto de la comunidad educativa”.
Por tanto, instan a esta administración a que “apoye a sus docentes y a los equipos directivos de los centros, salvaguardando su salud y facilitando la realización de sus funciones sin riesgo alguno. Preocupándose por los docentes que no han parado estos días de vacaciones en su empeño de preparar materiales a sus alumnos y no tanto en realizar un control del tiempo que han necesitado”, apuntaron.
Por otro lado, y no menos importante para SATE-STEs, reclaman a la Dirección Provincial del Ministerio de Educación y FP que “dote del profesorado necesario en los centros y proceda a las sustituciones que se necesitan para que ningún alumno, en estos momentos y con más razón, se quede sin profesor”.
Desde el Sindicato Autónomo de Trabajadores y Trabajadoras de la Enseñanza de Melilla consideran que, “ahora más que nunca, es necesaria la cordura y ser razonable. Primero cumplir con nuestra obligación social de respetar el confinamiento y, segundo, hacer nuestra labor docente de la mejor manera posible, sin que se exijan trámites burocráticos que más que ayudar puedan entorpecer, otorgando por una vez, al menos, la merecida confianza en la profesionalidad de los docentes de Melilla”, que creen que hasta ahora “ya han tenido que sustentar la educación con numerosas trabas, ratios ilegales e insoportables, falta de centros educativos, escasez de plantilla y un largo etcétera”, recalcaron.