www.melillahoy.es
Los alumnos de 4º de Enfermería han creado un vídeo en apoyo al personal sanitario
Los alumnos de 4º de Enfermería han creado un vídeo en apoyo al personal sanitario

Más de 30 alumnos de 4º de Enfermería están preparados por si tienen que ejercer de auxilio sanitario en el Hospital Comarcal

La decana de la Facultad de Ciencias de la Salud destacó que están trabajando mucho para cumplir con el calendario, no perjudicar a los alumnos en la calidad de la docencia a la hora de las evaluaciones y mantener los estándares

jueves 16 de abril de 2020, 04:00h
La decana de la Facultad de Ciencias Sociales de Melilla, María del Mar Alfaya, explicó a este Diario que elaboraron, en base a la orden ministerial del Gobierno central, un listado con los alumnos de 4º de Enfermería para que puedan ejercer de auxilio sanitario si hiciese falta para luchar contra el COVID-19. Apuntó que notificaron a la Consejería de Salud Pública, IMSERSO e INGESA que en la ciudad hay en torno a 30 estudiantes del último curso que están “dispuestos y preparados” para acogerse a ese decreto y colaborar en el Hospital Comarcal. Además, destacó que están trabajando mucho para no perjudicar a los alumnos por esta situación en la calidad de la docencia a la hora de las evaluaciones y mantener los estándares.
María del Mar Alfaya, decana de la Facultad de Ciencias de la Salud de Melilla, dejó claro que no han dejado de trabajar porque llevan con las clases telemáticas desde mediados del mes de marzo, no desde la semana pasada. El pasado 5 de marzo, apuntó que ya les notificaron que se suspendían las prácticas y a la semana siguiente se terminaron las clases presenciales.

Hizo hincapié en que llevan ya “mucho tiempo” con esta situación, pero desde el minuto cero están trabajando “muchísimo”, e incluso en Semana Santa se han reunido por videoconferencia para hablar de asuntos académicos. Por ejemplo, el martes estuvo desde las nueve de la mañana hasta las ocho de la tarde y ahora, tiene pendiente corregir unos 50 ejercicios de sus alumnos para poder darles las notas.

En cuanto a cómo se están llevando a cabo las clases, detalló que, desde hace años cuentan con una plataforma digital, que antes se llamaba ‘Campus Andaluz Virtual’ para todas las Universidades andaluzas, con algunas asignaturas que eran medio presenciales además de otra plataforma que tiene un abanico grande de actividades para la docencia online.

Alfaya remarcó que antes se utilizaba esa herramienta un 10% y ahora tiene que ser al 100%, pero la Universidad de Granada (UGR) pone muchas facilidades a los docentes y están realizando cursos y tutoriales para que puedan explotar el recurso virtual que es “muy grande y muy bueno”.

Sobre cómo están respondiendo, la decana expuso que hay profesores a los que les cuesta más porque han sido “más tradicionales y otros que menos”, en general, el alumnado ha respondido muy bien, “lo único que tienen ahora mismo es mucha incertidumbre de cómo van a ser las evaluaciones”.

También, otra de las preocupaciones son los Trabajos Fin de Grado (TFG) para los de último curso y que va a pasar con las prácticas de 3º y 4º de Enfermería y Fisioterapia, pero la decana tuvo el martes otra reunión para hablar estos temas y ayer tuvieron otra para desarrollar un documento “más definitivo” para que todos tengan instrucciones y el alumnado esté “más tranquilo” en cuanto a las dudas.

Recordó que todas las Universidades andaluzas ya comunicaron que el resto del curso académico 2019-2020 será de forma virtual, es decir, que ya no habrá clases presenciales. Alfaya señaló que quedan pendientes las defensas de los TFG que se hacen ante un Tribunal y son orales además de las prácticas externas que “se deja una puerta abierta por si de aquí a septiembre la cosa cambia a mejor y pudieran incorporarse”. Aunque en su opinión, no cree que puedan incorporarse porque en septiembre vuelve a empezar el curso otra vez.

Los estudiantes de 4º de Enfermería crean un emotivo vídeo
Sobre cómo llevan los alumnos de Enfermería la crisis sanitaria, la decana de la Facultad de Ciencias de la Salud respondió que al principio a los de 4º les sentó muy mal e incluso intentaron hacer una manifestación pública porque veían “injusto no seguir haciendo las prácticas y querían seguir reivindicando su formación, las ganas de colaborar y de no estar pasivos ante esta situación”. Alfaya se reunió con ellos y les explicó que no era algo que se pudiera decidir porque partía de medidas a nivel general de tipo sanitario y de la Universidad, finalmente lo entendieron porque “ante una pandemia una de las medidas que se toman es cuanto menor círculo de personas haya en un núcleo es mejor, que estuvieran allí 80 alumnos no era operativo”.

Por ello, los estudiantes de 4º de Enfermería han llevado a cabo un vídeo en apoyo a los sanitarios que hasta incluso ha publicado el Consejo General de Enfermería en su página web porque ha sido viral a nivel nacional. “Ellos se han solidarizado, y a nivel personal se han ofrecido a ir, están deseando hacer algo, pero comprenden que no puede ser”, afirmó.

Como decana dejó claro que se han ido tranquilizando porque sus graduaciones no van a sufrir ningún retraso, y les van a facilitar “toda la formación, simulaciones y otra metodología”.
“El vídeo es una muestra de lo que ya conocíamos, tienen una actitud de responsabilidad, solidaridad y conciencia de lo que va a ser su profesión, eso les va a allanar cualquier problema en cuanto se incorporen al mundo laboral, tienen ansias de aprender y de prestar servicios”, concluyó.

En este sentido, explicó que a los alumnos de 4º no les supone ningún problema porque les han quedado muy pocas prácticas por hacer y la Facultad está preparando material que “nunca suple la práctica directa, pero hay muchas formas simulación, muchos medios para que las compensen las prácticas”. Para los de 3º, advirtió de que se tendrá que ajustar lo que queda de curso con otro tipo de enseñanzas y en el curso que viene, incluir todo lo que se pueda de lo que se ha dejado de hacer.

La decana de la Facultad indicó que es optimista y están trabajando mucho porque el objetivo principal de la Universidad de Granada es que, en la medida de lo posible, se pueda cumplir con el calendario, no retrasar ni demorar el cierre del curso, y que el alumnado se perjudique lo menos posible por esta situación tanto en la calidad de la docencia que reciba a la hora de ser evaluado y mantener los estándares que se exigen además de los compromisos para que adquieran las competencias.
“Sabemos que vamos a cerrar el curso, pero van a quedar secuelas para el que viene y estamos pensando ya en eso”, sostuvo.

Respecto a la parte de gestión, destacó que se está haciendo a través de videoconferencia y que el viernes tiene una reunión para hablar de todas las modificaciones en docencia y la semana que viene, se reunirá la Junta de la Facultad con los estudiantes.
“Estamos sin parar de hacer cosas y trabajando mucho más que si hubiera clases presenciales porque el estado de alarma ha supuesto que en el correo no dejen de llegar instrucciones de la UGR, Facultad, dudas de alumnos y docentes”, concluyó.

“En Melilla había unos siete estudiantes de la Península”
La decana de la Facultad de Ciencias de la Salud resaltó que la Universidad de Granada publica en su web https://covid19.ugr.es/ toda la información con respecto a la crisis sanitaria y hubo una resolución para los estudiantes que quieren volver a sus residencias habituales. Señaló que cuando antes de que se decretara el estado de alarma, hubo estudiantes que no tenían prácticas y decidieron irse a sus domicilios y ya no volvieron.

También, hubo otros alumnos que sabían que iba a llegar la Semana Santa y se habían cortado las clases presenciales, por lo que, antes de que la situación fuera “más estricta” se fueron. En Melilla, apuntó que se habían quedado muy pocos, como mucho siete estudiantes y se han puesto en contacto con la decana y con la Vicedecana de Estudiantes para poder regresar a sus residencias habituales.

Alfaya explicó que otro de los problemas que no saben cómo van a poder resolver es que algunos estudiantes se fueron a la Península pensando que iban a volver antes, tienen los pisos, deben seguir pagando alquiler, “muchos no se lo pueden permitir, pero también se dejaron sus cosas personales en Melilla”.