www.melillahoy.es
Ayer estaba previsto que finalizara el traslado de los más de 300 marroquíes bloqueados a la primera planta de la Plaza de Toros, que ha sido habilitada “en tiempo récord”
Ampliar
Ayer estaba previsto que finalizara el traslado de los más de 300 marroquíes bloqueados a la primera planta de la Plaza de Toros, que ha sido habilitada “en tiempo récord”

La Ciudad crea una zona de cuarentena para migrantes en la segunda planta de la Plaza de Toros

Se destinarán allí a posibles “focos” de contagio de coronavirus que se puedan detectar en el centro de menores, el CETI o los marroquíes bloqueados por el cierre fronterizo que han sido realojados en la primera planta del coso

jueves 16 de abril de 2020, 04:00h
La Ciudad Autónoma de Melilla está habilitando una zona de cuarentena en la Plaza de Toros para destinar allí a posibles “focos” de contagio de coronavirus que se puedan detectar en el centro de menores de La Purísima, el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) o los marroquíes bloqueados por el cierre fronterizo.
En rueda de prensa, el consejero de Salud Pública, Mohamed Mohamed Mohand, recordó que estos centros sufren en Melilla una aglomeración de personas, de ahí la necesidad de contar con un espacio para poder separar esos “posibles focos”.

Así, indicó que en el centro de protección de menores se encuentra en “una situación difícil de asumir”, con 900 menores acogidos, mientras que el CETI cuenta con “1.600 juntas” en un mismo recinto, aunque se les ha separado por carpas.
A estos dos centros se suma la situación de los más de 300 marroquíes atrapados en Melilla por el cierre de las fronteras terrestres con Marruecos, que “han sido abandonados por Marruecos” en la ciudad y a los que la Ciudad Autónoma le ha dado cobijo porque era su “obligación”.
Debido al confinamiento por el estado de alarma, este colectivo sin hogar en Melilla fue acogido en un primer momento en el pabellón Lázaro Fernández, aunque días después se le trasladó a un campamento cerca del perímetro fronterizo tras las molestias ocasionadas al vecindario, y el lunes comenzó su traslado a la Plaza de Toros por la inundación de sus carpas.

Finaliza el traslado
Ayer estaba previsto que finalizara el traslado de este colectivo, formado por más de 300 personas, a la primera planta de la Plaza de Toros, que ha sido habilitada “en tiempo récord”. Ellos ha permitido ofrecerles unas instalaciones confortables con baños, duchas, habitaciones colectivas e individuales, zona de esparcimiento y comedor.
También se va a habilitar una zona de rezo para los musulmanes, que se une a la capilla de la Plaza de Toros, de la que pueden hacer uso los acogidos que sean de confesión cristiana.
De igual modo, se ha destinado el quirófano y la clínica del coso taurino para el personal de la Cruz Roja que presta servicio sanitario allí durante las 24 horas.
Para el consejero, se trata de unas instalaciones “considerablemente buenas” y, a su juicio, las personas sin hogar en Melilla que han sido acogidas deben permanecer allí, a pesar de que el presidente de la Ciudad Autónoma, Eduardo de Castro, apuntó días atrás que se seguían buscando otras ubicaciones alternativas.

No se hizo el traslado por la “presión social”, según Mohand

El consejero de Salud Pública, Mohamed Mohamed Mohand, negó que el traslado de los marroquíes bloqueados del campamento del V Pino a la Plaza de Toros se haya realizado “por presión social” después de la difusión de vídeos en los que se veían las condiciones en las que se encontraban acogidos, sobre todo el fin de semana, cuando llovió y el agua entró en las carpas.
En este punto, aclaró que su actuación “responde al interés general”, aunque admitió que la decisión se retrasó el domingo durante diez horas porque se produjo un “sano debate” entre los miembros del Consejo de Gobierno respecto a si la Plaza de Toros era el lugar más adecuado para acogerlos, y que se prolongó “más de lo deseado”.
Dijo que se fue al V Pino en la noche del domingo porque no podría quedarse en casa “sabiendo que 300 personas, por la demora de las decisiones, se quedaban a la intemperie”. Sobre las tres de la madrugada del lunes, señaló el consejero, fue cuando surgió la posibilidad de trasladar a una treintena que estaba en peores condiciones a una nave industrial cercana cedida por un particular a través de Amin Azmani, a quienes les dio las gracias.

Los subsaharianos que saltaron la valla se quedarán en el V Pino

Los 55 inmigrantes subsaharianos que el lunes 6 de abril saltaron la valla también podrían ser trasladados a la Plaza de Toros en el caso de que no puedan seguir guardando su cuarentena de 14 días en la zona habilitada para ellos en el V Pino, si bien el consejero dijo que la idea es que se queden allí porque están “en una situación cómoda”.
A estos inmigrantes se les está sometiendo diariamente a un estudio clínico individualizado y, si cuando acaben su cuarentena siguen sin mostrar síntomas de coronavirus, se les trasladará al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI).