www.melillahoy.es

Belmonte insiste en que hay muchos alumnos que se siguen quedando fuera del sistema al no tener Internet en casa

Imagen de la vuelta al cole en septiembre del año pasado
Imagen de la vuelta al cole en septiembre del año pasado

La FAMPA aboga por que el curso que viene comience el día 1 de septiembre si no hubiese suspensos

lunes 20 de abril de 2020, 04:00h
El presidente de la FAMPA, Guillermo López, explicó a este Diario que el curso académico 2020-2021 podría empezar a partir del 1 de septiembre en el caso de que no hubiese recuperaciones ni alumnos que hayan suspendido asignaturas. De esta forma, apuntó que, no se perdería el primer trimestre de lo que no se ha podido dar en el 3º trimestre anterior y se podrían agilizar los conocimientos de los alumnos. Asimismo, volvió a insistir en que muchos estudiantes se siguen quedando fuera del sistema educativo al no tener Internet en casas.
Guillermo Belmonte, presidente de la FAMPA Melilla, indicó que el curso académico 2020-2021 podría empezar antes si no va a haber suspensos en septiembre ni recuperaciones de asignaturas para que los alumnos de los diferentes niveles puedan estar a partir del día 1 dando clase. Cree que se podrían amoldar las fechas, y en el caso de que hubiese exámenes en septiembre, intentar adelantar el comienzo para que no se pierda un trimestre entero y se puedan agilizar los conocimientos.
“Se está diciendo que el primer trimestre del curso 2020-2021 va a ser de refuerzo de lo que no se ha podido dar en el 3º trimestre anterior, pero habría que refundir el currículum entero”, dijo.

Dejó claro que se está viviendo una situación excepcional por el COVID-19 y no sería normal que se cumplan “los mismos estereotipos con respecto al currículum escolar”.

Además, indicó que la FAMPA está viendo que, por parte del profesorado, cada uno hace “una cosa totalmente diferente produciéndose una descoordinación total a la hora de organizar las actuaciones porque algunos docentes están haciendo mucho y otros no tanto”.

Belmonte sigue denunciando la falta de medios porque muchos alumnos se siguen quedando fuera del sistema y no tienen posibilidades de entrar para hacer las tereas, aunque por parte de la Ciudad Autónoma y del Ministerio de Educación se hayan repartido tabletas y tarjetas SIM con Internet.

Señaló que las primeras 44 tarjetas ya se entregaron a alumnos de Bachiller y ESO, y que el resto se iba a poner a disposición algunos equipos directivos, pero “a fecha de hoy no sabemos si se iban a dar porque estaban preguntando a quien les hacía falta”.

Asimismo, resaltó que en los centros educativos hay equipos que se pueden dedicar a repartirse y que esas tabletas se puedan dejar como préstamo a los alumnos que más falta le hiciesen.
“Berbel ha dicho que nadie va a perder el curso, también se ha dicho a nivel nacional excepto en condiciones excepcionales, siempre y cuando no vaya a ser que pierda el curso quienes no tengan recursos”, remarcó.

El presidente de la FAMPA expuso que no sería normal que el 3º trimestre fuera para poder subir nota si hay alumnos que no tienen posibilidades y la brecha digital les deja “fuera de juego”.

También, Belmonte considera que es algo “complicado” que los equipos directivos soliciten información por Internet a las familias que no tienen posibilidades de darla.

La FAMPA tiene habilitada una red para los padres de los alumnos, “pero no podemos llegar al 100%, son las familias las que van sabiendo quienes no tienen esos medios”.

“Se está mandando mucha tarea”
En cuanto a qué le parece que haya clases de refuerzo en verano, expuso que estarían bien porque sería voluntario, pero no son los profesores titulares los que darían esas clases sino de apoyo y depende de cómo se haga porque “sería bueno de no perder mucha parte de temario”.

Belmonte remarcó que tiene constancia de que actualmente existe una doble vertiente en los alumnos, algunos que se quejan de que tienen mucha tarea y otros que dicen que el trabajo de los profesores es poco.
“Se está mandando mucha tarea y creo que hay asignaturas en la que no se debe seguir continuando con materia nueva, sobre todo, si son clases a distancia que no todo el mundo puede seguir”, sostuvo.