www.melillahoy.es
La consejera de Hacienda, Empleo y Comercio, Dunia Almansouri
Ampliar
La consejera de Hacienda, Empleo y Comercio, Dunia Almansouri (Foto: CAM)

La Ciudad perderá 50 millones en recaudación en tasas e impuestos, gran parte por el cierre fronterizo

“Las cuentas ya no nos salen”, dijo Almansouri para justificar el retraso de las medidas de apoyo a la recuperación económica, que podrían rondar los 10 millones de euros, solo un tercio de los 30 millones que proponía el PP

sábado 18 de abril de 2020, 04:20h
La Ciudad Autónoma de Melilla perderá alrededor de 50 millones de euros en recaudación por impuestos y tasas, principalmente por el IPSI de importación, condicionado por la actividad fronteriza, que desde el 13 de marzo es nula por la decisión de Marruecos de cerrar sus puestos fronterizos con Melilla y Ceuta. En rueda de prensa, la consejera de Hacienda, Empleo y Comercio, Dunia Almansouri, explicó que el IPSI de importación es el principal ingreso de la Ciudad Autónoma, que sufrirá una caída del 70 % en este “periodo de hibernación”, un descenso que a lo largo del año se quedará en un torno al 50 %, lo que supone unos 50 millones menos.

A ello habrá que sumar la caída de otros impuestos relacionados con la actividad económica y que irán en función de la productividad de los empresarios de Melilla, sobre los que también se prevé un descenso, aunque es algo que habrá que calcular más adelante, señaló la consejera.
También “están en el aire”, según la consejera, otros ingresos que la Ciudad Autónoma está esperando del Gobierno central, entre ellos los 15 millones de euros que dejó de ingresar en 2019 por convenios al estar los Presupuestos prorrogados, cuestión que también destacó porque buena parte de la financiación de Melilla viene del Estado.
La caída de ingresos afectará “de una manera importantísima” a los Presupuestos Generales de la Ciudad Autónoma de 2020 (PGCAM), que constan de unos 285 millones de euros y que “buena parte depende de unos determinados ingresos”, por lo que hay que restar esos 50 millones de euros que se dejarán de recaudar.
De los 235 millones de euros que “quedan” en el Presupuesto de 2020, la consejera recordó que en torno a 220 corresponden a partidas ya comprometidas al ser fondos de la UE de programas que ya están comprometidos con el Estado y que no pueden ser utilizados para un objetivo distinto, o bien son para obras que ya están en marcha y que la Ciudad Autónoma tiene la obligación de pagar.

10 millones para el plan de ayudas
“Las cuentas ya no nos salen, de ahí que se haya retrasado la puesta en marcha de medidas” para afrontar la crisis económica derivada del coronavirus, que podrían rondar los 10 millones de euros, solo un tercio de los 30 millones que reclamaba el PP, si bien la consejera dijo que, si se puede llegar a esa cifra, se hará y que el objetivo es consensuar dicho plan en la Asamblea y que pase por pleno y comisión.
Almansouri avanzó algunas de las líneas de este plan, que tendrá una primera llamada “Plan Soporte” para apoyar el mantenimiento de la actividad y el empleo mientras dure el estado de alarma, una segunda de medidas de apoyo a la recuperación económica, y una última llamada “Plan Sostiene”, destinada a premiar a aquellas empresas que mantengan el empleo que había a 1 de marzo.

Buscar financiación
Para poner en marcha este plan de ayudas a la recuperación económica, la Ciudad Autónoma está tratando de buscar una “financiación añadida” con una serie de medidas, entre ellas la reestructuración del Presupuesto en las diferentes consejerías, sobre todo en inversiones y subvenciones, muchas de las cuales se verán recortadas “o no se podrán hacer porque hay que priorizar” en ese “reajuste” presupuestario.
Sobre las subvenciones, Almansouri dijo que es algo que aún se está valorando, ya que se va a tener en cuenta aquellas entidades que ya han ejecutado una parte del gasto. Por ello, el recorte no será igual en todas las subvenciones, que podrán ir desde el 20 % hasta el 100%. En total, de los aproximadamente 50 millones de subvenciones nominativas que hay en los PGCAM, se podría detraer en torno a un 30 o 40 %.
Además, se han paralizado nuevas contrataciones y la concesión de subvenciones “al menos hasta el 31 de mayo” y la Ciudad Autónoma ha pedido al Gobierno central no solo los 14 millones que le debe de 2019, sino también que le permita pedir préstamos para endeudarse por encima de sus ingresos, algo que no puede actualmente al ser considerado un ente local a efectos presupuestarios.
La Ciudad Autónoma está a la espera de una reunión con el Ministerio de Hacienda en este sentido, concretamente con la Secretaría de Estado de Financiación Autonómica, que el jueves ya se reunió con Ceuta.
También ha solicitado la Ciudad al Gobierno central que le adelante parte de la garantía del IPSI del próximo año, ya que normalmente se cobra a año vencido y “la caída brutal de 2020 nos hace un agujero tremendo en el Presupuesto”.

Medidas
En palabras de la consejera de Hacienda, esta crisis “es peor” que la anterior y plantea “un escenario bastante difícil” que quiso trasladar a los melillenses, aunque les lanzó “un mensaje de tranquilidad” para que “no piensen que el Gobierno lo ha dado todo por perdido”. De hecho, se está explorando la posibilidad de que la empresa pública Promesa pida un préstamo para que la Consejería de Hacienda pueda conceder ayudas para la recuperación económica, o modificar las ayudas que esta entidad ya concede.
Asimismo, la consejera dio a conocer otras medidas que se están llevando a cabo desde su departamento para intentar paliar los efectos de esta crisis, entre ellas la agilización del pago de facturas a proveedores, la paralización del calendario fiscal, y la exención del pago de tasas de terrazas, kioscos y puestos de mercadillo durante el estado de alarma.
De igual modo, el área de Hacienda trabaja en la liquidación de 2019 porque un 20 % del superávit del año pasado se podrá utilizar para cuestiones sociales, aunque Almansouri admitió que “no será tan sustancioso como otros años por la falta de los 14 millones de euros que no vinieron del Estado”.

Dunia Almansouri: “La UE no está a la altura de la situación que vivimos”

La consejera de Hacienda, Empleo y Comercio, Dunia Almansouri, cree que la Unión Europea “no está a la altura de la situación que vivimos”, después de que haya sido “muy tajante” respecto a la imposibilidad de destinar fondos europeos a paliar las consecuencias de la pandemia del coronavirus.
Aunque la Ciudad Autónoma está trabajando en analizar qué fondos europeos se podrían reconvertir, la consejera reconoció que es “bastante difícil”, teniendo en cuenta que este es ya es ya un “fin de ciclo”, ya que el sexenio se acaba y quedan 3,6 millones de euros como margen.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios