www.melillahoy.es
Daniel Conesa, vicepresidente segundo de la Asamblea
Ampliar
Daniel Conesa, vicepresidente segundo de la Asamblea

PP advierte de que los 10 millones que destinará la Ciudad al plan de ayudas son insuficientes

Conesa insta al tripartito del Gobierno local a dar un paso al lado si están desbordados por la situación” ante la crisis económica provocada por el COVID-19 “y dejen que otros lo intenten porque si no, van a llevar a Melilla a la ruina”

domingo 19 de abril de 2020, 04:10h
El PP instó ayer a los tres partidos que conforman el Gobierno de Melilla, PSOE, Coalición por Melilla (CPM) y Ciudadanos (Cs), a que “den un paso al lado si están desbordados por la situación” ante la crisis económica provocada por el COVID-19 “y dejen que otros lo intenten porque si no, van a llevar a Melilla a la ruina”. En un mensaje grabado, el vicepresidente segundo de la Asamblea y diputado del PP, Daniel Conesa, instó así al Ejecutivo tripartito a que deje al PP llevar las riendas para la puesta en marcha de un programa de ayudas a empresas, el empleo y la recuperación económica, para el que el PP, principal grupo de la Cámara, ha planteado medidas por 30 millones de euros.

Sin embargo, la consejera de Hacienda, Empleo y Comercio, Dunia Almansouri, calculó el viernes que solo se podrán destinar unos 10 millones a dichas medidas, una cuantía que Conesa, que ha sido consejero de Economía y Empleo en las últimas dos décadas, considera “absolutamente insuficiente” en una economía como la de Melilla, sustentada al 90 % por el sector empresarial.
“Con esos objetivos y ese horizonte, el plan propuesto de 10 millones no va a conseguir el fin perseguido, que es ayudar a remontar a las empresas melillenses a remontar una vez que el estado de alarma desaparezca”, advirtió Conesa, convencido de que ahora hacen falta “medidas valientes, adecuadas y suficientemente generosas y amplias”.
“Si no, va a ser difícil remontar la situación porque muchas empresas no van a poder ni abrir tras levantarse el estado de alarma”, agregó el diputado popular para defender las medidas del PP, que suponen “una inyección” para las empresas melillenses, sobre todo las pequeñas y medianas, que son “la parte fundamental” de la economía local.

La gestión del PP
Según Conesa, el PP “ha demostrado durante 19 años que sabe hacer las cosas incluso en situaciones complicadas”, hasta el punto de que aquel Gobierno “dejó una situación financiera muy buena desde el punto de vista presupuestario y de endeudamiento financiero”, con una de deuda “de las más bajas de España” y una capacidad de pago “muy saneada”.
Un factor, subrayó Conesa, “importantísimo” para que las empresas puedan seguir funcionando y que ahora “puede permitir afrontar con éxito una salida de la grave crisis en la que nos encontramos”, lo que supone “un punto a favor que habrá que aprovechar”.
Por todo ello, el PP ha hecho esa petición a los tres partidos del Gobierno para que den ese paso al lado al considerar que “en unos momentos críticos como estos, España y Melilla tienen los peores gobiernos posibles”.
El diputado popular afirmó que a su partido le preocupa, sobre todo el de Melilla, ya que “en las manos adecuadas, con el PP al frente, haría las gestiones a nivel del Gobierno con quien hay que hacerlas y usando la fuerza que nos da tener un grupo parlamentario importantísimo en la oposición como es el PP”.
“No estamos tranquilos de ver en más de quién se está, quiénes son los responsables de gestionar esta gravísima situación, unas de las más graves en la historia de la ciudad”, dijo Conesa, que considera evidente que para hacer frente a ello “hay que conocer qué instrumentos se tienen para poder solventar el problema y priorizar las necesidades importantísimas que hay”.
Sin embargo, tras escuchar las declaraciones ayer de Almansouri, el PP cree que, en vez de la “pretendida llamada a la tranquilidad” de la consejera, lo que consiguió fue “intranquilizar aún más a los ciudadanos, empresarios, autónomos y trabajadores” y “da la impresión de que el Gobierno local está totalmente perdido y desbordado”.

“Ahora debería haber un Gobierno con pulso firme, pero es todo lo contrario”

Conesa cree que “la situación absolutamente esperpéntica” de enfrentamiento de “unos contra otros” que hay en el seno del Gobierno, y también de una parte del Ejecutivo contra la Delegación del Gobierno, “agrava aún más la situación” que sufre Melilla, y que “es lo más inconveniente que puede ocurrir en estos momentos de gravedad”.
“Ahora debería haber un Gobierno en la ciudad con un pulso firme, unos objetivos claros y unido en sus planteamientos”, pero es “todo lo contrario” y a ello se une “la escasa concreción y compromiso” del Ejecutivo central ante las demandas económicas que han planteado las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla.