www.melillahoy.es

En mayo se iniciará el programa de realojo humanitario de familias vulnerables que viven en infraviviendas

Yonaida Sel-la, viceconsejera de la Vivienda y presidenta de Emvismesa
Yonaida Sel-la, viceconsejera de la Vivienda y presidenta de Emvismesa (Foto: CAM)

En una semana se espera firmar los contratos de alquiler de las 13 primeras viviendas privadas a ocupar con el Colegio de Administradores de Fincas

martes 21 de abril de 2020, 04:00h
La viceconsejera de la Vivienda y presidenta de Emvismesa, Yonaida Sel-lam, anunció ayer que a comienzos de mayo se espera poder llevar a cabo el realojo de las primeras familias en situación vulnerable que residen en infraviviendas, gracias al acuerdo a firmar con el Colegio de Corredores de Fincas, que facilitarán las viviendas privadas a alquilar para estos fines. La Ciudad destina a esta actuación 130.000 euros.
En rueda de prensa, la viceconsejera aseguró que el Gobierno de la Ciudad no solo va en consonancia con las disposiciones y articulados del Real Decreto que tiene como objeto facilitar una solución habitacional inmediata a los colectivos más vulnerables, sino que incluso se ha adelantado con las medidas puesta en marcha.

Actuaciones
Así, por ejemplo, “nos anticipamos con el programa de ayuda al alquiler de viviendas de trabajadores por cuenta ajena y autónomos afectados por el Civd-19 y la moratoria en los créditos hipotecarios del parque de viviendas de Emvismesa, así como la bonificación del 30% a los arrendatarios de una vivienda VPO”.

Pero sin lugar a dudas, ”una de nuestras prioridades es realojar de manera inmediata a entre 20 y 25 familias que viven en viviendas infrahumanas y que forman parte del listado de viviendas de urgente necesidad que dispone Emvismesa”.

Señala Sel-Lam que buscar una solución a estas personas es más urgente si cabe “porque muchas familias que subsistían con actividades económicas esporádicas, tras el estado de alarma por el coronavirus y el cierre de la frontera han visto que su situación económica es actualmente realmente dramática”.

Realojo
En este sentido, anunció que se está ultimando un programa alternativo de realojo humanitario de viviendas en alquiler para determinadas unidades familiares, en especial las que están en infraviviendas o carecen de ella, ante la imposibilidad de la administración de poder ofrecerles una vivienda de protección oficial.

En concreto, la Consejería de Urbanismo tiene previsto firmar un acuerdo con el Colegio de Administradores de Fincas de Melilla para desarrollar ese programa de realojo humanitario en viviendas de alquiler privado, enfocado a determinadas unidades familiares, en especial, al colectivo más vulnerable.

Según explicó, el Colegio de Administradores de Fincas será el encargado de localizar las viviendas en cuestión, en general de dos y tres dormitorios y amuebladas, con un alquiler que pueda rondar los 600 euros mensuales, y la Ciudad sufragará el programa con una partida de 130.000 euros, de los que ya cuenta con cien mil de ayuda estatal.

La novedad es que será la Ciudad Autónoma la que pague directamente la renta de alquiler de forma mensual, “lo que es una garantía para los propios propietarios”, según manifestó la viceconsejera. “La intención es que durante este tiempo los inquilinos puedan mejorar su situación económica, accediendo al mercado laboral y poder asumir después el contrato de alquiler de su propia vivienda con el tiempo” y por ese motivo los contratos de alquiler serán de un año, pero prorrogables.

La pretensión de la viceconsejera es que “a primeros de mayo podamos iniciar los realojos y en una semana se firmarán los contratos de alquiler de las primeras 12 o 13 viviendas con el Colegio de Administradores de Fincas”.

Indicó que si se ha estimado en unas 25-30 las familias que viven en infraviviendas es porque así lo recoge el listado que dispone Emvismesa, aunque está convencida de que existen muchas situaciones similares en la ciudad a las que les gustaría poder llegar a cubrir también con este acuerdo, que se pretende ampliar en la medida de lo posible. Dijo Sel-Lam que “va a ser la primera vez en la historia de la política de viviendas de Melilla que vamos a poder visualizar las viviendas infrahumanas de la ciudad que queremos además erradicar en esta legislatura”.

Reconocimiento a los que nos cuidan
Sel-Lam quiso trasladar el “máximo reconocimiento” del Gobierno de la ciudad a “los trabajadores de los servicios esenciales durante el estado de alarma”, como son sanitarios, Policía Local, Protección Civil, Guardia Civil, trabajadores de superficies comerciales y farmacias, de ayuda a domicilio, personal de limpieza y voluntarios. El motivo, “que debemos premiar y agradecer cada día a todos los que han dado y dan la cara con su trabajo durante la pandemia del Covid-19 para facilitarnos y salvarnos la vida poniendo en riesgo la suya”, afirmó.