www.melillahoy.es

Berbel reconoce que por las altas ratios Melilla “será de las últimas” en recuperar la actividad lectiva

Juan Ángel Berbel, director provincial de Educación
Juan Ángel Berbel, director provincial de Educación

Aclara también el director provincial de Educación que no habrá aprobado general, sino que se apuesta por la promoción general y aconseja aprovechar ahora para aprobar las materias suspendidas

miércoles 22 de abril de 2020, 04:00h
El director provincial de Educación, Juan Ángel Berbel, reconoció ayer que Melilla “será de las últimas” comunidades en el regreso a clase y recuperar la actividad lectiva por las ratios que soportan los centros escolares y no descarta que sí puedan hacerlo, en el último tramo del trimestre, los alumnos de 4º de ESO y Bachillerato, aunque de momento no hay nada concretado.
En rueda de prensa, el director provincial ha reconocido que la incorporación progresiva a las aulas será una directriz que debe marcar el Ministerio de Educación siguiendo lo que establezca Sanidad dentro del futuro plan de desescalada de las medidas de confinamiento por el covid-19.

Vuelta a clase
No obstante, entiende que, en Melilla, por sus elevadas ratios, “posiblemente seremos de los últimos en incorporarnos al entorno habitual de trabajo” y reconoce que ese proceso “va a ser complicado, salvo que haya una evolución muy positiva de la pandemia, para que podamos retornar a las aulas en mayo”.

Desconoce si, de acuerdo a lo manifestado por la ministra de Educación, “va a ser viable volver a las aulas los últimos quince o vente días del curso”, y que, de ser así, no se descarta que sean los alumnos de los cursos superiores, es decir, cuarto de ESO y primero y segundo de Bachillerato.

Aún en el caso de que se adopte esta decisión con respecto a estos grupos concretos de estudiantes, su incorporación al aula “sería de forma gradual y escalonada, para que no haya riesgos para los estudiantes, manteniendo las medidas de seguridad y de higiene que nos recomiendan desde Sanidad”, algo complejo ante el volumen de estudiantes.

Contenidos
Aclaró también Berbel que el Ministerio no ha fijado una homogeneización en cuanto al formato de las clases y contenidos online o los exámenes, porque, aunque existe una ley que establece cómo se realizan los criterios de evaluación, sí que “cada grupo o clase es diferente y cada profesor en la práctica los adapta en función del alumnado a su cargo”.

En cuanto a las herramientas digitales, indicó que se ha apostado por aquellas que fueran “garantistas con la Ley de Protección de Datos, y no se aporten correos particulares en esa línea de comunicación entre el profesor y el alumnado o entre el profesor y los padres”, en el caso de estudiantes de niveles educativos inferiores.

Añadió que las herramientas con un uso más generalizado son el Google Clasroom “que es una plataforma muy intuitiva a la hora de subir los materiales y contenidos y que los alumnos de Secundaria consideran muy accesible”, así como la plataforma en Moodle, además de blogs, WhatsApp, Skype, o telegram.

El director provincial insiste en que la recomendación alcanzada entre el Ministerio y las comunidades autónomas es que sólo se avance en contenidos curriculares en los niveles conducentes a una titulación académica, pero que en el resto de cursos, se dedique este último trimestre a actividades de refuerzo, repaso y consolidación de lo ya aprendido. No obstante, se deja abierta la posibilidad de que los cursos que cuenten con “un elevado número de aprobados en el grupo, si no hay impedimentos, se impartan los contenidos de esta tercera evaluación”.

Aseguró Berbel que no habrá un aprobado general como se ha interpretado de la comparecencia de la ministra, sino que se apuesta por una promoción general, en la que el alumno pasaría de curso, pero con las materias no superadas en el curso, por lo que se aconseja a los estudiantes que intenten superarlas ahora, en lo que queda de trimestre.
“La promoción general sería pasar, pero con las materias suspensas, y sería un flaco favor el no intenta recuperar ahora lo que no se superó en dos trimestres, porque el año que viene tendrá dificultades añadidas al haber pasado de curso”, dijo. En el caso de los cursos de cierre de etapa “en ningún momento se habla de promoción generalizada”. Apuesta porque se aproveche este tramo final del curso para recuperar lo suspendido y para evitar que la brecha digital “sea un hándicap para lograr la titulación”.

Apertura de centros
Por otra parte, Berbel, que reconoció que “oficiosamente” se le ha confirmado por parte del Ministerio que las oposiciones se posponen a junio de 2021, reitera, en relación a las críticas de los sindicatos sobre que los centros escolares permanezcan abiertos en la ciudad, que en ningún momento el decreto del estado de alarma recoge esta obligación.
“La actividad en estos días en los centros es mínima, con el personal mínimo e indispensable, y hay pocos docentes que acudan a los centros, y se mantienen abiertos porque el decreto del estado de alarma sólo recoge la suspensión de la actividad lectiva presencial y no el cierre total de los centros”, reitera.

Jardín Valenciano, a la espera
Por otra parte, el director provincial indicó que esta semana se han reanudado las obras de construcción del colegio Gabriel de Morales tras el parón de quince días dictado por el Gobierno a las actividades consideradas como no esenciales, como el caso de la albañilería. Las obras se retoman porque se desarrollan “en un solar, que no afecta a vecinos y no es un lugar cerrado, así que se reanudan en los términos previstos”.

En relación al instituto de Jardín Valenciano, apunta que es necesario fijar una nueva fecha para la recepción de las obras, que estaba previsto para el 18 de marzo y que hubo que posponer por la cuarentena. Cuando te tenga la fecha alternativa se dará a conocer. El objetivo es disponer de este certificado para poder solicitar los permisos de primera ocupación y pasar a amueblar el centro para que pueda estar operativo para el próximo curso.