www.melillahoy.es
El presidente regional del PP y expresidente del Gobierno de Melilla, Juan José Imbroda
Ampliar
El presidente regional del PP y expresidente del Gobierno de Melilla, Juan José Imbroda

Imbroda acusa al Gobierno local de “apagar un incendio con gasolina” al “autoprohibirse obras y subvenciones”

Según Imbroda, ante la crisis que está provocando el COVID-19, “hace falta insuflar dinero a la economía para que no se muera y pueda andar” en lugar de “contener el gasto”, como está haciendo el Gobierno de Melilla

sábado 25 de abril de 2020, 04:18h
El presidente regional del PP y expresidente de Melilla, Juan José Imbroda, acusó ayer al Gobierno de Melilla de “apagar un incendio con gasolina” con su decisión de aprobar una instrucción de medidas de contención del gasto durante la crisis del COVID-19, por la que “se autoprohíbe iniciar nuevas obras” y la concesión de subvenciones, lo que para la formación popular es justo lo contrario de lo que hay que hacer en estos momentos. “Eso es un gol que nos metemos contra la economía de la ciudad”, afirmó Imbroda, convencido de que “hay que dar aire a la economía ahora que está fatal” como consecuencia de las medidas adoptadas para contener el coronavirus.

Según Imbroda, ante esta situación, “hace falta insuflar dinero a la economía para que no se muera y pueda andar” en lugar de “contener el gasto”, como está haciendo el Gobierno de Melilla, conformado por el PSOE, Coalición por Melilla (CPM) y Ciudadanos (Cs).
Imbroda se mostró contrario a estas restricciones al inicio de nuevas obras o que se encuentren en fase de adjudicación, una medida que no afecta a las que estén contempladas en el capítulo 6 de los Presupuestos Generales de la Ciudad Autónoma de 2020, que asciende a 30,2 millones de euros y que, según Imbroda, “deben ser pocas” porque el ejercicio económico fue aprobado recientemente.
Por ello, el líder popular cree que, con esta medida, en Melilla no arrancará ninguna obra nueva hasta 2021, habida cuenta que antes de que empiece la ejecución hay que hacer el expediente de contratación, que conlleva tiempo.

Subvenciones
Esa restricción aprobada por el Consejo de Gobierno hace una semana y publicada en el Boletín Oficial de Melilla (BOME) del día 21 también “suspende totalmente” las subvenciones “excepto en cuatro grupos que el Gobierno considera que hay que darles la subvención”, concediéndoles “en el mejor de los casos” un 20 % máximo anual a las entidades que ya tengan un gasto hecho.
Imbroda se mostró muy crítico con esta medida, que “deja fuera a educación, universidad, becas, taxis, autobuses, artesanía, mayores, agentes de aduanas, barcos, aviones, cofradías, banda de música, entidades deportivas, etc.”, porque “se carga un tejido sociocultural que es muy importante en la ciudad y que crea empleo”.
En definitiva, acusó al Gobierno de “quitar dinero de la calle” paralizando obras y subvenciones cuando “es al revés, el dinero debe estar en la calle”, y dijo observar incoherencias en esta postura respecto a la que mantienen otros miembros del Ejecutivo melillense que han anunciado la realización de obras.
Así, se refirió al anuncio del consejero de Medio Ambiente, Hassan Mohatar, de impulsar 15 millones en obras este año, lo que Imbroda interpreta como una “contraprogramación” de CPM, ya que Mohatar es del mismo partido que la consejera de Hacienda, Dunia Almansouri, que ha impulsado la instrucción de medidas de contención del gasto “congelando” obras y subvenciones.

El plan de ayudas
Imbroda cree que lo que sucede es que el Gobierno de Melilla “no es capaz de arrancar un plan de protección para quienes están sufriendo” la crisis económica del coronavirus, fundamentalmente pequeños empresarios y autónomos, y que el PP considera que debe aplicarse de manera inmediata “para que la gente pueda respirar y no se muera” en una primera fase, y ayudarla en una segunda “para que crezca y se recupere la economía”.
“Por favor, que este Gobierno que nos ha tocado vivir, que es el peor en las peores circunstancias, que se ponga las pilas y dé ese respiro que necesita la gente que está sin trabajar. Que lo hagan ya y no hagan sufrir más, porque cuanto más tiempo pase, este sector no va a poder respirar ni vivir y el paquete de medidas servirá para muy poco”, agregó.
Recordó que el PP presentó su propuesta hace más de un mes y, mientras tanto, el Gobierno ha dado diferentes versiones respecto a cuál podría ser su dotación económica, diciendo primero que estaría dotado con 10 millones, después con 20 millones y, por último, con 100, cantidades que Imbroda ha preguntado dónde están.

El préstamo de 20 millones
También preguntó para qué es el préstamo de 20 millones de euros que va a pedir el Gobierno de Melilla y si eso implicará que los PGCAM de 2020 pasen de 285 millones a 305 porque, de lo contrario, “no es un crédito para paliar ni un euro la economía de la ciudad, sino para tapar parte de esos 285 millones”, lo que supondría que “no hay ni un euro para la economía de la calle”.
Imbroda dejó claro que “Melilla necesita un empuje definitivo, tener capacidad de gestión y las ideas muy claras de saber qué se va a hacer y de dónde obtener los recursos”, algo que “debería estar hecho”, si bien el Gobierno actual “se está contraprogramando, diciendo cosas incoherentes y cada consejero va por libre”.

“Las críticas al PP son frases huecas. No quieren que hagamos oposición”

El presidente regional del PP, Juan José Imbroda, consideró ayer que las críticas de miembros del Gobierno contra su partido, acusándole de estar más preocupado de recuperar el poder que de vencer al coronavirus, en realidad son “frases huecas”.
“Lo que les pasa es que no quieren que hagamos oposición, que digamos que está muy bien lo que hacen, cuando lo que hacen está fatal porque es un Gobierno roto, con un presidente con una incapacidad acreditada, y con CPM muy potente quedándose con el pastel”, dijo Imbroda.

PP se opone a que el Fuerte de Rostrogordo sea para acoger a menores

El PP local mostró ayer su desacuerdo con que las instalaciones del Fuerte de Rostrogordo se dediquen a acoger a menores extranjeros no acompañados, como está sucediendo durante la crisis del coronavirus, en la cual se ha tratado de aliviar la elevada ocupación del centro de acogida de La Purísima llevando a unos 200 menores al camping de los Pinos.
Imbroda, durante su rueda de prensa por videoconferencia, argumentó que las instalaciones del Fuerte de Rostrogordo “se hicieron para el disfrute de melillenses” y “nos pueden dar mucho juego desde el punto de vista social, deportivo y económico”, razón por la que la formación popular no está de acuerdo con el uso que se le está dando por parte de la Ciudad Autónoma.
Cree que “es una tapadera para sacar a menores y hacer otras cosas nuevas”.