www.melillahoy.es
El vicepresidente de CSIF Educación, Sergio Ramírez
El vicepresidente de CSIF Educación, Sergio Ramírez

CSIF Educación considera “precipitado” que den comienzo las clases presenciales el 26 de mayo

El sindicato se pregunta qué medidas va a tomar el Ministerio en cuanto a la higiene, prevención y desinfección en los centros

sábado 02 de mayo de 2020, 04:00h
El vicepresidente de CSIF Educación, Sergio Ramírez, explicó a este Diario que sería precipitado volver a comenzar con las clases presenciales por la salud de los estudiantes, docentes y los familiares de ambos. Reprochó que, una vez más, el sindicato se ha tenido que enterar de esta noticia a través de la prensa, porque a pesar de solicitar por escrito una reunión con el director provincial de Educación, Juan Ángel Berbel, hasta ahora ha sido “imposible”.

Ramírez aseguró que han pedido una reunión por escrito, de forma oral e incluso por teléfono, pero no han recibido respuesta. “A la hora de negociar está mostrando su talante, no tiene prácticamente nunca, nos enteramos de todo por la prensa”, remarcó.

Asimismo, apuntó que le parece que es precipitada esta vuelta anunciada el jueves por Berbel porque los compañeros están teletrabajando, por la vía virtual, los niños están recibiendo sus tareas, se les está corrigiendo, y están trabajando. La pregunta que se hacen es si los compañeros van a seguir de forma presencial y telemáticamente trabajando, ambas cosas a la vez.

El sindicato cree que la vuelta a las aulas debe ser en el mes de septiembre y se debe de planificar con “plena garantía de seguridad y evitando la improvisación”. Para ello, reclaman que se lleve a cabo la desinfección de centros escolares que aún no se ha hecho además de que tiene que haber un pliego de limpieza para que lo hagan todos los días cuando se vayan los alumnos, ratios de estudiantes por aula, entradas y salidas escalonadas, y mascarillas obligatorias.

El vicepresidente de CSIF considera que es una “falta de respeto del Gobierno hacia las compañeras de Infantil porque las han tratado como si fueran unas guardas niños mientras que hacen un trabajo excelente con niños que llegan al colegio sin saber el castellano y pasan a Primaria leyendo y escribiendo perfectamente”.

Ramírez vuelve a reclamar una reunión con la Dirección Provincial de Educación para explicar todas estas medidas y poder poner “nuestro granito de arena y no precipitarnos con la vuelta a las clases presenciales a partir del 26 de mayo, cuando todavía no sabemos cómo se va a hacer, ni nos lo han comunicado ni a los sindicatos ni se ha reunido al Comité de Higiene y Salud Laboral”.