www.melillahoy.es

La presidenta de la CEME reprocha al Gobierno que no propongan medidas para reactivar el tejido empresarial

Margarita López es la presidenta de la CEME hasta que se vuelvan a convocar las elecciones
Margarita López es la presidenta de la CEME hasta que se vuelvan a convocar las elecciones

Margarita López: “Esta situación está destrozando a los empresarios, pymes y autónomos, y arruinando la economía de Melilla”

sábado 02 de mayo de 2020, 04:00h
La presidenta de la Confederación de Empresarios de Melilla (CEME), Margarita López Almendáriz, explicó ayer a este Diario que la situación provocada por la crisis sanitaria del COVID-19 está destrozando a los empresarios, pymes y autónomos además de que “está arruinando la economía de Melilla”. Señaló que, si no reciben ayuda, la mayoría de negocios de los sectores del comercio, transportes o hostelería van a tener que cerrar y despedir a trabajadores. Además, reprochó al Gobierno local que no haya propuesto un paquete de medidas o algún tipo de colaboración para reactivar la economía y el tejido empresarial de la ciudad.
Margarita López, presidenta de la CEME, quiso felicitar ayer el Día de los trabajadores, sobre todo, a los sindicatos, CCOO y a UGT para que tuvieran un buen día. Aunque dejó claro que los empresarios de la ciudad están padeciendo una situación complicada con motivo de la crisis sanitaria del COVID-19.

Expuso que se trata de un problema “tremendo” de salud para muchas personas, aunque “afortunadamente” en Melilla solo hubo dos fallecimientos por esta enfermedad.
“Ahora, prácticamente estamos bien, somos disciplinados y si no podemos salir, no pasa nada porque hay medios para hablar, seguir viéndonos y estar en contacto”, dijo.

En cuanto a cómo afecta esta situación a la economía de Melilla, respondió que “muy mal” porque está destrozando a las empresas de la ciudad a la hora de pagar sus gastos. Señaló que el Gobierno se está planteando subir el salario de los funcionarios de la ciudad un 2%, “que lo respeto y no me meto con que no tengan derecho, pero en estos momentos creo que es contraproducente de cara a las empresas”.

Dejó claro que muchos negocios de todos los sectores van a tener que cerrar y despedir a sus trabajadores cuando se tratan de un “buen equipo de trabajo y no se quiere echar a nadie”. Por ello, la presidenta de la CEME considera que la Ciudad Autónoma tiene que estudiar si subir un 2% el sueldo a los funcionarios porque “perjudica a la economía, el sector del comercio, hostelería, transporte de mercancías tendrá que reducir sus gastos, despedir trabajadores, y ayuda a que se muera la ciudad”.

López insistió en que, aunque es de Madrid, lleva 42 años en la ciudad, quiere a Melilla y se encuentra feliz aquí, pero no le gusta que le hagan daño a Melilla. “De esa manera colaboramos a perjudicar a la ciudad porque las empresas que damos vida no podemos con todo lo que se nos echa encima”, sostuvo.

Apuntó que la situación es “muy complicada”, sobre todo, para las pymes y los autónomos que están trabajando y que “no les pagan como deben de pagarles”. Sin embargo, remarcó que quieren subir un 2% a los funcionarios cuando “no es el momento de esa subida sino de ayudar a los autónomos y a las pymes”.

Sobre cuáles son las medidas que ha propuesta la Ciudad Autónoma para reactivar la economía, indicó que, de momento no les han comunicado que vaya a haber una colaboración, “no hay información ni tampoco ningún paquete de medidas”.

La presidenta de la CEME reprochó al Gobierno central que se puedan abrir las terrazas a partir del 11 de mayo con un 30% del aforo porque supone “una barbaridad y una locura” que la Hostelería “tenga que poner dinero cuando les va a suponer tener pérdidas”. “No es que ganen, es que encima pierden dinero, la mayoría está pidiendo créditos porque no pueden con la situación”, aseguró.

En su caso, al tener una agencia de transportes, contó que no ha podido cerrar porque si llega el barco con mercancía tiene la obligación de atender a los clientes, pero “ni a mi ni a mis compañeros nos viene un político a decirnos que tenemos que estar abiertos, somos una especie de farmacia de guardia”.
“Esta crisis está llevando a una pérdida económica tremenda a todos los empresarios, pymes y autónomos”, subrayó.

Respecto a que le parecen las fases de la desescalada que ha propuesto el Gobierno central, respondió que no es del sector sanitario, pero cree que es una “barbaridad” y que hay que hacerlo de otra forma ya que “nadie sabe si después del 11 de mayo esto va a conllevar problemas como que se arruine el sector de la hostelería con un 30% del aforo”.

¿Qué pasará con la frontera con Marruecos?
Sobre la preocupación por el cierre de la frontera, la presidenta de la CEME explicó que es cierto porque no se contaba con ello como tampoco con el cierre de la aduana comercial el pasado 1 de agosto del 2018 “de la noche a la mañana y sin previo aviso”. Apuntó que ha llegado la pandemia del coronavirus a ambos lados y “hay que entender que, por encima de todo, aunque nos arruinemos, está la salud”.

López quiere pensar que a partir de siempre la situación va a mejorar, con más posibilidades de poder trabajar, aunque cree que es “como jugar a la ruleta rusa, no lo sabemos porque el número de muertes por esta enfermedad sigue subiendo a nivel nacional”.

Además, aseguró que no sabe lo que pasará en septiembre, que es cuando la frontera con Marruecos podría volver a abrir porque “puede que se haya acabado el virus o que de repente haya un repunte de nuevos casos, nadie lo sabe, es lo peor de esta pandemia”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios