www.melillahoy.es

Francisco Díaz (UGT) ve “indispensable una reconversión” del sector comercio y la hostelería melillense

Francisco Díaz, en el primero de mayo de 2018
Francisco Díaz, en el primero de mayo de 2018

Denuncia también el sindicalista que los trabajadores transfronterizos afectados por un ERTE no cobran el desempleo

sábado 02 de mayo de 2020, 04:00h
El secretario general UGT-Melilla, Francisco Díaz, deja patente en el primero de mayo que seguirán luchando por la bonificación de la seguridad social, por el plus de residencia y por el empleo estable en la ciudad a través de la negociación colectiva. Díaz, que denuncia que a los transfronterizos no se les abona las prestaciones por desempleo, afirma que la ciudad “va a sufrir una catarsis económica” y que “es indispensable una reconversión” del sector comercio, la hostelería y el turismo.
En un mensaje en video, Díaz anuncia que el sindicato se pone a disposición de todos “los que quieran colaborar para salir juntos y reforzados” de la pandemia y de sus consecuencias. UGT deja patente que seguirán “luchando por los derechos de los trabajadores en Melilla, por la bonificación de la seguridad social, por el plus de residencia, por el empleo estable y por todas aquellas mejoras que sean necesarias a través de los convenios y la negociación”.

Entiende que la clase trabajadora melillense “necesita de convenios estables que den fijeza a los puestos de trabajo y garantías de poder adquisitivo”, al tiempo que defiende reforzar la prevención de riesgos laborales. En este punto, el secretario general de la UGT local denunció que el colectivo de trabajadores transfronterizos “aún no está recibiendo las prestaciones por desempleo”. “Se ha facilitado que puedan entrar en los ERTES a través de modificaciones de carácter administrativo, pero aún así no se ha considerado que tengan derecho a cobrar esta prestación”, expone el sindicalista, que recuerda que estos trabajadores también “han aportado durante mucho tiempo su trabajo y riqueza para que Melilla estuviese económicamente bien”.

Catarsis
Tiene claro el responsable de la UGT que la ciudad “va a sufrir una catarsis económica” y que, del punto de vista comercial, tendrá “una nueva relación con el país vecino”. Asegura Francisco Díaz que “es indispensable que el sector comercio haga una reconversión y, paralelamente, la hostelería y el sector turístico”, y apostar en “por industrias medioambientales y tecnológicas, porque serán las que levanten la ciudad y la pongan en marcha”. Para ello, reivindica que tanto el Gobierno central como el local, aporten los recursos necesarios y faciliten “los instrumentos para dar esta salida”.

Afirma que, aunque vivimos en una sociedad mixta, entre lo público y lo privado, “en estos momentos el servicio público debe prevalecer sobre el privado, que recordemos busca tener beneficios, y para ello, muchas veces, hay que hacer recortes, y nosotros optamos claramente por el servicio público que debe estar bien presupuestado”.

Con ocasión del primero de mayo, homenajeó a todos los trabajadores y de forma especial, a los profesionales de todos los sectores que “están siendo esenciales en este momento de difícil coyuntura”, sobre todo al personal sanitario que “están en primera línea de fuego dando su vida para defender la de los demás”. A todos ellos, “darles un millón de gracias y no nos vamos a quedar ahí, sino que vamos a exigir al Gobierno que la sanidad pública se fuerce de forma muy considerable para que estos problemas que hemos tenido en la pandemia, no vuelvan a surgir”.

UGT apuesta por mantener los ERTES
Francisco Díaz asegura que se recordará este primero de mayo como “algo excepcional” por la pandemia que golpea al mundo y dedicó palabras de apoyo a quienes la están padeciendo. El secretario general de la UGT apuesta por reivindicar, “ahora más que nunca, el sentido de la palabra solidaridad, porque solo con la unidad de todos los pueblos será como venzamos esta enfermedad”.

Afirma que no hay que olvidar las consecuencias que está teniendo en el plano económico y en el laboral, y en este sentido dijo que la UGT defiende el mantenimiento de los ERTES “para salvar a las empresas y a los trabajadores”. Lo considera un “instrumento válido” y ante la coyuntura actual indica que el Gobierno “debe ser sensible y seguir en esta situación para salvar el mayor número posible de puestos de trabajo”. Destaca la conveniencia de llegar a un acuerdo social y político para que España “se ponga a caminar y cambiar el modelo productivo que está demostrando tener mucha fragilidad”. “Tenemos una economía que se apoya en el sector servicios y aunque es bueno, hay que incrementar otros sectores e industrias invirtiendo en un modelo medioambiental y en el I+D+I”, afirma. Asimismo, defiende una nueva política fiscal “con una distribución de las rentas más justas, luchar contra el fraude fiscal y dar estabilidad al empleo, algo que nos tiene que dar la negociación con la patronal y trasladar los acuerdos al Gobierno para que los ponga en marcha”.