www.melillahoy.es

El PP acusa al Gobierno de la Ciudad de “despilfarrar el dinero público” en operaciones con sombra de legalidad

Miguel Marín, secretario general del PP en Melilla
Miguel Marín, secretario general del PP en Melilla

Además, demandan que el Estado reintegre a Melilla los 28,5 millones que se le adeuda y aporte otros 30 dentro del fondo de recuperación

martes 05 de mayo de 2020, 04:03h
El secretario general del PP en Melilla, Miguel Marín, afirmó ayer que “el oscurantismo y la opacidad presiden este Gobierno”, al que acusa de permitir que Coalición por Melilla “despilfarre el dinero público” en operaciones con dudas de legalidad como la apertura de un centro de menores y se contrate “a dedo” a sesenta trabajadores sin pasar por un proceso de selección. Afirma que la vicepresidenta Gloria Rojas, es cómplice de todo esto, por permitirlo.
En un mensaje de audio, Marín afirmó que en el PP están “muy preocupados por el despilfarro de dinero público que está realizando Aberchán con la complicada de Gloria Rojas, que está permitiendo, como vicepresidenta de la Ciudad, que se cree un nuevo centro de menores, que se contrate de manera irregular a la empresa que lo gestiona y que se contrate a dedo a 60 personas sin proceso selectivo”.

Añade que Rojas está siendo “cómplice de la presunta comisión de un delito y tendrá que responder de ello, porque lo podría paralizar desde el Consejo de Gobierno y no lo hace”.

Competencias
También la acusa de permitir que la Consejería de Distritos “se haya apropiado de competencias de la de Políticas Sociales”, y además afirma que la vicepresidenta permite que desde esta nueva consejería “se concedan ayudas sociales sin control, ni procedimiento reglado”. Igualmente entienden que deberá dar explicaciones de por qué no se ha facilitado al PP, los expedientes de la adjudicación del centro de acogida de menores de Rostrogordo, ni las órdenes y resoluciones de la Consejería de Distritos en lo que va de año, que solicitaron hace diez días.

Apostillan los populares que aún no se ha celebrado la comisión del área de Distritos prevista para el martes de la semana pasada, tal como se acordó en la Junta de Portavoces.
“Están incumpliendo los acuerdos de órganos colegiados, con lo que el oscurantismo y la opacidad presiden este Gobierno, en el que vemos a Aberchán hacer lo que le da la gana con el silencio cómplice de Gloria Rojas, mientras que familias, hosteleros, autónomos y comerciantes están abandonados”, asevera el secretario general del Partido Popular en Melilla


El Gobierno del PSOE debe 28,5 millones de euros a Melilla
Por otra parte, Marín asegura que Melilla venía recibiendo en los últimos años, por parte del Gobierno central y de manera ininterrumpida, 14,2 millones de euros en base a tres conceptos: planta desaladora, ciudad fronteriza y para sociales. “En 2019 no nos llegó el dinero y este año tampoco está seguro, con lo que el Gobierno del PSOE debe más de 28,5 millones a la ciudad, dinero que es de los melillenses y ahora hace mucha falta”. Asegura que el argumento de la vicepresidenta del Gobierno de Melilla y secretaria general del PSOE local “no se sostiene”, en especial cuando dice que la prórroga de los Presupuestos del Estado impide que se puedan recibir las subvenciones nominativas anuales porque “la Ley General de Subvenciones y su reglamento lo permite”.

Como ejemplo explica que “el 2 de noviembre de 2019 el BOE se publicó el Real Decreto por el que se concedió una subvención directa de 4 millones a Melilla para la asistencia de menores”. Se pregunta si llegó esta subvención con presupuestos prorrogados, “por qué no llegan los 14,2 millones anuales”, y la conclusión a la que llega es que “no ha habido voluntad política”.

Además, afirma que Gloria Rojas “no tiene excusas para exigir a su partido que mande los 28,5 millones que nos deben”; un dinero que “no tiene nada que ver con las ayudas que actualmente el Gobierno está anunciado que va a dar al resto de comunidades”. Añade que, al margen de esta cuantía, Melilla debería recibir “al menos, 30 millones más, que es lo que van a recibir, en términos relativos, el resto de comunidades autónomas por la crisis del coronavirus”.