www.melillahoy.es
Estos incidentes se produjeron anteayer y fue necesaria la intervención de la Guardia Civil para restituir el orden
Estos incidentes se produjeron anteayer y fue necesaria la intervención de la Guardia Civil para restituir el orden

Una riña en el campamento del Recinto V Pino se salda con 3 detenidos y 2 heridos

En el campamento hay acogidas cerca de 140 personas entre marroquíes bloqueados e inmigrantes que han entrado de forma irregular a Melilla durante el estado de alarma y se encuentran en aislamiento

martes 05 de mayo de 2020, 04:09h
La Guardia Civil detuvo el domingo a tres personas tras producirse "una riña" en el recinto V Pino, donde hay un campamento que acoge desde hace semanas a cerca de 140 personas entre marroquíes bloqueados e inmigrantes que han entrado de forma irregular a Melilla durante el estado de alarma y se encuentran en aislamiento. La delegada del Gobierno, Sabrina Moh, confirmó a preguntas de los periodistas que estos incidentes se produjeron anteayer y fue necesaria la intervención de la Guardia Civil para restituir el orden. La riña se saldó con tres detenidos como presuntos autores de delitos de desórdenes públicos y de lesiones.
Esas tres personas, que son “ciudadanos extranjeros confinados en el complejo del V Pino”, han pasado a disposición judicial, según fuentes de la Delegación, que precisó que una voluntaria de Cruz Roja y un vigilante de seguridad resultaron heridos leves.
La zona del V Pino sirve desde finales de marzo para acoger en carpas desmontables a marroquíes bloqueados en Melilla debido al cierre de la frontera y, aunque la mayoría fueron trasladados a la Plaza de Toros dos semanas después debido a las inundaciones que sufrió la zona, alrededor de 80 siguen allí porque el traslado se está realizando de forma gradual, según informó días atrás Salud Pública.
También se encuentran en el V Pino los inmigrantes que han accedido de forma irregular a Melilla desde que se decretó el estado de alarma, tanto los 55 subsaharianos que saltaron la valla el 6 de abril como los dos que entraron el domingo a nado equipados con traje de neopreno.

Varias alternativas
En este sentido, la delegada explicó que se están viendo “varias alternativas” para proceder al traslado de los 55 subsaharianos del salto a la valla, algo que se abordó la semana pasada con la Secretaría de Estado de Migraciones, ya que esta entrada irregular “se produjo en plena crisis” del coronavirus y era necesario mantener a estas personas en aislamiento.
Moh justificó la necesidad de ver “alternativas” debido a que el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) cuenta en estos momentos con una alta ocupación, de unas 1.600 personas, por encima del doble de su capacidad, y tiene “unos protocolos muy estrictos para conseguir controlar a la población y mantenerla con los menores riesgos posibles”.
Esa es la razón por la que los inmigrantes que han accedido de forma irregular durante el estado de alarma están siendo aislados en el V Pino. “No podemos arriesgarnos a meter en el CETI a personas cuya procedencia y condiciones sanitarias desconocemos”; afirmó la delegada.

Traslados
Respecto a la situación del CETI, avanzó que se está valorando la posibilidad de hacer traslados de inmigrantes a la península, teniendo en cuenta “posibles perfiles que puedan salir”, como las condiciones documentales y de vulnerabilidad, dado que “muchas veces hay ciertas complicaciones” por la nacionalidad o la situación en que se encuentre su documentación.
Dejó claro que no hay cerrada ninguna fecha para hacer estos posibles traslados, que seguirían a los que ya se hicieron días atrás por primera vez en el estado de alarma, permitiendo rebajar la ocupación del CETI a unas 1.600 personas, un colectivo “bastante numeroso”, como reconoció Sabrina Moh.
Respecto a la situación de los más de 600 tunecinos que hay acogidos en el CETI, recordó que hace unos días, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ya informó de que el Ejecutivo trabaja en coordinación con el Gobierno de Túnez para repatriar "a la mayor brevedad" a los que tienen el expediente de expulsión "concluido y materializado".
Esta cuestión, dijo Moh, se encuentra “en vías de negociación” para ver “qué va a pasar con este colectivo de personas” y en Melilla se está “a la espera de que se determine la medida que se va a llevar a cabo”.