www.melillahoy.es
La medida busca favorecer la separación de dos metros que deben guardar las personas durante la crisis sanitaria del coronavirus para evitar contagios
Ampliar
La medida busca favorecer la separación de dos metros que deben guardar las personas durante la crisis sanitaria del coronavirus para evitar contagios

El Paseo Marítimo cerrará al tráfico los fines de semana para facilitar la separación de dos metros

A partir de esta semana, estará cortado desde el viernes a las 18.00 horas hasta el lunes a las 10.00 horas, con el objetivo de que las aceras sean para uso peatonal, la calzada para los corredores, y el carril bici para bicicletas

martes 05 de mayo de 2020, 04:15h
El Paseo Marítimo estará, desde este viernes, cerrado al tráfico durante los fines de semana para favorecer la separación de dos metros que deben guardar las personas durante la crisis sanitaria del coronavirus para evitar contagios, dada la gran afluencia de personas que se ha dado en esta zona desde que se permite la salida de colectivos por franjas horarias.

En rueda de prensa, el viceconsejero de Recursos Hídricos, Energías Renovables y Políticas Ambientales, Francisco Vizcaíno, dio a conocer esta medida como competente en el área de Movilidad, después de que fuera adoptada en una reunión del Centro de Coordinación para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus (CECOR).
En concreto, el Paseo Marítimo estará cortado al tráfico rodado durante los fines de semana, desde el viernes a las 18.00 horas hasta el lunes a las 10.00 horas, con el objetivo de que las aceras sean para uso peatonal, la calzada para los corredores, y el carril bici para bicicletas.
Para garantizar el “distanciamiento social”, el CECOR también ha adoptado otras medidas similares que restringen la presencia de vehículos para dar mayor espacio a los peatones y cumplir la petición del Ministerio para la Transición Ecológica respecto a la necesidad de “dar un paso” para impulsar el uso de la bicicleta como vehículo alternativo.

Otros cortes totales o parciales
Así, avanzó que la Avenida Juan Carlos I, calle emblemática del centro de Melilla, estará cerrada de forma parcial a la circulación de vehículos para destinar dos tercios de su espacio a los peatones, concretamente el carril de bajada de la izquierda y la zona anexa de aparcamientos.
La intención es que esta medida, que se aplicará a toda la avenida, empiece a aplicarse el 11 de abril, en función de la disponibilidad de recursos humanos y técnicos, fundamentalmente señales viales, que escasean en Melilla y son necesarias para aplicar las restricciones al tráfico y habilitar una ciclovía que también se pondrá en marcha.
También en el centro urbano, las calles Ejército Español y López Moreno, paralelas a la Avenida Juan Carlos I, estarán cerradas al tráfico rodado en las fases uno, dos y tres del plan de desescalada para ayudar al sector de la restauración a ampliar sus terrazas, dadas las limitaciones en la ocupación que se han establecido en la crisis sanitaria.
De igual modo, se va a eliminar la zona de aparcamiento en la calle situada entre el Parque Forestal y la Granja Escuela para que los peatones puedan hacer uso de ella a ambos lados de la calzada, además de las aceras.
Vizcaíno señaló que les han recomendado no introducir modificaciones en la calle La Legión, pero ha recordado que es una calle 20 y que tienen preferencia en su uso los peatones y los ciclistas.
Respecto a los circuitos periurbanos, como la Pista de Carros, el viceconsejero también recordó que están restringidos al tráfico, pero quienes hagan uso de ellos para hacer deporte, deben utilizar luces en las horas de oscuridad, tanto a primera hora de la mañana como a última de la noche.

Sin coche para deporte
La delegada del Gobierno, Sabrina Moh, dijo que todas estas medidas se han planteado para garantizar la distancia social y para dar respuesta a la problemática de falta de espacio para que la ciudadanía pueda salir a andar y a hacer deporte cumpliendo de forma estricta con las instrucciones dadas por las autoridades sanitarias.
También aprovechó para recordar que no está autorizado el uso del vehículo para trasladarse a zonas de la ciudad en las que se quiera hacer deporte. “Todas las personas que salgan a hacer algún tipo de deporte deben recordar que están prohibido los desplazamientos en vehículos”, puntualizó.

Una ciclovía para unir el sur con el centro en bici

Para fomentar el uso de la bicicleta como vehículo alternativo, Vizcaíno avanzó que se pondrá en marcha un circuito ciclovía, conectado con el carril bici del paseo marítimo y que conectaría toda la zona sur de la ciudad, indicó el viceconsejero antes de destacar el esfuerzo que se está haciendo para conseguir las señales de tráfico que son necesarias para ello.
La idea es unir el carril bici de las calles Héroes de Alcántara, de Marques de los Vélez y de Puente de Triana con una ciclovía que se montaría desde Altos de la Vía hasta la Plaza de España, para lo que se cortará al tráfico las calles Altos de la Vía y Antonio Pérez, situada entre el Colegio Infantil Velázquez y el Centro Asistencial.
Vizcaíno destacó los “pasos muy importantes” que se han dado en la movilidad peatonal y ciclista, aunque mostró ciertas reticencias a que la ciclovía sea una medida permanente más allá de la crisis sanitaria, ya que Melilla es “una ciudad problemática” en cuanto a movilidad al tener 65.000 vehículos y 12 kilómetros cuadrados.
El objetivo, dijo, es seguir ampliando el carril bici con proyectos que ya están hechos, como la conexión entre paseo marítimo y Plaza de España y en la calle Altos de la Vía, e intentar afianzar lo que se pueda en infraestructuras de este tipo o ciclovías.