www.melillahoy.es

BALONCESTO - FEDERACIÓN

El colegiado melillense recibió el Premio Melilla Deporte 2018 al ‘Mejor Árbitro’
El colegiado melillense recibió el Premio Melilla Deporte 2018 al ‘Mejor Árbitro’ (Foto: FMB)

Javier Almansa García: “Los árbitros deben interpretar las antideportivas de manera coherente durante todo el partido”

miércoles 06 de mayo de 2020, 04:00h
Esta duodécima publicación de #ArtículosFMB, una novedosa actividad formativa que ha puesto en marcha la entidad que preside Javier Almansa, ha contado esta vez con la colaboración de Javier Almansa García, árbitro melillense del Grupo 2 de la FEB (Liga EBA y LF2), quien ha denominado su exposición ‘Criterios en las Faltas Antideportivas’.

Javier Almansa García, de 21 años y estudiante del Grado en Derecho en la UGR (Campus de Melilla), es árbitro del Grupo 2 de la Federación Española de Baloncesto (Liga EBA y LF2) y miembro del Comité de Árbitros de la Territorial Melillense desde el año 2014, habiendo participado en un total de ocho Campeonatos de España de SS.AA. y en cuatro de Clubes. Además, su currículum se completa con el Premio Melilla Deporte 2018 al ‘Mejor Árbitro’.

INTRODUCCIÓN
El joven colegiado comenzó su artículo explicando que, desde que se le propuso poder ayudar en esta iniciativa, tuvo claro que “podría venir bien compartir, ya sea a entrenadores, jugadores, árbitros o, en general, a todo el mundo que le interese el baloncesto, aspectos del mundo arbitral, poniendo en conocimiento a todos información (en mi opinión, relevante para todos los que se dedican al basket) de esta difícil profesión”.
De igual modo, hizo hincapié en que estos son “criterios que se establecen desde la FIBA”, mientras que desde el Comité Técnico Arbitral de la Federación Española de Baloncesto, a través de reuniones conjuntas que reciben los árbitros, se insta a que “todos” unifiquen el criterio y se dan “las pausas que hay que seguir en el arbitraje”, apuntó.
En el caso de Javier Almansa, en particular, la Territorial le asignó la posibilidad de comentar los distintos criterios para sancionar una falta antideportiva.

DEFINICIÓN
Lo primero que hay que tener claro, según Javier Almansa, es que “una falta antideportiva es una falta de un jugador que implica contacto” y que, “a juicio del árbitro:
 No es un esfuerzo legítimo de jugar directamente el balón dentro del espíritu e intención de las reglas.
 Es un contacto excesivo y violento causado por un jugador en un esfuerzo por jugar el balón o sobre un oponente.
 Es un contacto innecesario causado por un defensor para detener la progresión del equipo atacante en transición.
 Esto se aplica hasta que el jugador atacante comience su acción de tiro.
 Es un contacto de un defensor por la espalda o lateralmente sobre un oponente en un intento de impedir un contraataque y no hay ningún defensor entre el atacante y la canasta de los oponentes.
 Esto se aplica hasta que el jugador atacante comience su acción de tiro.
 Es un contacto de un defensor sobre un oponente en pista durante los dos últimos minutos del cuarto período o durante los 2 últimos minutos de cualquier periodo extra, cuando el balón está fuera del terreno de juego para efectuarse un saque y aún permanece en las manos de un árbitro o a disposición del jugador que va a efectuar dicho saque”.

PENALIZACIÓN
En cuanto a la penalización, los árbitros, en opinión del autor de este artículo, debe “interpretar dichas faltas antideportivas de manera coherente durante todo el partido y juzgar solo la acción, sin perder nunca la credibilidad, aspecto básico y clave en el arbitraje”.
Así pues, y como comenta el colegiado melillense, su penalización será:
 Se anotará una falta antideportiva al infractor.
 Se concederán un(os) tiro(s) libre(s) al jugador que recibió la falta, seguidos de:
- Salto entre dos en el círculo central para comenzar el partido, si la infracción ha sucedido antes del inicio del mismo.
- Saque desde la prolongación de la línea central enfrente de la mesa de oficiales, en cualquier otro caso.
 El número de tiros libres se concederá como sigue:
- Si la falta se comete sobre un jugador que no está en acción de tiro: dos tiros libres.
- Si la falta se comete sobre un jugador que está en acción de tiro (de dos o tres puntos): la canasta, si se convierte, será válida y se concederá un tiro libre adicional.
- Si la falta se comete sobre un jugador en acción de tiro y la canasta no se convierte, 2 o 3 tiros libres, dependiendo desde dónde se ha intentado el lanzamiento.
 Un jugador será descalificado durante el resto del partido cuando sea sancionado con dos faltas antideportivas o con una falta técnica y una falta antideportiva”.
Siguiendo con este apartado, Almansa recordaba que, desde septiembre de 2017, la FIBA cambió los criterios anteriores que se tenían de la falta antideportiva, “con el propósito de limpiar el juego de las acciones no normales de baloncesto que dañan el espectáculo con contactos innecesarios, fuera de la intención y el espíritu de las reglas”, resaltó.
A continuación, y para interpretar correctamente y de forma coherente las reglas, el árbitro local considera que se deben seguir los siguientes principios:
“ No es un esfuerzo legítimo de jugar directamente el balón.
 No es una acción normal de baloncesto.
 Hay intención de hacer una falta estando fuera de una PLD (posición legal de defensa) activa.
 Se detiene de forma innecesaria el progreso en la transición.
 Existe una PLD (posición legal de defensa) para defender de acuerdo con las reglas”.
Para acabar con este capítulo, Almansa incidió en que teniendo “estos principios como punto de partida básica”, hay que conocer que, en la actualidad, son cinco los criterios por los que se puede sancionar una falta antideportiva, y resulta, en su opinión, “muy importante que los árbitros conozcan casi de memoria los mismos para que quede suficientemente claro cuándo sancionar una falta antideportiva o cuándo sancionar, en cambio, una falta normal”, argumentó.

CRITERIOS
Los cinco criterios a seguir, según el joven árbitro de nuestra ciudad, son los siguientes:
“1. No utilizar un esfuerzo legítimo de jugar directamente el balón dentro del espíritu e intención de las reglas.
2. Jugador que causa un contacto excesivo y violento en un esfuerzo por jugar el balón o sobre un oponente.
3. Un contacto innecesario causado por un defensor para detener la progresión del equipo atacante en transición. Esto se aplica hasta que el jugador atacante comience su acción de tiro.
4. Es este el criterio que ha sufrido una modificación por parte de FIBA para la temporada siguiente 2020-2021. Se considerará antideportiva (U) al contacto ilegal causado por el jugador, por espalda o lateralmente, sobre un oponente que está progresando hacia la canasta de los oponentes y no hay otros jugadores entre el jugador que progresa, el balón y la canasta.
Antes del cambio, el criterio C4 exigía que hubiera control de balón del equipo del atacante.
5. Contacto de un defensor sobre un oponente en pista durante los dos últimos minutos del cuarto periodo o durante los dos últimos minutos de cualquier período extra, cuando el balón está fuera del terreno de juego para efectuarse un saque y aún permanece en las manos de un árbitro o a disposición del jugador que va a efectuar dicho saque”, enumero Javier Almansa.

AGRADECIMIENTOS Y MENSAJE DE ÁNIMOS

Para concluir, Javier Almansa García agradeció a la Federación Melillense de Baloncesto y, en particular, a su director técnico, Paco del Pino, “por contar conmigo en esta gran propuesta de la Federación ante estos tiempos difíciles que estamos pasando por la pandemia del COVID-19, y que los días que llevamos en casa (que ya son muchos) se nos pueda hacer más ameno y entretenido, repasando o enseñándonos más acerca del deporte del mundo de la canasta”.
También quiso dar “muchos ánimos y fuerza a todos, en especial a aquellos que están sufriendo de manera personal este virus y esperando que todos podamos vernos pronto en las canchas de baloncesto”, finalizó.