www.melillahoy.es
Mohamed Mohand hizo un llamamiento a los diferentes grupos políticos para evitar “las luchas de poder” e “intereses políticos y partidistas”
Ampliar
Mohamed Mohand hizo un llamamiento a los diferentes grupos políticos para evitar “las luchas de poder” e “intereses políticos y partidistas” (Foto: CAM)

Melilla emite un informe favorable ante Sanidad para pasar a la fase 1 del plan de desescalada

La Comisión de Sanidad abordó ayer esta cuestión con los grupos políticos, a los que Salud Pública quiere hacer partícipes de “la nueva normalidad” de Melilla porque cree “fundamental” que tengan voz y voto en este proceso

jueves 07 de mayo de 2020, 05:00h
La Ciudad Autónoma de Melilla se muestra favorable a pasar a la fase 1 en el plan de desescalada en la pandemia del coronavirus a partir del 11 de mayo, tal y como recoge en el informe que ayer mismo remitió al Ministerio de Sanidad, que es el organismo que debe autorizarlo. En rueda de prensa, el consejero de Salud Pública, Mohamed Mohamed Mohand, explicó que el informe, que es “meramente técnico”, se ha elaborado “en tiempo récord” y los profesionales están “volcados” en la realización de un trabajo que “está siendo bueno”.

Ello permitió abordar ayer esta cuestión en una reunión de la Comisión de Sanidad con los grupos políticos representados en la Asamblea regional, a los que Salud Pública quiere hacer partícipes de “la nueva normalidad” de Melilla porque considera que es “fundamental” que tengan voz y voto en este proceso.
Además, el consejero, que dijo estar “profundamente concienciado” de la necesidad de que participen los representantes del Pueblo en el plan de desescalada, se mostró abierto a aceptar las propuestas de los diferentes grupos políticos, a los que hizo un llamamiento para evitar “las luchas de poder” e “intereses políticos y partidistas”.

Grupos de trabajo
Asimismo, explicó que el plan de desescalada conlleva también un “tinte práctico” mediante el diálogo con grupos de trabajo de los diferentes ámbitos.
Uno de ellos abordará el sector de la hostelería, para lo que hoy habrá una reunión con el presidente de la asociación del gremio, al que pedirán información de qué establecimientos están dispuestos a abrir desde la fase 1 del plan de desescalada, con la intención de “trabajar de forma más cercana” con ellos.
En concreto, la idea es estudiar la capacidad de terraza de cada uno de los bares y restaurantes para ver la posibilidad de expandir el espacio mediante cortes de vías u otras herramientas, de modo que no les afecte la limitación del 50 % de mesas establecida en el plan de desescalada y puedan atender el mismo número que tenían antes de la pandemia.
Mohand indicó que también habrá otros grupos de trabajo para la desescalada en ámbitos como la cultura, la sanidad, el deporte o la movilidad, entre otros, algo para lo que se está trabajando “de forma incansable” con las distintas sectoriales “para poner en marcha de la mejor manera posible esa nueva normalidad”.

Mohand no es partidario de empezar a desescalar, a día de hoy, en el ámbito educativo de Melilla

El grupo de trabajo para abordar la desescalada el ámbito educativo se reunió ayer para analizar la situación con los directores de los centros de Educación Infantil y Primaria, la delegada del Gobierno, Sabrina Moh, y el director provincial del Ministerio de Educación, Juan Ángel Berbel.
Mohand pidió a los directores un informe para que expongan qué medidas de protección y distanciamiento social frente al coronavirus se podrían cumplir en sus respectivos centros y cuáles no, con el objetivo de que la comisión de desescalamiento, de la que forman parte sanitarios y epidemiólogos, adopten una decisión respecto a la desescalada en el ámbito educativo a partir del 25 de mayo.
El consejero considera que aún hay días de margen para seguir trabajando de cara a la desescalada en el ámbito educativo, pero su opinión personal, antes de conocer esos informes, es que a día de hoy no se debería adoptar ninguna medida en ese sentido y mantener la situación actual.