www.melillahoy.es

Prodein resalta que el Comité de Derechos del Niño de la ONU ha recibido 14 solicitudes de escolarización

Virginia Álvarez de Amnistía Internacional España junto a José Palazón
Virginia Álvarez de Amnistía Internacional España junto a José Palazón

José Palazón: “Lo que más afecta a los colectivos que están en el CETI de Melilla es no saber qué va a pasar con ellos”

viernes 08 de mayo de 2020, 04:00h
El presidente de Pro Derechos de la Infancia (Prodein), José Palazón, explicó ayer en qué situación viven los diferentes colectivos que se encuentran en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla asegurando que “lo que más les afecta es no saber qué va a para con ellos”. Asimismo, apuntó que hay multitud de lugares en la ciudad para poder acoger a los transeúntes de Marruecos en vez de estar en la plaza de toros o el V Pino en esas condiciones. También, Prodein resalta que el Comité de Derechos del Niño de la ONU ha recibido esta semana 14 solicitudes de escolarización.
El presidente de Prodein Melilla, José Palazón estuvo ayer en directo en Amnistía Internacional España vía Facebook junto a la investigadora Virginia Álvarez para hablar sobre la situación de las personas migrantes en España en época de COVID19 y de las que están atrapadas actualmente en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla debido a que acoge a 1.600 personas duplicando su capacidad de plazas.

Expuso que la situación de los migrantes con respecto a la situación “de siempre” sigue siendo la misma y la presencia del coronavirus es un añadido más a lo que ya tenían, pero no hay una gran variación porque, por ejemplo, no pueden salir del CETI, aunque “no todo el mundo se encuentra allí sino en el V Pino, centros de menores y personas que viven en la calle”.

Palazón señaló que en el V Pino se montaron varias carpa para acoger a la gente que estaba en la calle y a todos los transeúntes que iban hacia Marruecos cuando se decretó el estado de alarma. Detalló que las personas que se encontraban allí estaban en literas que no respetaban a distancia de seguridad, “pero lo peor no es el frío, el viento o la lluvia si no que no tenían comida. También, resaltó había mucha gente “muy diversa mezclada”, por lo que, había peleas continuas hasta que los trasladaron a la plaza de toros donde “siguen mal atendidos”.

A su parecer, en Melilla sobran los lugares para poder atenderlos y cree que el propio Ejército acogerían a estas personas “con mucho gusto” porque cuentan con espacios grandes como La Legión para poder hacerse cargo de ellos, aunque “la delegada del Gobierno no quiere”.

Respecto al CETI, el presidente de Prodein dejó claro que, cuando llegan los inmigrantes a Melilla entran en este albergue y automáticamente se les rompe las ilusiones de tener que escapar de una guerra, se sienten más seguros, y sueñan con estar en un sitio donde puedan tener trabajo además de mantener las necesidades de su familia.

Aseguró que al entrar en el CETI tienen una sensación de acogida, de que están en Europa y que van a estar protegidos, “esto puede durar un año, pero cuando pasa, se dan cuenta de que no era verdad, sino que están en un albergue que es una cárcel y lo único que pueden esperar es que se les expulse”. Remarcó que incluso hay gente que ha llegado a estar en el CETI seis años.

Palazón recordó que actualmente los tunecinos están en huelga de hambre porque llevan más de un año esperando a salir. “Aunque lo que les afecta a los colectivos que están en el CETI es el no saber qué va a pasar con ellos, si los van a expulsar o si se los van a llevar a la península”.