www.melillahoy.es

Melilla recibirá un millón de euros para la puesta en marcha del Plan de choque para el empleo juvenil

Mohamed Ahmed, consejero de Juventud
Mohamed Ahmed, consejero de Juventud (Foto: CAM)

Se incentivarán distintas iniciativas formativas en ámbitos de las TIC y los idiomas, pero también en el plano social y de ocio

viernes 08 de mayo de 2020, 04:00h
El consejero de Juventud, Mohamed Ahmed, anunció ayer que el Estado enviará a la Ciudad Autónoma una partida de 1.050.000 euros para el Plan de Choque por el Empleo Joven en la ciudad que permitirá la puesta en marcha de distintas iniciativas formativas, en ámbitos de las TIC y los idiomas, para que dispongan de nuevas herramientas que contribuyan a su inserción laboral. Indicó Ahmed que el objetivo es revertir las cifras actuales que sitúan en el 60% el desempleo entre la población juvenil.
En rueda de prensa, el consejero dejó de manifiesto que es preciso no olvidar “la relevancia que tiene la juventud para el futuro de Melilla” y que es preciso revertir una situación como el desempleo juvenil, que se sitúa en el 60% en Melilla, “una de las tasas más altas de todo el país”, que se ha visto agravada con las medidas de confinamiento por el coronavirus.

Explicó que Melilla, en comparación a otras provincias, por su tasa de natalidad la población melillense es eminentemente joven, pero “no terminan de arraigarse en la ciudad porque se ven obligados a emigrar y buscar oportunidades de empleo en el exterior”. Este hecho pone en “riesgo el futuro de la ciudad”, de ahí que considere oportuno realizar los esfuerzos necesarios para revertir esta realidad.

Plan de choque
Con este objetivo la Ciudad va a poner en marcha el Plan de choque contra el desempleo juvenil en la ciudad, que ya ha finalizado la primera fase de recogida de datos que se utilizarán para la elaboración de los contenidos de la fase dos que se pretende poner en marcha cuanto antes.

Indicó que el plan incluye acciones de formación encaminadas a la inserción laboral, pero también iniciativas en el campo social, familiar y ocio, y añade que se sufragará con presupuesto propio de la Consejería y con los 1.050.000 euros que ha confirmado el Estado que remitirá a Melilla dentro del Plan de Juventud 2019-2021.

Indica que con las acciones a llevar a cabo se busca facilitar las herramientas que contribuyan al arraigo de los jóvenes en la ciudad, pero al mismo tiempo, que puedan ser competitivos en un mundo globalizado, si deciden finalmente marcharse.

Aunque aún resta trabajar con el resto de consejerías, con Promesa y con distintos sectores sociales sobre las acciones a llevar a cabo, sí que apuesta por aquellas que incidan en las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), los servicios sociales y los idiomas, tanto el inglés, refuerzo del castellano y otras lenguas como el francés o el árabe.

El deseo del consejero de Juventud es que este plan, que busca contar con la participación de empresas, sindicatos y distintas áreas de Gobierno, no sea una medida puntual, sino que tenga continuidad en el futuro para ofrecer oportunidades a las nuevas generaciones.

Preguntado sobre cuántos jóvenes se podrán ver beneficiados con las acciones del plan, indicó que Melilla cuenta con 24.000 jóvenes y que no puede concretar a cuántos abarcará, pero sí que las acciones irán encaminadas a ofrecer alternativas a los jóvenes en situación vulnerable, entre los que incluye a personas con discapacidad, mujeres y jóvenes sin estudios por abandono temprano.

Las críticas del PP a la gestión de Rostrogordo, “pura humareda”
Mohamed Ahmed salió ayer al paso de las críticas del PP que considera “un gasto desmesurado” el que se está realizando por parte del Gobierno de la Ciudad en la gestión del centro provisional de acogida de Rostrogordo y en la contratación de personal. El consejero considera que estas críticas generan “una humareda que no aporta nada, solo crea confusión y confrontación innecesaria en la sociedad”. Defiende que el gasto realizado hasta ahora en Rostrogordo “está dentro de los márgenes de funcionamiento de los centros de acogida”, y si “son muchos o pocos” los empleados contratado, lo que se ha buscado “es garantizar la integridad de los menores” y lo que debe reunir un centro de protección. Sobre los criterios que se han aplicado para la selección del personal, algo que también critica el PP porque considera que ha habido “contrataciones a dedo”, el consejero señala que “los perfiles son los que se exigen en las condiciones contractuales y los requisitos y la selección las realiza la empresa” adjudicataria.