www.melillahoy.es
El abogado melillense Morad Maanan ha sido reconocido entre los 50 mejores abogados de España y Portugal
El abogado melillense Morad Maanan ha sido reconocido entre los 50 mejores abogados de España y Portugal

Morad Maanan: “Somos muchos jóvenes melillenses los que estamos fuera, pero hacemos cosas de las que nuestra ciudad puede sentirse orgullosa”

domingo 10 de mayo de 2020, 04:00h
El abogado melillense, Morad Maanan Tieb, ha sido reconocido como uno de los mejores abogados de España y Portugal en el TOP 50 Iberian Lawyer Rising Stars. En una entrevista concedida a este Diario habla sobre sus estudios, carrera profesional y qué significa para él ser embajador de Melilla.

-¿Por qué decidió estudiar Derecho? ¿Dónde cursó sus estudios?
-Creo que la decisión me escogió a mí, y no al revés que es como suele ocurrir la gran mayoría de las veces. Desde muy joven tenía claro que iba a ser abogado. Era una cuestión casi innegociable. Siempre he tenido un especial interés por resolver asuntos complejos y por el mundo empresarial; supongo que cuando mezclas esos dos ingredientes con mucha curiosidad y ganas de ayudar a los demás existen muchas más probabilidades de que acabes haciendo algo en el sector de la abogacía o en algún otro sector que esté íntimamente relacionado. Es curioso porque también hubo un tiempo en el que fantaseaba con dedicarme al fútbol cuando era un adolescente y había tenido la oportunidad de jugar en categorías nacionales y en tercera división, pero por fortuna pronto se me fue esa idea de la cabeza.
En cuanto a mi formación, estudié en la Facultad de Derecho de la Universidad de Granada, y después continué formándome en la Escuela de Negocios de la Universidad CEU-San Pablo donde estudié un máster de práctica jurídica y un máster de Derecho de los Negocios. A esas dos instituciones les debo gran parte de lo que soy hoy en día. También, realicé estudios jurídicos y empresariales en la Escuela de Empresa (EAE) y formaciones de gestión empresarial en Imperial College Business School.
-¿Por qué ha decidido especializarse más en el derecho mercantil?
-Esta es otra decisión que me escogió a mí y no al revés. Por inercia natural tengo una mente muy estructurada para los negocios; supongo que ser nieto, hijo y sobrino de empresarios tendrá algo que ver. La realidad es que el derecho de los negocios ha sido la práctica jurídica por excelencia durante los últimos años; la globalización ha tenido gran parte de culpa. Supongo que también influye que me gusten muchísimo las empresas; negociar, intermediar, diseñar estrategias jurídicas que permitan conseguir objetivos o superar obstáculos, etcétera. Todo lo que tenga que ver con el mundo de los negocios me sabe a desafío; y yo vivo de eso, de desafiarme continuamente.
Además, sin perjuicio de una tendencia práctica más mercantil, la realidad es que también intervengo en litigios comerciales y/o conflictos societarios, y asesoro en materias de derecho público y sectores regulados.

“Este reconocimiento tiene mucho más componente colectivo que individual”

-Ha sido reconocido como uno de los mejores abogados de España y Portugal en el TOP 50 Iberian Lawyer Rising Stars, ¿qué supone para usted? ¿Cómo se lleva a cabo este tipo de reconocimiento?
-Quienes me conocen bien saben que lo valoro en una proporción muy medida. Nunca he sido muy amigo de la alegría descontrolada ni del frenesí. Estoy muy contento, no puedo negarlo, estar entre los 50 mejores de España y Portugal es una satisfacción personal enorme. Iberian Lawyer es uno de los directorios legales más prestigiosos de Europa y no se es un Iberian Lawyer Rising Stars todos los días, menos aún estar entre los tres más jóvenes de la lista de cincuenta; pero sé que este reconocimiento tiene mucho más que ver con lo que aún queda por venir que con lo que ya ha llegado. Además, para mi este reconocimiento tiene mucho más componente colectivo que individual; debería recoger el nombre de todos mis colegas de equipo, no lo habría conseguido sin todos ellos.
En todo caso, como decía, es una satisfacción personal enorme. Me da mucha fuerza y ánimo para seguir haciendo camino.

-Actualmente desempeña su trabajo en Carles Cuesta Abogados, ¿qué ha supuesto para su carrera profesional?
-Mi incorporación a Carles Cuesta fue un punto de inflexión en mi carrera; una transición profesional que me ha hecho mejorar en todos los sentidos. Mi primera etapa profesional empezó en Roca Junyent (ahí tuve la grandísima oportunidad de trabajar con José Antonio Cadahía Casla y su equipo -Paula de la Villa, Víctor Vilaboa, Lorena Llarena, Pablo Salamanca y José Aitor Santana, entre otros-), después, estuve una temporada en la firma británica Clifford Chance (ahí tuve la enorme suerte de aprender de Juan José Lavilla y José Luis Zamarro, entre otros; e incluso de coincidir con un familiar, Samir Azzouzi Maanan. Esos despachos me marcaron el camino, con Carles Cuesta empecé a recorrerlo.
En Carles Cuesta me he convertido en mejor profesional y mucho mejor persona. Somos un equipo muy diverso, y creo que esa es la clave de nuestro éxito: somos todos como somos. En los últimos años hemos sido reconocidos, de forma consecutiva, como una de las cien mejores firmas jurídicas a nivel mundial por Global Restructuring Review (GRR) y en otros tantos rankings jurídicos por prestigiosos directorios como Chambers and Partners, Who’s Who Legal e Iberian Lawyer. Somos una firma jurídica muy dinámica, nos adaptamos al cliente y sus necesidades para resolverlas de forma creativa e intentamos ser parte de su proyecto de principio a fin (siempre decimos que nuestra misión es «ayudar a crear y crecer»).
Además, entre los profesionales del Despacho está el primer no americano galardonado como «Emerging Leader in Insolvency Practice» dentro del programa 40 under 40 del American Bankruptcy Institute (José Carles Delgado), tres de los «Name to Know in Spain 2020» en la última edición de Global Restructuring Review (Carlos Cuesta, Beatriz Reus y Daniel Rodríguez, respectivamente) y uno de los premiados como «Arbitration Leader 2020» en el último ranking del directorio legal Who’s Who Legal (Pablo Martínez Llorente).
No me atrevería a decir que cosas hacemos mejor que otros despachos, porque competimos hacia dentro, pero sí puedo decir que hacemos las cosas de manera diferente y, casi siempre, nos salen muy bien.
-¿Qué recomendaciones le daría a un joven que inicia la carrera de Derecho?
-No soy muy dado a dar consejos ni sermones porque solo tienen autoridad cuando las canas -que aún no tengo- les respaldan, pero sí puedo compartir lo que creo que puede ayudar antes de empezar a estudiar la carrera de Derecho.
A quienes les guste el Derecho y piensen en estudiarlo, solo les recomiendo una cosa: curiosidad y esfuerzo. Curiosidad por saber más y mejor, de todo lo que se pueda. Esfuerzo para que todo lo que se vaya aprendiendo tenga un propósito real: ayudar a los demás y construir cosas provechosas.
-Como melillense que reside en Madrid, ¿sigue siendo embajador de la ciudad?
-Siempre. Es algo que llevo conmigo vaya donde vaya. Soy un melillense muy orgulloso de su tierra, y lo seré siempre. Estoy al servicio de mi ciudad y su gente los 365 días del año. Si Melilla y su gente están bien, disfruto. Si Melilla y su gente lo pasan mal, sufro con ellos.
Creo que esto de ser embajadores es algo que la ciudad tiene que terminar de explotar de alguna forma en beneficio de Melilla. Somos muchos jóvenes melillenses los que estamos fuera y que, siempre portando la bandera azul de nuestra tierra, estamos haciendo cosas de las que nuestra ciudad puede sentirse orgullosa. Por ejemplo, pienso en Rosa Narváez (ganadora de NASA Space APP Challenge), Uri Botello (una de las mejores palas del World Padel Tour), Munir Mohamedi (portero del Málaga CF), Borja Garcés (la nueva esperanza de la cantera del Atlético de Madrid), Yusef Kaddur (campeón del mundo en varias modalidades de lucha), y un largo etcétera. Los jóvenes que viven aquí y los que por distintas razones vivimos fuera somos embajadores de nuestra ciudad. Nuestra particular marca Melilla, y eso habría que aprovecharlo.

“Me gustaría que mis alumnos guardasen un recuerdo mío como el que yo guardo de mis profesores”

-También compagina su actividad con la docente, ¿por qué quiso dedicarse a ello? ¿Dónde es actualmente profesor y qué enseña a sus alumnos?
-La docencia es una necesidad. Personalmente, creo que enseñar y aprender van de la mano; uno nunca acaba de saber a ciencia cierta si es más alumno que profesor o más profesor que alumno. Me gusta estar conectado con las aulas; tuve maestros muy generosos a los que debo muchísimo y me gustaría que en el futuro guardasen un recuerdo mío como el que yo guardo de ellos. Actualmente doy clases en la Escuela de Negocios de la Universidad CEU-San Pablo, en la Universidad de Navarra y en ISDE Law & Business School. En las sesiones explico materias de derecho mercantil, negociación y resolución de conflictos (litigios comerciales y/o conflictos societarios) y contratación internacional.

-Un mensaje que desee añadir como fin de la entrevista.
-Me gustaría transmitir unas breves palabras a toda la ciudadanía melillense. Durante los últimos años hemos vivido momentos muy complicados; han surgido fricciones en absoluto necesarias entre no pocos colectivos de la ciudad, y, muy a nuestro pesar, ahora vemos desde la lejanía el futuro incierto que provocará el COVID-19 (que, tristemente, también nos ha hecho perder a personas muy queridas de Melilla).
Ya es hora de comenzar a escribir el nuevo futuro de Melilla, y hemos de hacerlo todos juntos; con independencia de cualquier signo, distinción o ideología. Vendrán momentos complicados, pero estoy absolutamente convencido de que podremos afrontarlos con la inigualable calidad humana que distingue a la gente de esta tierra.
Puede que nuestros políticos aun no hayan sido capaces de entenderse bien, pero estoy seguro de que la ciudadanía melillense les enseñaremos cómo hacerlo. Es momento de ser puentes que conecten a las personas de nuestro alrededor; es momento de empezar a construir un mundo de personas ayudando a personas.
Por último, me gustaría agradecer a todos los profesionales de MELILLA HOY por su atención y su trato tan amable.