www.melillahoy.es

Cafeterías, bares y restaurantes podrán instalar terraza a partir del lunes y ampliar su superficie

Mohamed Mohamed Mohand, consejero de Políticas Sociales
Mohamed Mohamed Mohand, consejero de Políticas Sociales (Foto: CAM)

Los comercios de menos de 400 metros cuadrados podrán abrir sus puertas y se amplía a las doce de la noche el tramo para paseos y práctica deportiva, pero no en grupos de diez personas

domingo 10 de mayo de 2020, 04:00h
El consejero de Economía y Políticas Sociales, Mohamed Mohamed Mohand, anunció que, a partir del lunes, con la entrada en la fase 1 del plan de desescalada, se ha previsto que cafeterías, bares y restaurantes puedan no solo instalar terraza, sino ampliar su espacio posibilitando aumentar el número de mesas; una medida que tendrá en cuenta a aquellos que hasta el momento no disponían de veladores ni terrazas, que podrán ocupar incluso la calzada. También se amplía de 8 a 12 de la noche los paseos y la práctica deportiva pensando en especial en los melillenses que practica el Ramadán.
En rueda de prensa, el consejero de Políticas Sociales, desgranó el contenido de la Orden Ministerial que detalla qué supone la entrada en la fase 1 del plan de desescalada, al objeto de resolver las dudas que pueda tener los melillenses sobre cómo actuar, y qué medidas cumplir en este proceso que busca que la ciudadanía recupere la normalidad, pero sin bajar la guardia porque, como recordó Mohamed Mohand, “el virus sigue con nosotros”.

Comercios
Entrando en materia, anunció que, en referencia a los templos de culto, se permite la apertura y la afluencia de fieles hasta un tercio de su capacidad, pero la Comisión Islámica se ha pronunciado en contra de la apertura de las mezquitas hasta la siguiente fase, decisión que ha respaldado el consejero.

En cuanto a entierros y velatorios, se permitirá la presencia de hasta 15 personas si se realizan al aire libre o un máximo de 10 si es en espacios cerrados.

En el aspecto socioeconómico, el comercio minorista, es decir, los establecimientos de menos de 400 metros cuadrados, podrán abrir a partir del lunes, pero con un aforo del 30% y “los principales interesados en que los comercios trabajen con normalidad y seguridad serán los propios empresarios y trabajadores, que se asegurarán de que se cumplen las medidas sanitarias”.

Por el momento no se va a proceder a la apertura del mercadillo ambulante del Sepes, el rastrillo tradicional al aire libre, aunque a lo largo de estas semanas se estudiará y determinará la evolución de la medida. También permanecerá cerrado el centro comercial, aunque pueden abrir los locales con puerta en la fachada exterior y acceso independiente, y sí abrirá el supermercado Eroski.

Potenciar las terrazas
Con respecto a la hostelería, anunció que cafeterías, bares y restaurantes abrirán este lunes en lo referente a terrazas, pero con limitación de un 50% de aforo, pero “las terrazas se van a ampliar en su misma dimensión, en el sentido de que, si alguien tenía por ejemplo diez mesas y ahora solo puede poner cinco, lo que hacemos es permitirle el doble de superficie de la terraza para colocar las diez mesas”.

También, por acuerdo de la comisión de desescalada de Melilla en temas económicos, se ha decidido que aquellos bares, restaurantes y cafeterías que antes de la crisis carecían de terraza, se les permitirá instalar una “con las mismas dimensiones que el resto de compañeros hosteleros”. Esa ampliación se hará ganando espacio a la calle, por lo que “procederemos al corte de carreteras y calles para poder facilitar su trabajo al sector de hostelería que tan mal lo está pasando”.

Los hosteleros interesados en instalar terraza deberán solicitarla a través de la Asociación de Hostelería que forma parte de la comisión de desescalada y hará llegar la petición al órgano competente.

A esto se suma que se baraja una rebaja de las tasas de terraza de entre el 75 5 el 100%.

Asimismo, se ha determinado no habrá limitaciones de hora para poder ir a consumir a estos establecimientos, pero sí que el horario de cierre de los comercios será hasta las diez de la noche, las cafeterías hasta las 12 de la noche y bares y restaurantes hasta la 1 de la madrugada.

Paseos y deporte
En cuanto a la actividad deportiva, recordó lo anunciado por el consejero de Deportes, en el sentido de que se abrirán determinadas instalaciones deportivas al aire libre como las pistas de atletismo y tenis, pero con controles de aforo e higiene. Seguirán cerrados los gimnasios.

Los centros docentes abrirán solo para labores administrativas y de limpieza. De cara a la fase dos se evaluará la conveniencia o no de que los centros escolares puedan abrir para clases presenciales.

Los horarios de paseos y práctica deportiva se mantienen como hasta ahora, en los tramos previstos para personas mayores, niños y población en general. La novedad es que el tramo de tarde, de 8 a 11 para paseos y práctica deportiva, se amplía a las 12 de la noche pensando, en especial en los melillenses de religión musulmana que se encuentran cumpliendo con el precepto del ayuno.

El responsable de Políticas Sociales recordó que el que se permitan encuentros de hasta diez personas y visitas a familiares con este mismo tope de asistentes, no significa que a la hora de practicar deporte se puedan formar grupos. “El tope de diez personas es para reuniones, pero cuando se habla de salir a pasear o practicar deporte, se seguirán haciendo en los tramos horarios establecidos. El deporte se practica en solitario. Los mayores pueden salir a pasear con acompañante, y los niños con un adulto. Es decir, que no pueden quedar para salir a correr diez personas, porque además es en la práctica deportiva donde hay un mayor riesgo de contagio”, insistió.

Concienciación ciudadana
El consejero respaldó al personal sanitario que se queja por el destacado número de ciudadanos que no cumplen las medidas sanitarias y distanciamiento social. Manifestó Mohand que es necesario entender que, en la lucha contra el coronavirus, las autoridades sanitarias “pueden llegar hasta donde pueden, dictando las normas a cumplir” y los cuerpos y fuerzas del Estado promoviendo que se cumplan, pero “la mayor responsabilidad recae en los ciudadanos, que son los que tienen que actuar con la suficiente responsabilidad”.
“Este es un trabajo de todos y es necesaria la colaboración de todos, porque si se incumplen las normas ponen en peligro sus propias vidas, las del conjunto de la ciudadanía y las de sus propias familias. Actuar con responsabilidad es fundamental para luchar contra el covid-19”, dijo.

Mohand reiteró que ha sido “un gran esfuerzo” el que se ha realizado para poder pasar a la fase 1, pero “es muy poco lo que hay que hacer para volver a la fase cero, porque no debemos olvidar que esto no ha terminado, y que para que llegue a su término, debemos seguir trabajando siendo responsables y actuar según las recomendaciones de las autoridades sanitarias porque el virus sigue aquí”.

Menos de 20 positivos
En su intervención, el consejero destacó como una buena noticia que, por primera vez desde el inicio de la pandemia, Melilla se sitúa por debajo de los veinte casos activos por Covid-19, en concreto, 19 personas positivas, una cifra que contrasta con los “más de 130 positivos” que se han llegado a contabilizar.
“Son unos buenos datos que nos hacen ilusionarnos y nos hacen hablar de esperanza, de ver esa luz al final del túnel que se ha hecho tan largo, y que nos invitan a seguir trabajando, de forma firme, contra el virus siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias”, apostilló el consejero de Economía y Políticas Sociales.

Un informe “completo y complejo” para avalar el pase a la fase 1 de la desescalada
Mohamed Mohand afirmó que para que Melilla entrara este lunes en la fase 1 del plan de desescalada programado por el Gobierno central, ha sido necesario que se elaborara un “informe muy complejo y completo”; una labor que ha recaído en un 95% en los técnicos del área sanitaria que forma parte de la comisión de expertos que trabaja en Melilla en el plan de vuelta a la normalidad y que se divide en distintos ámbitos.

Reconoce que no ha sido sencillo ni elaborar el documento ni cumplir los requisitos que establecía el Ministerio de Sanidad para pasar de fase, en especial en el apartado de camas de UCI y pacientes agudos. “Ha sido un gran esfuerzo el que se ha realizado por parte de la autoridad sanitaria porque se ha logrado aumentar de 6 a 14 las camas en UCI, aumentar la oferta de camas de las 170 del Comarcal, más las 60 que hemos ampliado en distintos centros que se podían medicalizar y la posibilidad de disponer de 200 más en un plan de contingencia por si el virus azotara la ciudad, lo cual nos sitúa en un umbral superior al que nos pedía el Gobierno”, aseguró.

En junio finalizará el estudio de seroprevalencia en Melilla
Indicó el consejero de Políticas Sociales que se sigue trabajando en el estudio de seroprevalencia del coronavirus en Melilla. Se realizan pruebas cada dos semanas, hasta un total de seis, por lo que estima que a finales de junio para su conclusión. “El estudio de Melilla, como el de Ceuta, será uno de los completos de España porque es donde más pruebas se van a hacer”, indicó Mohand, que asegura que la población melillense seleccionada para el estudio “se está volcando”. Adelantó que los resultados que se tienen hasta el momento “son considerablemente buenos”.

En cuanto a si han llegado los nueve mil test adquiridos por la Ciudad Autónoma, se remitió a las palabras del presidente De Castro, que justificó el retraso en la recepción del material por problemas en la aduana China.

Por otra parte, salió al paso para corregir las manifestaciones del presidente de CPM, Mustafa Aberchán, que ayer anunció que con total probabilidad la semana que viene se podrá testar al 15% de la población melillense. El consejero Mohand señaló que el 15% correspondería a 13.500 personas y si hasta ahora se han realizado cinco mil pruebas, difícilmente en una semana se pueda llegar a esta cifra. Por ese motivo invitó al presidente cepemista a que la próxima vez “me llame y contrastamos datos”. Sí indicó que se va a seguir testando “al mayor número posible de población melillense, repitiendo en la más vulnerable, y superaremos ese 15%”.