www.melillahoy.es
En recuerdo a nuestro compañero Francisco Roldán, periodista
Ampliar
(Foto: PACO GUERRERO)

En recuerdo a nuestro compañero Francisco Roldán, periodista

José María Navarro. Presidente de la Asociación de la Prensa de Melilla (APM)

lunes 11 de mayo de 2020, 04:00h
Ayer fue enterrado Francisco Roldán. Curioso, crítico, analista, ponderado en sus palabras, mentor de muchos y sobre todo, periodista. Un periodista de grabadora, de cuando columnas singulares eran la referencia de la información frente a los blogs masivos de hoy día. Tiempo de cuando la memoria del escritor era la base de la sabiduría a diferencia de la popular Wikipedia, de cuando la corrección política y el insulto soberbio eran la excepción y la palabra Influencer sonaba a chicle de sabor rancio.

Paco Roldán representaba al periodista multifacético, el que podía analizar un partido de fútbol por la mañana y la gestión de un alcalde por la tarde. Fue el profesor de muchos, entre ellos yo mismo. Me hizo el honor de participar en una tertulia atrevida y radical que moderé en la emisora Onda Cero. Tertulia que se convirtió en un lugar difícil para la clase política de la época, pero quien no pasaba por allí no existía.
Columnista intenso, creo recordar que en una de las últimas que escribió me criticó con dureza porque lo consideró necesario, oportuno, justo... y porque, al fin y al cabo, tenía razón. Desconfiado crónico con los gestores públicos, realista extremo ante la sociedad en la que vivía, pero optimista perpetuo con el futuro, en una ocasión le dije envidiar los momentos históricos que vivió como periodista, y me regañó indicándome que los míos también lo eran.
Siempre creyó en el periodismo y mostró su temor ante una profesión que parece sustituida por millones de opinadores, que hablan mucho para no decir nada. Personalmente, creo que Paco no se ha ido porque ahora es uno de esos inmortales que Melilla ofrece en numerosas ocasiones, pero sí lamentaré no escuchar esa bronca voz que hacía vibrar el cristal más grueso. Hasta siempre profesor.