www.melillahoy.es

Podemos Melilla manifiesta su decepción con las políticas medioambientales de la Ciudad Autónoma

Exige que “se abandone esa visión de Melilla como tierra baldía y sin futuro” que entiende ha sido la tónica hasta ahora

viernes 15 de mayo de 2020, 04:00h
Podemos Melilla manifiesta su decepción con las políticas medioambientales de la Ciudad Autónoma
Gema Aguilar, secretaria general de Podemos Melilla, muestra su “decepción” por las políticas medioambientales que “hasta el momento” ha venido desarrollando la Ciudad Autónoma y apuesta porque “se abandone esa visión de Melilla como tierra baldía y sin futuro”. Indica que la clase política “tiene que dejar de hacer oídos sordos a los retos que se nos presentan y apostar por el modelo de ciudad y de sociedad que queremos”.
En una nota de prensa, Aguilar manifiesta que Melilla está “aprendiendo nuevas lecciones al mismo tiempo que supera la pandemia producida por el COVID-19 y es hoy cuando las deficiencias estructurales de nuestra ciudad salen a la luz con más claridad si cabe”, afirma.

Una de esas deficiencias, que tras el confinamiento y durante la desescalada “hemos podido constatar en nuestros múltiples paseos por las zonas de la periferia es el abandono sistemático del poco suelo verde y sin hormigonar que posee nuestra ciudad”. Ven “con desolación el abandono de nuestras zonas verdes, porque donde antiguamente se podía disfrutar de huertas y caminos sembrados y cuidados, hoy nos encontramos con escombreras, chatarra y suciedad, confiriendo al paisaje un aspecto desolador; un paisaje, que en materia de medio ambiente, identifica a nuestra clase política”.

Denuncia que la “mala utilización” de Plan General de Ordenación Urbanística, “fundado exclusivamente en la especulación” y los Presupuestos Generales de la Ciudad, que se han basado en “repetitivos arreglos de los mismos lugares que escapan a toda lógica, han propiciado el descuido y el abandono de nuestra tierra en materia de medio ambiente”.

Añade que Melilla ha sido para muchos políticos “tierra de paso donde hacer fortuna para, más tarde, fijar su residencia en otros lugares que a su parecer merecen más la pena de cara al esparcimiento y ocio al aire libre”, expone. También se hace patente “la ausencia de compromiso ciudadano para exigir a la clase política el merecido cuidado del medio natural de nuestra tierra, su protección y regeneración”. Podemos manifiesta su “decepción con las políticas medioambientales que se han llevado a cabo hasta ahora” y exige que se abandone esa “visión de Melilla como tierra baldía y sin futuro”, demandando que se ponga en valor “su desconocido y rico patrimonio natural y se tomen en serio las políticas regenerativas del suelo donde vivimos”.

Aguilar afirma que la clase política “tiene que dejar de hacer oídos sordos a los retos que se nos presentan porque hay políticas cortoplacistas que son pan para hoy y hambre para mañana; y el modelo de ciudad y de sociedad que queremos tiene que estar a la altura de los retos a los que nos enfrentamos”.