www.melillahoy.es

Los técnicos deben dar el visto bueno para que un local de hostelería pueda instalar una terraza

Francisco Vizcaíno, viceconsejero de Medio Ambiente
Francisco Vizcaíno, viceconsejero de Medio Ambiente (Foto: CAM)

Se sancionará a los que in cumplan las medidas de distancia social en estos espacios, aunque apela a la responsabilidad ciudadana

martes 19 de mayo de 2020, 04:00h
El consejero de Medio Ambiente, Hassan Mohatar, recordó que los locales de hostelería que quieran instalar una terraza y que hasta el momento carecían de ella, deben solicitarla oficialmente y que serán los técnicos, una vez visiten la zona, los que determinen si se les puede conceder o no la licencia. Además, señala que en estos espacios hay que cumplir normas como el distanciamiento social y las medidas de higiene que marca la ley o de lo contrario, se impondrán sanciones.
Afirmó el consejero Mohatar en rueda de prensa que, en el Boletín Oficial de Melilla del viernes 15 de mayo, “viene perfectamente clarificado cómo se tiene” que proceder para poder instalar una terraza.

Terrazas
Dijo que desde Medio Ambiente “seremos flexibles para que los bares, cafeterías y locales de restauración que ya tenían terraza puedan instalarla, con la limitación del 50% del aforo, y también que los locales que no la tienen, la puedan instalar”.

Pero aclara que aquellos que no disponen de este tipo de permiso, deben solicitarlo a la Consejería, ya sea a través de Ventanilla Única o del sistema electrónico. Posteriormente un técnico visitará la zona y “si no hay inconveniente, se tramitará la solicitud de concesión y se acortarán los plazos en todo lo que se pueda”. Lo que debe quedar claro es que el hecho de solicitarla no supone inmediatamente poder instalarla, porque “siempre se hace todo bajo supervisión y con la orden del técnico”.

Sanciones
Reconoció, por quejas ciudadanas, que hay algunos bares y cafeterías que no respetan el distanciamiento social entre sus clientes en las terrazas. “Apelo a la conciencia de la gente y a su responsabilidad, porque hay que respetar la distancia social. Debemos tener claro que el virus está presente y hay que ser precavidos”, dijo.

Mohatar señaló que el estar en la fase uno de desescalada, hay una serie de condiciones y normas que cumplir y que en el caso concreto de la hostelería se refieren al distanciamiento social, a la limpieza de los utensilios, mesas y sillas entre cliente y cliente; unas recomendaciones que también deben cumplir los ciudadanos.

Indica que por ahora no han recibido ninguna denuncia por estas cuestiones por parte de la Policía pero que, si se reciben, se tramitarán. Para evitar llegar a ello, apeló a la “conciencia y responsabilidad de los ciudadanos para respetar las normas, porque no es ninguna broma, es una cuestión de salud pública de primer orden, porque pueden volver los contagios, así que confiemos en la sensatez de la gente”.

Pescadores
También dejó de manifiesto el consejero que se están recibiendo quejas de ciudadanos que van a la playa a pasear y se encuentran desde plomadas a anzuelos abandonados en la arena. “Hay personas que usan la playa para pescar, pero hay que recordarles que está prohibido pescar en estas zonas. Los pescadores tienen zonas habilitadas como el Dique Sur, o Aguadú, espacios donde no perjudiquen ni impidan el paseo de los ciudadanos”, reitera Mohatar.

Explicó que será la Guardia Civil la que deba determinar si es preciso imponer sanciones a los que hacen este uso de las zonas de baño. “Si se sanciona a alguien, tendremos que tramitarla y hacerla efectiva, pero de momento no ha entrado ninguna denuncia en la Consejería”, afirmó.

La CAM asumirá la amortización de la deuda de la COA tras encargar una auditoríaEl consejero de Medio Ambiente, Hassan Mohatar señala que han mantenido numerosas reuniones con la COA, incluyendo ayer, y lo que se les trasmite es que “el déficit económico que tiene la COA será amortizado por la Ciudad Autónoma, por lo que no hay problemas”, de ahí que no entienda que barajen incluso realizar movilizaciones.

Considera que este problema económico se arrastra desde tiempos del anterior consejero de Medio Ambiente, el popular Manuel Ángel Quevedo. Mohatar señala que, atendiendo a las recomendaciones del director general del área y del propio Interventor, se ha encargado una auditoría para determinar la cuantía del déficit, si realmente son los 780.000 euros de los que habla la empresa de transportes, “si es más o es menos”. Reitera que la Ciudad amortizará la deuda por lo que “no sé dónde está la preocupación de la COA, porque hemos dicho que se les va a pagar”.

El viceconsejero Francisco Vizcaino aseguró que la COA “sabe que tienen interlocución abierta con nosotros, que hemos mantenido varias reuniones y saben que la amortización está pendiente de la auditoría encargada”. Una vez se conozca el sentido del informe, ese déficit económico “pasará a ser deuda de la Ciudad Autónoma y se les pagará”. En cuanto a las subvenciones, dijo que la COA recibirá “el tanto por ciento que se les pueda dar” una vez se cierren los presupuestos. Deja claro que “intención es cubrir sus necesidades para que la COA siga funcionando como servicio público”.