www.melillahoy.es
El propio consejero acudió a la frontera para decirles que no se iba a abrir la frontera el domingo ni había previsión de que lo fuera a hacer en las horas siguientes
Ampliar
El propio consejero acudió a la frontera para decirles que no se iba a abrir la frontera el domingo ni había previsión de que lo fuera a hacer en las horas siguientes

Solo el 20% de los 200 repatriados a Marruecos estaba acogido en los albergues provisionales

En Melilla quedan aún cientos de marroquíes atrapados: 450 acogidos por la Ciudad Autónoma en la Plaza de Toros y el campamento del V Pino; otro grupo en el cementerio musulmán, y al menos 150 en casas particulares

martes 19 de mayo de 2020, 04:00h
Solo 40 de los 200 marroquíes que fueron repatriados entre el viernes y el sábado tras llevar más de dos meses atrapados en Melilla por el cierre fronterizo estaban acogidos en instalaciones municipales que funcionan como albergues provisionales, ya que el 80% de la lista entregada por el Gobierno marroquí se encontraba alojado en viviendas privadas.

En rueda de prensa, el consejero de Salud Pública, Mohamed Mohamed Mohand, agradeció esa “primera repatriación” de 200 marroquíes a su país, pero expresó su deseo de que “se siga continuando en el tiempo con este pasillo humanitario” porque considera que “es la mejor salida para estas personas”.
En Melilla quedan aún más de medio millar de marroquíes atrapados por el cierre fronterizo decretado por las autoridades marroquíes el 13 de marzo como consecuencia del coronavirus, la mayoría acogidos por la Ciudad Autónoma, como son los 450 que están alojados en la Plaza de Toros y el campamento del V Pino.
A estos hay que sumar otro grupo acogido en el cementerio musulmán, formado principalmente por personas vulnerables, además de otras 150 personas que han permanecido durante la cuarentena en viviendas privadas y seguirán en ellas, después de que anoche acudieran a la frontera de Beni-Enzar para intentar pasar a Marruecos.

50 más a la Plaza de Toros
En este sentido, Mohamed Mohand explicó que ayer de madrugada hubo 200 marroquíes que se dieron cita en las inmediaciones del principal paso fronterizo entre España y Marruecos en Melilla para tratar de retornar a su país, si bien el propio consejero acudió a la zona para decirles que no se iba a abrir la frontera el domingo ni había previsión de que lo fuera a hacer en las horas siguientes.
Explicó que entonces “surgió un problema”, y es que 50 de esas 200 personas ya habían abandonado los domicilios en los que habían estado hasta el momento y se encontraban “sin cobijo”, lo que obligó a la Ciudad Autónoma a realojarlas en la Plaza de Toros, concretamente 10 hombres y 40 mujeres, muchas de ellas con bebés.
De esta manera, la Ciudad Autónoma intentaba evitar que estas personas “sin oportunidad ocupacional” se quedaran en las inmediaciones de la frontera “en medio de la noche” y en pleno mes de Ramadán, lo que “añade un poco de drama” a la situación que atraviesan.
Estas 50 personas, al igual que las otras 150 que regresaron a sus lugares de hospedaje, fueron filiadas por la Policía Nacional antes de ser trasladadas a la Plaza de Toros, que está siendo utilizado como albergue provisional desde hace algo más de un mes, y cuyas instalaciones defendió al afirmar que son “buenas” y “cómodas”.
Con la llegada de estas 50 personas esta madrugada, la Plaza de Toros ha elevado la ocupación que tenía después de la salida de varios marroquíes por su repatriación a Marruecos, si bien el consejero insistió en que la mayoría de los que retornaron a su país estaban en viviendas privadas y no en los albergues provisionales acogidos por la Ciudad Autónoma.

El Ministerio
En este sentido, avanzó que el Gobierno melillense está trabajando con el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social para ver la posibilidad de aplicar el programa de Atención Humanitaria, de manera que las entidades que trabajan con dicho Ministerio “puedan sacar adelante estas funciones de acogimiento de personas extranjeras”.

La mujer fallecida será enterrada en el cementerio musulmán

La mujer marroquí de 34 años fallecida el pasado jueves por la noche en la Plaza de Toros será enterrada en el cementerio musulmán de Melilla. El consejero de Salud Pública, Mohamed Mohamed Mohand, dijo que el cuerpo sin vida de esta mujer permanecía ayer por la mañana en el Hospital Comarcal a la espera de ser trasladado al cementerio musulmán por parte de la Comisión Islámica de Melilla (CIM). Apuntó que, aunque no se le ha hecho la autopsia al no haber signos de violencia, el forense apunta a una posible hemorragia cerebral. También tenía patologías previas.