www.melillahoy.es

El presidente de ACOME considera que poner descuentos ahora supondría “un suicidio para las empresas”

Una de las tiendas de Melilla en época de rebajas repleta de personas
Una de las tiendas de Melilla en época de rebajas repleta de personas

Los pequeños comercios melillenses renuncian a empezar las rebajas hasta al menos el mes de junio

miércoles 20 de mayo de 2020, 04:00h
Desde el pasado lunes, el Gobierno central permite finalmente a los pequeños negocios hacer rebajas y descuentos en sus tiendas física sin que haya aglomeraciones. Una medida que renuncian los comercios melillenses hasta al menos el mes de junio ya que acaban de colocar la mercancía de la nueva temporada después de estar dos meses almacenando ropa en sus tiendas. El presidente de la Asociación de Comerciantes de Melilla (ACOME), Enrique Alcoba, considera que hacer descuentos ahora supondría “un suicidio para las empresas”, aunque dejó claro que cada comercio puede decidir si quiere adelantar las rebajas.
El presidente de ACOME, Enrique Alcoba, explicó a este Diario que los pequeños y medianos comercios de Melilla acaban de abrir sus tiendas con la nueva temporada y en estos momentos no han pensado en las rebajas, más cuando acaban de recibir la mercancía.

Respecto a si han pensado en poner algunas rebajas para llamar la atención de los clientes, respondió que en principio no porque las tiendas que acaban de recibir toda la nueva temporada ahora mismo ponerla en rebajas supondría “un suicidio para las empresas”.

Señaló que la gran mayoría de los comercios van a esperar al calendario normal y hasta al menos finales del mes de junio no cree que ningún negocio vaya a poner rebajas en sus prendas a no ser que se trate de un descuento puntual, ofertas con artículos de la temporada pasada, artículos nuevos de temporada con una rebaja, etc.

En cuanto a por qué considera que el Gobierno ha adoptado esta medida, indicó que se equivocó en el sentido de que “no puedo prohibir ni ponerlas ni tampoco quitarlas, cada empresa tiene que ser libre dependiendo de las circunstancias y de las necesidades que tengan”.

Alcoba dejó claro que los negocios pueden decidir si quieren poner algunas rebajas, por ejemplo, puntualmente con algún articulo que no vende o le interese poner una reducción. “Poner rebajas por ponerlas cuando acabábamos de abrir hace una semana con toda la mercancía que estamos recibiendo para el verano no tiene mucho sentido porque generaría pérdidas”, sostuvo.

Hizo hincapié en que a las tiendas les ha cogido el cambio de temporada durante el confinamiento y ahora están recibiendo toda la de verano, por lo que, ponerlas en rebajas no es viable.
“Es diferente si las fábricas lo pusieran de rebajas, pero los pedidos que se hacen se compran al precio establecido”, remarcó.

Sobre si los negocios se están animando a abrir, expuso que la mayoría de comercios menores de 400 metros cuadrados están casi todos abiertos, en el centro de la ciudad quedan por abrir Zara y Sfera que son los más grades. En la Hostelería, cree que algunos bares están esperando a la segunda fase de la desescalada para poder tener público dentro de local y no solo en las terrazas.

El presidente de ACOME espera que de aquí a una semana más o menos la situación esté más normalizada dentro de las medidas de prevención y de higiene que tienen que seguir los consumidores, trabajadores y los empresarios ya que “es una labor de todos”.