www.melillahoy.es

La CIM pide a Interior la inmediata repatriación de los marroquíes varados en Melilla

Las familias se protegen en el interior de camiones sin condiciones higénicas
Las familias se protegen en el interior de camiones sin condiciones higénicas

Expone que no se les provee de las “mínimas condiciones de higiene” a mujeres y niños que incluso duermen en furgonetas

miércoles 20 de mayo de 2020, 04:11h
La Comisión Islámica de Melilla (CIM) insta al Ministerio del Interior que se lleve a cabo, cuanto antes, a la repatriación de los numerosos marroquíes que siguen varados en la ciudad tras el cierre fronterizo y que, entre tanto, se ponga fin a la “ignominiosa situación” en la que se encuentran personas mayores, mujeres y niños, que a falta de cobijo se guarecen en el interior de furgonetas sin medidas sanitarias.
En su escrito, la CIM denuncia que estas personas llevan dos meses de confinamiento en unas “condiciones precarias, a causa del mal estado de las instalaciones” en que se encontraban alojados, y que apenas les protege de los rigores del tiempo, con lo que se agrava, “aún más, la situación de angustia y desamparo en la que se encuentran a causa de un confinamiento lejos de sus casas y familiares”.

Indican que especialmente grave resulta la situación de enfermos, niños y mujeres, que “hubieron de soportar tan adversas e inhumanas circunstancias, que comprueban y sufren como la Administración responsable se niega a proveerles de las mínimas condiciones de higiene, salubridad y habitabilidad, con el consiguiente riesgo para la salud pública y de su integridad ”.

Llama la atención de la Comisión Islámica, “la contumaz negativa de la Administración competente a alojar a estos ciudadanos marroquíes en condiciones de dignidad, esto es, en uno de los hoteles, residencia u otras dependencias, pese a la plena disponibilidad los mismos y los numerosos requerimientos formulados en este sentido”.

Ante esta “inhumana situación y dejación de responsabilidades”, la CIM informa que viene atendiendo a muchas de estas personas atrapadas en la ciudad, alojándolas en dependencias de la Mezquita del Cementerio Musulmán, “sin otra colaboración que la solidaridad de los voluntarios que de forma desinteresada vienen contribuyendo en la atención de estas personas”.

Pasillo humanitario
El enésimo capítulo de esta “ignominiosa situación” se ha escrito con motivo del "pasillo humanitario" abierto para que los centenares de ciudadanos marroquíes atrapados en la ciudad pudieran volver a su país a través de Beni-Enzar.

Un grupo números de estas personas no ha podido acceder a su país, permaneciendo retenidos en Melilla “lejos de sus casas y familiares, en el actual contexto de emergencia sanitaria, y en plenos mes de Ramadán que los lleva a permanecer en situación de ayuno como es conocido”.

Tras la “frustrada operación de salida”, nuevamente la Administración competente, “lejos de asumir sus responsabilidades, ha decidido abandonarlos a su suerte, sin conferirles alojamiento, desguarnecidos en la vía pública, encontrando algunos de ellos cobijo en el interior de furgonetas de transporte reconvertidos en ocasionales habitáculos donde pueden apenas resguardarse estas personas, incluidas mujeres y menores”.

La CIM deja patente que la “omisión de socorro en la que se incurre al abandonar a estas personas, con grave riesgo para la salud de las mismas y de la salud pública en general, constituye un ataque flagrante a la dignidad humana, fundamento de todo Orden político y social, que siempre debe presidir e informar la actuación de los poderes públicos”.

Por todo ello, instan al Ministerio a que “se adopten las medidas necesarias que garanticen, de forma urgente, la salud, la seguridad· y dignidad de los ciudadanos marroquíes atrapados en Melilla, alojándoles en unas condiciones mínimamente dignas y confiriéndoles la asistencia debida, en aras de la legalidad vigente, la justicia y la dignidad humana, todo ello hasta su definitiva repatriación a Marruecos, tal como vienen reclamando insistente y desesperadamente”.