www.melillahoy.es
La consejera de Hacienda, Empleo y Comercio, Dunia Almansouri
Ampliar
La consejera de Hacienda, Empleo y Comercio, Dunia Almansouri (Foto: CAM)

La Ciudad Autónoma impulsa un plan de ayudas con 20 millones para empresas y 11 para las familias

Lo financiará mediante tres vías: la solicitud de un préstamo extraordinario de 12.790.000 euros; modificaciones presupuestarias por valor de 8.918.139,82 euros, y fondos propios de Promesa, Políticas Sociales y Distritos

miércoles 20 de mayo de 2020, 04:21h
La Ciudad Autónoma de Melilla ha elaborado un plan de ayudas frente a la crisis del coronavirus, dotado con más de 30 millones de euros, de los cuales alrededor de 20 serán destinados a las empresas y unos 11 a familias. La consejera de Hacienda, Empleo y Comercio, Dunia Almansouri, dio a conocer este plan antes de la celebración de la Comisión de Hacienda que tuvo lugar ayer para su aprobación antes de que sea sometido a debate en la Asamblea entre el jueves de esta semana y el lunes de la próxima.
En rueda de prensa, Almansouri explicó que este plan tendrá tres vías de financiación, una de ellas la solicitud de una operación de crédito de 12.790.000 euros, concretamente un préstamo extraordinario de mandato, que será destinado de forma íntegra a las empresas.
El resto de los fondos para financiar el plan de ayudas procederán de modificaciones de los Presupuestos Generales de la Ciudad Autónoma de 2020 (PGCAM) y fondos propios con partidas concretas de la sociedad pública Promesa, de la Consejería de Políticas Sociales y de la Consejería de Distritos, en concreto del Área de Menor y Familia.

Empresas y familias
Respecto a las ayudas a empresas, la consejera explicó que superarán los 20 millones de euros gracias al préstamo extraordinario, los fondos de Promesa y las medidas tributarias. Almansouri confió en que se pongan en marcha a mediados de junio para que se puedan empezar a solicitar.
Por su parte, las ayudas a familias ascenderán a más de 11 millones entre los 8,9 que se obtendrán de las modificaciones presupuestarias y los 2,1 que llegaron del Estado. En cualquier caso, la consejera dejó claro que el Gobierno lleva ayudando a las familias desde hace un mes con las decisiones que ha ido adoptando desde el inicio de la crisis, como la modificación del calendario tributario u otras ayudas de emergencia aprobadas desde el área de Políticas Sociales y la de Distritos o Emvismesa.
“Las ayudas extraordinarias vienen a incrementar esas cantidades para poder llegar a mucha más gente”, aclaró en este sentido la consejera de Hacienda, según la cual estas subvenciones tendrán un trámite más rápido porque se podrán utilizar antes las partidas presupuestarias de las que procede el dinero mediante la modificación que se va a llevar a cabo.

Las nuevas partidas
Seis serán las partidas que se crearán en los PGCAM de 2020 para atender a las familias, una de ellas de 1,5 millones de euros para el Fondo de Atención de las Necesidades Sociales; otra de 500.000 euros para Prevención e Inserción Social; y 1,3 millones de euros para que Emvismesa los destine a Ayudas al Alquiler y Moratoria de Hipotecas.
También habrá un millón de euros para Subvenciones Urgentes de Arrendamiento; 1,1 millones para Prevención e Inserción Social para el Área del Menor y la Familia; y la mayor será de 3,5 millones de euros para el Área del Menor y la Familia.
La consejera destacó que la atención a las familias no se limitará a ayudas sociales directas a través del Ingreso Melillense de Inserción (IMI), ayudas de alimentos o al alquiler, sino que también llevarán a cabo medidas de formación e inserción laboral a través de la sociedad pública Promesa, dado que “es prioritario conseguir mantener el empleo” y que los melillenses sean “autónomos e independientes”.
Sobre este punto, explicó que el objetivo es formar a los melillenses para que puedan ocupar los puestos de difícil desempeño o aquellos que han estado cubiertos por trabajadores transfronterizos, algo que ya hacía anteriormente Promesa, pero con otra fórmula que ahora se quiere mejorar y ampliar el crédito para lograr el objetivo, de modo que los 800.000 euros que tenía aumenten con un millón más.

“Oposición destructiva”
Otra de las cuestiones en las que Almansouri hizo hincapié es en el “importante ejercicio de responsabilidad” que, a su juicio, ha hecho el Gobierno para priorizar el gasto y conseguir 8,9 millones de euros mediante la reducción o anulación de partidas presupuestarias que estaban contempladas para este año, máxime cuando la Ciudad Autónoma continúa con una previsión de caída de ingresos de 50 millones de euros.
Frente al “trabajo a destajo” que ha desarrollado el Gobierno y los técnicos para hacer realidad este plan de ayudas y “sacar las castañas del fuego” a la ciudadanía melillense, la consejera criticó la actitud “totalmente destructiva” de la oposición, ya que “no está colaborando” y se mantiene “en casa haciendo cuarentena, como debe ser, pero sin aportar prácticamente nada”.
En cualquier caso, puso en valor que el Gobierno haya tenido en cuenta algunas de las medidas presentadas por la oposición, a pesar de que, según la consejera, han intentado varias veces hablar con el resto de partidos y no ha sido posible, lo cual no impedirá que el Gobierno sea “capaz de sacarlo adelante en la comisión y el pleno”.

“Impoluto”
Almansouri también recalcó que el expediente que ha elaborado el Gobierno es “impoluto” porque “va perfectamente avalado y respaldado” por el interventor, el secretario técnico y el director general y, además, también ha contado con el visto bueno de los sindicatos y empresarios, a los que se les presentó la semana pasada.
Avanzó que en la Comisión de Hacienda que se iba a celebrar poco después estaba previsto aprobar los expedientes necesarios para iniciar los trámites que requiere este Plan de Ayudas a Empresas y Familias, y también se iba a someter a aprobación la autorización del Pleno para solicitar el préstamo de casi 12,8 millones de euros, cuyas condiciones se desconocen hasta que no sea licitado, aunque la consejera confía en que “las entidades bancarias arrimen el hombro” y ofrezcan buenas condiciones para las arcas públicas.
Almansouri defendió la solicitud del préstamo al señalar que es la “fórmula excepcional” que se le quedaba a la Ciudad Autónoma, ya que se enmarca en “la situación que estamos viviendo”, habida cuenta que la opción de refinanciar la deuda hubiera permitido obtener solo dos millones de euros, lo cual es “totalmente insuficiente” para financiar este plan de ayudas, además de que habría tenido que pagar intereses que ahora no paga.
Además, la consejera negó la versión del PP de que esto vaya a suponer condicionar los próximos presupuestos, aunque si eso ocurriera, cree que “lo importante es el objetivo marcado de que las empresas vuelvan a ser lo que eran y los melillenses tengan empleo y, mientras tanto, las ayudas necesarias”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios