www.melillahoy.es

El 94% de menores acata la necesidad de confinamiento y señala preocupación por sus abuelos, según estudio

El 94% de menores acata la necesidad de confinamiento y señala preocupación por sus abuelos, según estudio

La población adulta tiende a imaginarlos desconectados de la realidad, pero "son mucho más conscientes de lo que suponemos"

viernes 22 de mayo de 2020, 04:00h
El sociólogo e investigador de la Universidad de Huelva Iván Rodríguez, junto con la también socióloga Marta Martínez, ha llevado a cabo el estudio 'Infancia confinada', en el que se muestra cómo está afectando la crisis del Covid-19 a niños y adolescentes. Entre las conclusiones del estudio, destaca que más de un 94 por ciento de los menores encuestados han declarado la necesidad de acatar el confinamiento y han señalado su preocupación por sus abuelos.
En cuanto a los resultados obtenidos por el estudio, su responsable asegura que "las conclusiones son las que encontramos habitualmente después de dos décadas trabajando con niños y adolescentes".

Resultados
La población adulta tiende a imaginarlos desconectados de la realidad, pero "son mucho más conscientes de lo que suponemos". Por ejemplo, más de un 94 por ciento de ellos ha declarado la necesidad del confinamiento, por lo que hay un compromiso y un acatamiento muy mayoritario del mismo".

Por otra parte, los participantes en el cuestionario también son conscientes de la gravedad de la crisis actual, puesto que "muchos temen que sus padres pierdan el empleo en unos meses, les preocupa que en la familia no haya suficiente dinero y, sobre todo, son chavales que han estado muy empáticamente conectados con las personas que han dejado de ver". En concreto, resaltaría el caso de los abuelos y las abuelas.

Hay una preocupación constante en los niños sobre qué va a pasar con sus abuelos. Por supuesto, "piensan en el virus, la muerte, etcétera, pero su principal inquietud se refiere a sus abuelos, si están sintiendo soledad por no poder estar con ellos y el resto de su familia", aclara este investigador de la UHU, que recuerda que, "en la sociedad española, los abuelos y abuelas son muchas veces padres vicarios, es decir, que están asumiendo la carga de trabajo de la crianza de sus nietos".

Y, de repente, el confinamiento ha venido a cercenar esa relación que era tan intensa. "Probablemente, creo que la gente no imagina cuánto han echado de menos estos niños y adolescentes a estos familiares", ha agregado.

Al mismo tiempo, en el estudio se detalla que la familia, en general, es también la principal fuente de alegría de los chavales. Según apunta Iván Rodríguez, "cuando les preguntas en qué se apoyan esos días en los que se sienten un poco peor por estar encerrados, muchos nos responden que en la relación con sus padres, su familia, la convivencia con sus hermanos y, algunos, incluso, nos dicen que la mascota".

Otro de los datos de interés detectado es que "los niños son seres bastante resilientes, puesto que la mayor parte de ellos dicen que han estado tranquilos durante el confinamiento, pues entienden esta situación".

Tareas escolares
En definitiva, el investigador ha hecho hincapié en que de esto hay que aprender que "hay que escuchar a los niños", al tiempo que ha recordado que este colectivo ha sido crítico con las tareas escolares.Es "abrumador" el volumen de niños que dicen que las tareas escolares son demasiadas, que están exhaustos, que muchas veces "no consiguen acabarlas y que esto de que los colegios de repente se esfumen y las casas se conviertan en aulas, no funciona".