www.melillahoy.es
El Grupo Popular en la Asamblea, a su llegada al Salón Dorado
Ampliar
El Grupo Popular en la Asamblea, a su llegada al Salón Dorado (Foto: CAM)

PP ofrece su apoyo a cambio de pasar 3,5 millones de Distritos (CPM) a Políticas Sociales (PSOE)

Aberchán calificó la propuesta de los populares como “una trampa” para intentar romper el Gobierno de Melilla

viernes 22 de mayo de 2020, 04:21h
El PP acudió ayer al primer pleno presencial de la Asamblea desde que se decretó el estado de alarma con una propuesta bajo el brazo: estaba dispuesto a cambiar el sentido de su voto y dar su apoyo tanto al plan de ayudas a empresas y familias como a las medidas para financiarlo. Pero ello, a cambio de que el Gobierno retirara los 3,5 millones de euros del plan destinados a la Consejería de Distritos (CPM) para entregárselos a la Consejería de Economía y Políticas Sociales (PSOE). El presidente cepemista, Mustafa Aberchán, avisó al PP de que no caerían en “la trampa” para intentar romper el Gobierno enfrentando a sus dos socios principales.
La propuesta fue anunciada primero por el diputado popular Manuel Ángel Quevedo, sin que éste llegara a desvelarla, despertando cierta curiosidad cuando apuntó que su partido iba al Pleno con una propuesta “en línea de lealtad” para intentar que fuera aceptada por el Gobierno.
Minutos después, en el siguiente punto del orden del día, el vicepresidente segundo de la Asamblea, Daniel Conesa, deshizo el misterio: el PP estaba dispuesto a cambiar el sentido de su voto en la comisión, que iba entre la abstención y el voto en contra, al voto a favor que reclamaban tanto CPM como PSOE en su llamada a la unidad frente al coronavirus, aun manteniendo sus discrepancias con algunas cuestiones.
Pero ello, siempre que el Gobierno cambiara los 3,5 millones de euros para el centro de menores del Fuerte de Rostrogordo, con el que el PP no está de acuerdo, y que ese dinero, en vez de ir al área de Distritos que dirige el cepemista Mohamed Ahmed, fuera gestionado por el área de Economía y Políticas Sociales que lleva el socialista Mohamed Mohamed Mohand, para ayudar a las empresas.
Conesa basó la propuesta del PP en “una cuestión de eficacia en la gestión” y en su rechazo a crear otro centro de menores en Melilla con ese dinero. “La prevención e inserción social del Gobierno debe ser única, no una en la Consejería de Políticas Sociales y otra en la de Distritos”, defendió.

“Objeto oscuro de deseo”
Solo CPM respondió a la propuesta del PP, ya que ni el PSOE ni Cs mostraron su opinión. Aberchán acusó al PP de “no mostrar la preocupación del momento”. “Da vergüenza escucharlo, solo busca crear crispación, debate y diferencias de dos partidos que conformamos el Gobierno y el sentido de la responsabilidad en dirección de servir al Pueblo”, continuó el líder cepemista antes de acusar al PP de “intentar recuperar lo que habéis perdido por democracia, porque el Pueblo lo ha querido”.
“Estáis en la oposición buscando el oscuro objeto de deseo, que no es otro que gobernar y no servir al Pueblo de Melilla”, agregó Aberchán.
También expresó su rechazo a la oferta del PP la consejera de Hacienda, Dunia Almansouri, quien afeó a los populares que pusieran sobre la mesa propuestas que no plantearon en la comisión, donde hicieron oposición “destructiva”.
Conesa, en su turno de réplica, interpretó las respuestas de los cepemistas como que “no les ha gustado” la propuesta del PP, pero insistió en defenderla al afirmar que el área de Políticas Sociales, “la antigua consejería de Bienestar Social”, es la idónea para hacer esa gestión mejor porque “tiene las bases de datos, la estructura montada y experiencia, cosa que no ocurre en la Consejería de Distritos”.
Además, incidió en que, de esta manera, las ayudas a empresas y autónomos se podrían elevar hasta casi 16 millones de euros con esos 3,5 millones de euros que el Gobierno ha destinado a crear un cuarto centro de menores.

“Política transversal”
Sin embargo, ni Aberchán ni Almansouri lo vieron así y defendieron con ímpetu que las ayudas no se centralicen en una sola área, como propone el PP.
Así, el líder cepemista dejó claro que el Gobierno realiza una “política transversal” y el dinero “no va a Distritos ni a Economía, sino a las familias”. “Usted quiere enfrentar a los dos y no vamos a caer en la trampa. El protagonista es el Pueblo de Melilla”, respondió a Conesa.
La consejera de Hacienda, por su parte, dejó claro al PP que “no tiene derecho a exigir”, sino en todo caso a proponer, y que “esta es la nueva estructura del Gobierno y ya está”. “No tenemos por qué hacer las cosas como las hacían ustedes”, ahondó Almansouri.