www.melillahoy.es

Educación abre el lunes el plazo para solicitar plazas en las escuelas infantiles de la Ciudad

Fernández Treviño, consejera de Educación
Fernández Treviño, consejera de Educación (Foto: CAM)

Además, de ser necesario por el covid-19, se plantean habilitar otros espacios incluso en dependencias municipales y reducir las ratios

sábado 23 de mayo de 2020, 04:00h
Del 25 de mayo al 19 de junio permanecerá abierto el plazo de admisión de alumnos en las escuelas infantiles de la ciudad de cara al próximo curso escolar 2020/2021 que se inicia en septiembre, según la consejera de Educación, Elena Fernández Treviño, que apunta que se ofertan 451 plazas (220 en escuelas privadas) y que se barajan otras medidas para cubrir la demanda y contribuir a la conciliación de la vida familiar y laboral de los melillenses.
En rueda de prensa, Fernández Treviño ha recordado que las bases de la convocatoria se han publicado en el Boletín Oficial de la Ciudad y que recogen, de forma detallada, la documentación a presentar y los requisitos a cumplir por parte de los solicitantes. Ha recordado que, en esta ocasión, si no se producen cambios por cuestiones del covid-19, se ofertan 451 plazas: 231 en centros dependientes de la Ciudad Autónoma y 220 concertadas con centros privados.

Según dijo, se ha aumentado de 2.400 a casi 3.000 euros el coste de cada una de las plazas concertadas, por lo que el presupuesto previsto para este apartado asciende a 650.0000 euros. Justifica la necesidad de recurrir a los centros privados para intentar responder a la demanda de plazas existentes y porque “Melilla necesita muchos recursos en materia de conciliación”.

Solicitudes
A partir del lunes y hasta el 19 de junio, las familias dispondrán de 20 días hábiles para presentar sus solicitudes, tanto de forma telemática a través de la web www.melilla.es con certificado digital, como presencial en el hall de la propia Consejería.

Indicó que se instalará un servicio de atención y preinscripción para que las familias puedan entregar las solicitudes y los documentos que se les demandan. Para evitar aglomeraciones, sólo se atenderán a 20 personas por día y será por orden de llegada.

Indica que, aunque se tenía previsto actualizar los precios que no se ajustaban desde 2012, con ocasión de la pandemia se ha decidido mantenerlos en la cuantía de años anteriores, que oscilará, según los recursos e ingresos familiares entre cero y 195 euros.

Se ofertan plazas de 0 a 3 años. Se incluirá una plaza mínima por aula para niños con necesidades educativas especiales. También se incluyen cupos para hijos de víctimas de violencia de género, para personal de la administración y para trabajadores de las propias escuelas.

Además del formulario, deberá adjuntarse documentación que acredite la situación laboral de los miembros de la unidad familiar, acreditación de la renta per cápita familiar (ingresos). Fotocopia del Libro de Familia, del título de familia numerosa si fuera el caso, certificado que acredite un grado de minusvalía del alumno o de sus padres, documentación que avale la condición de niño en acogimiento familiar, y en su caso, informe médico en que figure la fecha prevista para el nacimiento. No debe faltar la cartilla de vacunación.

La comisión de escolarización se encargará de baremar las solicitudes al objeto de que las listas provisionales puedan publicarse, tanto en el BOME como en la Consejería, a finales de junio. Se abrirá un periodo de alegaciones de diez días y seguidamente se publicarán las listas definitivas.

Por último y a preguntas de los informadores, señaló la consejera de Educación que por el momento no se tiene previsto aumentar el número de técnicos de educación infantil a contratar para el próximo curso, pero sí que considera “importante seguir manteniendo” este servicio de refuerzo que prestan.

Plan B para reducir ratios
“Entendemos que los servicios de conciliación de la vida familiar y laboral son importantes y que las plazas (que se ofertan) no son suficientes, pero no vamos a dejar a las familias sin recursos para conciliar y habilitaremos espacios en las escuelas infantiles públicas y privadas, así como otros servicios de conciliación e incluso tenemos un plan B por si fuera necesario”, dijo.

Al respecto Fernández comentó que no descartan recurrir a una iniciativa que iban a poner en marzo para disponer de nuevas plazas y atender la demanda, pero al final no se pudo poner en práctica por la irrupción del coronavirus. La idea era utilizar varias aulas el Colegio Enrique Soler como zona de guardería, mientras la Consejería se encargaba de la contratación de personal especializado.

En cuanto al plan B, explicó que está relacionado con los “imponderables que puedan sobrevenir por la pandemia”. Manifestó que, aunque en Melilla las cifras de contagio “son muy buenas, no sabemos cómo van a transcurrir los próximos meses o lo que van a dictaminar las autoridades sanitarias, por lo que estaremos muy atentos a todo ello”. Si estas recomendaciones indican que es necesario bajar las ratios de las escuelas infantiles, lo que se ha planteado Fernández es redistribuir los espacios de las escuelas infantiles, ocupando aulas vacías e incluso ocupando otros espacios para descongestionar las clases. Se plantea también poder recurrir, para este objetivo de reducir las ratios, a otros espacios de la Ciudad que se puedan reconvertir en aulas de infantil.