www.melillahoy.es

Melilla levántate

 Nunca convencerás a un ratón de que un gato negro trae buena suerte.( G. Green)
Ampliar

Nunca convencerás a un ratón de que un gato negro trae buena suerte.( G. Green)

José Megías Aznar [email protected]

sábado 23 de mayo de 2020, 04:03h
 Nunca convencerás a un ratón de que un gato negro trae buena suerte.( G. Green)


En un lugar del Norte de África, cuyo nombre no quiero recordar. Vivían unos ciudadanos felices y tranquilos. El terreno que ocupaban era muy pequeño. Una isla rodeada por mar y por tierra. Sus vecinos al otro lado del límite eran un pueblo amable. Compartían muchas cosas: agua, comida, trabajo, viajes, a
mistad etc. Se llevaban bien hasta que el dueño o rey del otro lado del límite quiso apoderarse de este pequeño territorio. Les cerró el paso en ambas direcciones a los buenos vecinos
. El sufrimiento llegó pronto a apoderarse del territorio más pequeño. La metrópolis a la que pertenecía hizo mutis por el foro y no les dio ni una palabra de aliento.

No podían intercambiar ni productos ni trabajos compartidos. Los ingresos económicos descendieron drásticamente para los insulares. Además de esta situación preocupante, se desencadenó una pandemia mundial y se cerró la frontera totalmente. Se quedaron vecinos atrapados a ambos lados sin poder volver a sus casas.

Los vecinos insulares atendieron a sus vecinos como pudieron. Destinando mucho dinero de sus arcas para darles cobijo y alimento. Pero los fronterizos querían volver a sus casas para celebrar su mes sagrado en familia.

Un día sin esperarlo se abrió la verja para que regresaran a su país. Todos corrían felices para volver con sus familias, a sus casas. La mano de la gobernadora de la Ínsula de Barataria los paró en seco. Nombre…. Usted no está en la lista vuélvase por donde ha venido. La desesperación de estos y el sonrojo de los insulares fue en aumento.

Nadie entendía nada de lo que estaba pasando, ni las propias fuerzas de seguridad. Gracias al informativo de la emisora local se pudieron enterar de cuándo y de que tan sólo podían regresar 200, pero las inmensa mayoría de esos no eran a los que los insulares habían atendido. Todo el mundo se preguntaba de dónde habían salido estos de la lista.

Se dieron varias versiones de quién había confeccionado el listado.

La líder de los cuatro, ya un mes antes ( 13 de abril) dijo que se estaba negociando las salidas y regresos entre exteriores de la metrópoli y el gobierno acosador. Un medio digital del vecino territorio informaba ,justo en esa fecha, el 15 de abril decía: “KawalisRif, informa que Marruecos podría abrir su frontera con Melilla la próxima semana para permitir el paso de los marroquíes atrapados en nuestra ciudad tras el cierre de fronteras.

El citado medio ha señalado que estima que en Melilla hay unos 560 marroquíes que han quedado bloqueados, de los cuales unos 350 están acogidos por la ciudad en la Plaza de Toros, mientras el resto, la mayoría está en hogares de familiares”.
“La operación se iba a realizar con la máxima discreción, hasta que un diputado del PJD en Nador filtró la noticia. Por su parte, la Delegación de Gobierno de Melilla emitió una nota de prensa después de que la Cadena Ser lo difundiese”. El Español 15 de mayo.

Un buen periodista (Ignacio Cembreros) conocedor de la zona decía:
“La repatriación desde Melilla del viernes no ha sido fruto de una negociación entre las autoridades de Rabat y Madrid. A eso de las 11.00 de la mañana, el Consulado de España en Nador, la ciudad colindante con Melilla, envió a la delegación del Gobierno en Melilla una lista de 200 personas a las que el Ministerio del Interior marroquí permitía volver a su país, según fuentes diplomáticas.”
“A pesar de que el viernes sobraron 70 plazas, por ausencia, solo se dejaron cruzar a Marruecos a las personas que integraban las listas, realizadas por la Delegación del Gobierno y la Consejería de Política Sociales y aceptadas por Marruecos, porque no iban a ser admitidos por el vecino país nuevos nombres sobre la marcha”. Europa Pres 16 de mayo.
“La Delegación del Gobierno en Melilla ha informado de que en la tarde de este viernes el Gobierno marroquí había facilitado un listado con los ciudadanos a repatriar que ascienden a 200 personas. La medida se llevará a cabo esta tarde a través de la frontera de Beni Enzar.” Nota de prensa de la Delegación del Gobierno el 16 de mayo a las 14,32.

Para que el lector no se pierda he contado una historia y después he ido a las fuentes para verificar dicha historia. Creo que con lo dicho se pueden sacar conclusiones. En este relato de hechos “algo huele a podrido en Dinamarca”, Hamlet. Yo diría en la Ínsula de Barataria.

La confección de la lista tiene diferentes aristas. Las información sobre la misma es más que diversa y no sabemos la verdad. Según he podido saber y ver parcialmente en la lista se encontraba el alcalde de Nador, al parecer el auténtico realizador de la misma y con la inestimable ayuda de alguien del poder local y vinculado a la gobernadora.

Si el PP no estuviera exclusivamente afanado en recuperar el poder local con el PSME, debería decir algo o pedir una comisión de investigación en el Congreso. Le interesa más el poder que Melilla y la dignidad de España. Marruecos (el gato negro del título) se va a comer a los ratones (los melillenses).

Marruecos ha impuesto su ley y el Gobierno de España no ha dicho nada de los hechos descritos. Los insulares se han sentido abandonados. Ni ha planteado que ese pasillo humanitario tuviese doble dirección. Lo bueno de este hecho es que sabemos que son lmuchos marroquíes que viven plácidamente en Melilla. La operación tortuga está en marcha. La situación es muy delicada para nuestra soberanía, porque no pertenecemos a la estructura del Estado Autonómico.

PD.

La gobernadora ha anunciado el retorno de españoles a través de Tánger-Málaga- Melilla. Esta circunstancia estaba aprobada mucho antes del 15 de mayo. España acepta que sus nacionales melillenses regresen por Málaga, a los marroquíes le abrimos la puerta y le ponemos la alfombra. Vivir para ver.