www.melillahoy.es
La Ciudad justifica que, hasta ayer, el BOE no incluyó a Melilla como unidad territorial de fase 2
Ampliar
La Ciudad justifica que, hasta ayer, el BOE no incluyó a Melilla como unidad territorial de fase 2

Choque entre Ciudad y Delegación por las playas: seguirán cerradas pese a entrar Melilla en la fase 2

La Ciudad justificó que, para poder autorizar el uso de las playas, la Delegación del Gobierno debe dar el visto bueno al Plan 2020.- Minutos después, Moh dejó claro que no puede aprobar “un plan de playas inexistente”

lunes 25 de mayo de 2020, 04:07h
Melilla entra hoy en la fase 2 del plan de desescalada y, aunque una de las medidas que permite la orden del Ministerio de Sanidad es el tránsito, permanencia y baño en las playas con una serie de condiciones, en nuestra ciudad, de momento, permanecerán cerradas. La situación provocó ayer un pequeño desencuentro entre la Ciudad Autónoma y la Delegación del Gobierno, después de que la primera justificara que el Plan de Playas debe recibir el visto bueno para poder abrir las playas, y minutos después la delegada del Gobierno, Sabrina Moh, dejara claro que el organismo que dirige “no puede dar el visto bueno a un plan de playas inexistente”.

Después de todo un fin de semana de incertidumbre respecto a si se podrían o no utilizar las playas desde hoy, la polémica surgió ayer bien entrada la tarde, cuando la Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad despejó la incógnita mediante un comunicado de prensa.
En éste, el área que dirige el cepemista Hassan Mohatar decía que lleva semanas ultimando el Plan de Playas 2020, adaptándolo continuamente a las directrices que va marcando el Ministerio de Sanidad “para el estricto cumplimiento de sus Órdenes”.
Uno de los aspectos de la orden publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) hace referencia al protocolo para controlar los aforos, las entradas y salidas de las playas, previsto en la Orden Ministerial SND/414/2020, de 16 de mayo.
En este punto, el Ministerio de Sanidad exige la adopción de medidas que garanticen el uso seguro de las playas en la situación actual, provocada por la pandemia por el coronavirus.
Entre esas medidas se contempla, entre otras medidas de higiene y prevención, la instalación de cartelería informativa y establecer una distribución espacial para garantizar la distancia de seguridad de al menos dos metros entre usuarios.

La inclusión de Melilla
Sin embargo, tal y como puntualizó la Consejería de Medio Ambiente, “se ha estado a la espera de la modificación de dicha Orden Ministerial para la inclusión de Melilla como unidad territorial que accede a la Fase 2 de la desescalada COVID-19”, un cambio que fue publicado ayer domingo en el BOE, donde nuestra ciudad aparecía entre las regiones que pasan de fase en este plan de desescalada.
Hasta que Melilla no fuera incluida, las medidas que exige el Ministerio de Sanidad no podrían ser implementadas en el Plan de Playas de 2020, sin el cual no se puede disfrutar de las playas como lugar de ocio y esparcimiento durante la temporada, que en nuestra ciudad siempre ha empezado en el mes de mayo.
Según informó ayer la Consejería de Medio Ambiente, el documento del Plan de Playas 2020 “será remitido a la Delegación del Gobierno para que apruebe las medidas de seguridad e higiene proyectadas por la Ciudad Autónoma para hacer frente a la COVID-19”, con el objetivo de “proceder a la apertura de las playas locales con las máximas garantías para los bañistas y usuarios, tanto higiénicas como de seguridad, sin dejar de lado, además, los servicios que se prestan verano tras verano”.
“Hasta que la Delegación del Gobierno otorgue dicho visto bueno, las playas no podrán utilizarse para el baño ni para tomar el sol, tal y como ya estaba contemplado en la Fase 1”, recalcó la Ciudad Autónoma,
Por ello, la Administración local pidió “comprensión” a la ciudadanía y reiteró su interés por “cumplir cuanto antes tanto con estas exigencias impuestas, así como con otras que pudieran serlo desde el Gobierno central”.

La Delegación dice que Medio Ambiente solo ha enviado un gráfico como borrador del Plan de Playas 2020

La respuesta de la delegada del Gobierno, Sabrina Moh, no se hizo esperar tras el comunicado de la Ciudad Autónoma. En su perfil de Twitter, dejó claro que el Plan de Playas al que la Delegación del Gobierno debe dar el visto bueno, hoy por hoy, no existe: “La Delegación del Gobierno no puede dar el visto bueno a un plan de playas inexistente. Seguimos a la espera de recibirlo por parte de la Consejería de Medio Ambiente para poder dar el visto bueno”, dijo Moh.
Minutos después, la Delegación del Gobierno emitió un breve comunicado, donde incidía en que “actualmente la Delegación del Gobierno no ha recibido el Plan de Playas de la Ciudad Autónoma” y que “lo único que han enviado por parte de la Consejería de Medio Ambiente es un borrador, consistente en un gráfico”.
“Desde la Delegación se sigue a la espera de recibir el informe de acuerdo con especificidades que se establecen en la Orden SND/414/2020 de 16 de mayo, para proceder a su estudio, en colaboración con las autoridades sanitarias y poder darle el visto bueno”, agregó la Delegación del Gobierno, que dijo tener constancia de que “las autoridades sanitarias ya enviaron las indicaciones oportunas a la Consejería de Medio Ambiente”.
Por todo ello, la Delegación del Gobierno dijo que espera recibir dicho informe “cuanto antes”, dado que su objetivo es “que los melillenses puedan disfrutar de sus playas lo antes posible”. Por ello, se comprometió a emitir la resolución “de manera urgente”.

De Castro: “El plan está hecho y el consejero lo explicará hoy”

El presidente de la Ciudad Autónoma, Eduardo de Castro, aseguró ayer en rueda de prensa que el Plan de Playas 2020 “está previsto y está hecho” por lo que, una vez que el BOE daba luz verde ayer a la entrada de Melilla en la fase 2, “solo queda que el consejero se ponga en este atril y lo explique”, algo que, según dijo, ocurrirá hoy.
En cualquier caso, dejó claro que “no hay ningún problema” y señaló que el documento se va a remitir a la Delegación del Gobierno para que apruebe las medidas de seguridad e higiene necesarias para que las playas de Melilla se ajusten a la orden ministerial. “Una vez que se comunique a la Delegación del Gobierno, se remite a las autoridades sanitarias y, si autorizan, se abrirán”, agregó.

PP: “Al Gobierno le ha pillado el toro sin los deberes hechos”

Horas antes de que la Ciudad Autónoma y la Delegación del Gobierno dieran a conocer sus respectivos puntos de vista sobre las playas, el PP ya avanzó que Melilla no podría disponer de las playas desde este lunes y señalaba, directamente, al Ejecutivo local, al que “le ha vuelto a pillar el toro sin los deberes hechos”. “Quienes sufrimos somos los melillenses, este Gobierno es un castigo para Melilla”, resumió la diputada local del PP Esther Donoso.
La parlamentaria popular consideró que lo ocurrido se debe a una “irresponsabilidad total y absoluta” porque “después de más de 60 días de confinamiento”, los melillenses no podrán usar las playas, pese a ser “de los pocos lugares de esparcimiento que tenemos”.