www.melillahoy.es
El Ministerio de Sanidad recomienda reforzar el personal sanitario en Melilla en su informe de la fase 1
Ampliar

El Ministerio de Sanidad recomienda reforzar el personal sanitario en Melilla en su informe de la fase 1

Ve necesario ampliar las plantillas de Atención Primaria, especializada y vigilancia epidemiológica para hacer pruebas diagnósticas al 100% de los casos sospechosos y mejorar la capacidad de laboratorio para un diagnóstico en 24-48 horas

miércoles 27 de mayo de 2020, 05:00h
El Ministerio de Sanidad recomienda reforzar las plantillas de personal sanitario tanto en Atención Primaria como especializada y en vigilancia epidemiológica para “asegurar uno de los objetivos clave en la nueva estrategia, como es realizar pruebas diagnósticas al 100% de los casos sospechosos, así como mejorar la capacidad de laboratorio que permita garantizar la confirmación diagnóstica en las primeras 24-48 horas desde el inicio de síntomas”. Este es uno de los aspectos más reseñables del informe que elaboró el Ministerio de Sanidad el pasado 8 de mayo para autorizar la entrada de Melilla en la fase 1 del plan de desescalada en esta crisis sanitaria.

Este informe, fechado el 8 de mayo, fue publicado por el Ministerio de Sanidad en su página web a última hora del lunes, junto con los del resto de regiones españolas, una vez que todas han podido avanzar en el plan de desescalada y abandonar la fase 0 inicial.
En él, incide en el control de la fuente de infección, para lo que en Melilla “se está trabajando en garantizar el cumplimiento de ese “objetivo clave” relacionado con las pruebas diagnósticas.
En este sentido, el Ministerio de Sanidad señala que nuestra ciudad “dispone de la capacidad de detección precoz de los casos, aislamiento y seguimiento de los contactos”. A su juicio, dado que el servicio asistencial depende de dos administraciones, como son el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa) y la Consejería de Salud Pública, ello requiere “un esfuerzo importante de organización y coordinación entre diferentes unidades para poder garantizar el diagnóstico precoz de los casos tanto en Atención Primaria como hospitalaria y entre los sistemas público y privado”.
Según el Ministerio de Sanidad, “existe una buena coordinación entre los diferentes niveles asistenciales de primaria y hospitalizada”.
Otra de las recomendaciones que apunta en el informe el Ministerio, firmado por su directora general de Salud Pública, Calidad e Innovación, Pilar Aparicio, se basa en automatizar los sistemas de información existentes desde el nivel asistencial a los servicios de vigilancia para que la notificación, aislamiento y seguimiento de contactos “sea más eficiente”.
En cualquier caso, destaca el Ministerio el proceso que ha llevado a la automatización del volcado de datos desde vigilancia epidemiológica al nivel central, lo que va a permitir conocer los datos de forma inmediata y oportuna cuando estos sean notificados.

“Punto de mejora”
También refleja un “punto de mejora” en la gestión que Melilla está haciendo de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. En concreto, considera el Ministerio de Sanidad que, dentro del Plan de Contingencia, “podrían considerarse aspectos adicionales, como los procedimientos para la búsqueda de contactos, algo muy importante” en la fase 1, ya superada por Melilla en la actualidad, aunque en aquel momento, hace casi tres semanas, estaba a punto de entrar en ella.
Según el Ministerio de Sanidad, todo este sistema permitiría incrementar las capacidades en vigilancia, alerta temprana y capacidad de actuación sobre los contactos de los casos, y dar seguimiento a su implantación en futuros informes.

Recomienda seguir abasteciendo de materiales

En el informe de Melilla, el Ministerio de Sanidad hace otra recomendación en materias que son de su competencia, como el refuerzo de medios materiales. Así, aunque señala que las reservas de materiales esenciales, incluidos respiradores, son suficientes, “se recomienda, no obstante, dar seguimiento a los procedimientos para evitar roturas de stock”.
De todos modos, el Ministerio de Sanidad subraya que “el nivel de circulación de SARS-CoV-2 en Melilla es muy bajo”, con un número de reproducción efectivo de 0,76. Lo mismo sucede con la presión asistencial en relación a la COVID-19, con una incidencia de 2,3/100.000 habitantes en los últimos 14 días previos al 8 de mayo.
En Melilla, con una población de más de 86.000 personas, “con diferentes colectivos con características especiales como las colectividades semi-cerradas”, la capacidad del sistema asistencial para responder si se produjera un aumento de casos “es adecuada y cumple las necesidades mínimas propuestas”. El número de camas de agudos y camas de críticos disponible cumple los mínimos establecidos con 49,7/10.000 y 2,2/10.000 habitantes respectivamente, según el Ministerio de Sanidad.
Uno de los puntos que también destaca como “notable” es “el esfuerzo de información y comunicación a la ciudadanía realizado” en Melilla.

Fase 2: Deporte permitido todo el día, menos de 10.00 a 12.00 y de 19.00 a 20.00h

El BOME publicó ayer una edición extraordinaria para dar a conocer los detalles de lo que se puede hacer y lo que no en la fase 2 del plan de desescalada, en el que se encuentra nuestra ciudad desde el pasado lunes. Una de las cuestiones que cambian respecto a la fase anterior es que se podrá hacer actividad física y deportiva con las medidas de seguridad, salud e higiene establecidas a cualquier hora, menos de 10:00 a 12:00 horas y de 19:00 a 20:00 horas, que queda reservada a los mayores de 70 años y a personas vulnerables.