www.melillahoy.es
Los diputados de la Asamblea de Melilla guardaron un minuto de silencio
Ampliar
Los diputados de la Asamblea de Melilla guardaron un minuto de silencio (Foto: CAM)

Melilla guarda un minuto de silencio por las víctimas de la COVID-19 en el primer día de luto en España

Minuto de silencio en la puerta de la Delegación del Gobierno en Melilla
Ampliar
Minuto de silencio en la puerta de la Delegación del Gobierno en Melilla

La Ciudad Autónoma mantendrá el luto oficial declarado en el BOME el 4 de abril, por el que las banderas ondean a media asta y con crespón negro, hasta el último de los 10 días que ha establecido el Gobierno de España

jueves 28 de mayo de 2020, 04:31h
La Ciudad Autónoma de Melilla, que decretó luto oficial desde el 4 de abril por las víctimas del coronavirus en España, guardó ayer un minuto de silencio con el inicio del luto decretado por el Gobierno de España y mantendrá el suyo hasta la finalización de los 10 días establecidos en todo el país. Los diputados de la Asamblea de Melilla y personal de la Ciudad Autónoma participaron en el minuto de silencio con cierta distancia unos de otros y usando mascarillas ante la puerta del Palacio de la Asamblea cuando el reloj marcaba el mediodía.
A la finalización del acto, el presidente del Gobierno local, Eduardo de Castro, afirmó en declaraciones a los periodistas que “era necesario hacer esto” al recordar que la crisis sanitaria del coronavirus ha provocado en España cerca de 27.000 víctimas mortales.
“Es un día triste porque mucha gente se nos ha ido sin poder despedirse de sus familiares”, aseveró el presidente melillense, que quiso dedicar “un recuerdo muy sentido no solo a los que se han ido”, sino también a sus familiares, que “no se han podido despedir de sus seres queridos”, por lo que les transmitió su apoyo y ánimo.
En palabras de De Castro, “ha sido una tragedia” lo sucedido, aunque “afortunadamente, estamos en una cifra bastante positiva, en el sentido de que han disminuido los nuevos casos” de contagio, por lo que confió en que la situación se mantenga, para lo que es necesario que todo el mundo actúe con responsabilidad.
Por ello, dejó claro que “el coronavirus no se ha ido de vacaciones y sigue ahí”, e instó a que la ciudadanía mantenga las medidas de seguridad y prevención necesarias para “mantener lo que tanto trabajo ha costado conseguir”, de manera que “no tengamos que ponernos de luto nunca más”.
Anunció que las banderas permanecerán a media asta y con un crespón negro en Melilla hasta que finalicen los 10 días de luto oficial declarados en España, que será cuando acabe también la declaración de luto aprobada por la Ciudad Autónoma desde el 4 de abril.
Al mismo tiempo que los diputados de la Asamblea de Melilla y miembros del Gobierno regional guardaban un minuto de silencio, también se repitió esta misma señal de recuerdo y respeto en otras dependencias públicas de Melilla, como la Delegación del Gobierno, donde asistieron su responsable, Sabrina Moh, los mandos de Policía Nacional y Guardia Civil y el comandante general, entre otras autoridades. También en el minuto de silencio que se guardó en la Delegación del Gobierno estuvo presente el consejero de Salud Pública, Mohamed Mohamed Mohand, que acababa de participar en una rueda de prensa junto a la delegada del Gobierno.

Sabrina Moh
Por su parte, la delegada del Gobierno apuntó que, después de más de dos meses de lucha contra la pandemia, “afortunadamente, lo más difícil parece que ha quedado atrás”. Así señaló que Melilla, desde este lunes, está en fase 2, lo que supone una nueva flexibilización en muchas medidas y un respiro para la ciudadanía y la economía.
Moh recordó que la lucha contra la COVID-19 ha sido muy dura y que, desgraciadamente, han sido muchos los ciudadanos de este país que la han padecido. “En nuestra ciudad, tenemos que lamentar que dos personas han perdido la vida, y más de 27.000 en el conjunto del país. 134 melillenses han sido víctimas de esta enfermedad en Melilla y más de 230.000 en el conjunto del territorio nacional”, recordó
Por ello, hizo hincapié en que “es de justicia que, ante la peor pandemia de la historia reciente de este país, desde el Gobierno de España se rinda homenaje a las víctimas”.
“Se trata, en definitiva, de hacer un llamamiento a todo el país a permanecer unidos y dedicar un momento solemne, sereno y sincero a todas las personas fallecidas por esta pandemia y guardar para siempre en nuestra memoria el recuerdo y el respeto de todos”, señaló la delegada.