www.melillahoy.es

ENTREVISTA DE ENRIQUE BOHÓRQUEZ LÓPEZ-DÓRIGA AL PRESIDENTE DEL PP JUAN JOSÉ IMBRODA ORTIZ

Tras la entrevista Imbroda regaló a Bohórquez un libro, “Melilla, mirando al futuro”, editado por el Partido Popular de Melilla, que él preside, en mayo de 2019, y centrado en “la transformación urbanística de la ciudad durante los años de Gobierno del Partido Popular”.
Tras la entrevista Imbroda regaló a Bohórquez un libro, “Melilla, mirando al futuro”, editado por el Partido Popular de Melilla, que él preside, en mayo de 2019, y centrado en “la transformación urbanística de la ciudad durante los años de Gobierno del Partido Popular”.

“A la hora de negociar se pueden negociar muchas cosas, pero no aceptar ninguna imposición. Otra cosa es que yo tenga ganas de irme, que también”

“Yo estoy convencido de que en las próximas elecciones el centro derecha, el PP en Melilla, obtendrá la mayoría absoluta”

sábado 06 de junio de 2020, 05:00h
Introducción
El primer Whatsapp de Juan José Imbroda que mantengo guardado en mi móvil es del 31 de julio de 2014: “Enrique, ahí te lo mando”. Me mandó un video. Le contesté: “Recibido y oído. Tremendo. Hay que pensar mucho sobre esto”.

Releyendo los muchos correos que nos enviamos Juanjo Imbroda y yo desde aquel entonces hasta ahora -algunos formarán parte de “Mis memorias melillenses”, si finalmente consigo escribirlas- y haciendo lo mismo con mis Cartas del Editor desde hace 30 años, compruebo que Juan José Imbroda y yo hemos tenido acuerdos y desacuerdos, coincidencias y divergencias antes, durante y después de que él fuera presidente de la Ciudad durante casi 20 años, pero, y eso es lo asombroso, durante ese largo período de tiempo ha predominado el respeto mutuo entre nosotros, algo que no es nada fácil que se produzca entre un político con poder y un editor. “Es mérito sobre todo mío, por aguantarte a ti”, me dice entre risas. O al contrario, le replico, con el mismo talante.

La entrevista se realizó en el periódico y duró una hora. Imbroda contestó a todas las preguntas, concisamente y con muchas tablas. Me regaló un libro, “Melilla, mirando al futuro”, editado por el Partido Popular de Melilla, que él preside, en mayo de 2019, y centrado en “la transformación urbanística de la ciudad durante los años de Gobierno del Partido Popular”.
Tiempos duros y “no hay gestión”

P. Sr. Imbroda, don Juan José, bienvenido a esta casa, a este periódico, decano de la prensa local. Vivimos tiempos muy duros, muy difíciles, a los que nos enfrentamos-según el clamor popular, ciudadano- con los peores gobiernos posibles, en España y en Melilla. ¿Cómo describe usted hoy al gobierno local, presidido por un tránsfuga real, más un partido local de corte étnico, religioso o amazight, como se prefiera -todos sus 8 diputados en la Asamblea son de parecido corte- y un PSME-PSOE en franco retroceso en nuestra ciudad?
R. ¿Qué es lo que ha ocurrido desde las elecciones de mayo de 2019? Pues que el PP ganó las elecciones, como ha ocurrido desde hace 20 años: el PP ganando todas las elecciones en Melilla. Y eso, en una democracia, es por algo. No podían aguantar más los demás partidos tanta derrota. Para el PSOE local, Ciudadanos y CpM, era insufrible aguantar tantas derrotas. ¿Qué hicieron?. Echar al PP, porque ese era el único objetivo que tenían y, saltándose cualquier canon democrático, moral y ético, formar una coalición antinatura para echar al PP, no pensando en Melilla y por eso se mezclaron cosas heterogéneas: el de Ciudadanos se saltó el pacto nacional que había entre su partido y el PP; y el PSOE se echó en manos de Aberchán que lo único que quiere es una parte de clientelismo político. No hay gestión y eso es lo que, desgraciadamente, sigue ocurriendo. Casi siempre están al borde de la ruptura, en situación de bronca diaria. Es la miseria humana, el odio al PP, lo que les ha llevado a apelmazarse contra lo que la voluntad de los melillenses reflejó en mayo de 2019.

Pactos ¿imposibles?
P. Uno de tus últimos correos ha sido el reenvío de un Twitter el jueves 21/5: “Falso que el PP le haya ofrecido un pacto a Aberchán. ¡Jamás!. Su política es peligrosa para el futuro de Melilla como sociedad española y sus “compromisos” con su clientela le hacen un socio de alto riesgo. Ahí está bien el PSOE, ellos serán corresponsables”. ¿Son imposibles los pactos? ¿Vamos a tener que soportar esta situación política tres largos años más?
R. La responsabilidad es total y absoluta de los que están gobernando. Nosotros estamos en la oposición y por lo tanto tengo poco que ofrecer en el pacto. Son ellos los que tendrían que haber realizado algún movimiento. Yo hice un llamamiento general para que todos pudiéramos llevar a esta ciudad a una mayor estabilidad. No me hicieron ni caso. El PSOE tampoco. Yo no le he hecho ningún ofrecimiento a CpM. Un partido que abomina del 17 de septiembre, la fecha de españolidad de Melilla, un partido que se inventa otra fecha para no festejar nuestra españolidad, un partido que olvida los imperativos legales como hizo con lo del paso de los borregos marroquíes, un partido que en los peores momentos de las fronteras con Marruecos apenas levanta la voz, y muchos otros ejemplos que podía ponerle, no es un partido fiable, no se puede pactar con él. Son 20 años ya conociendo cómo van, porque eso no es bueno para la sociedad melillense, que es la de la pluralidad, la libertad, el respeto constitucional, la españolidad. CpM está, para ellos, bien como están. En todo lo que sea inestabilidad y caos se mueven bien, por eso aguantan al PSOE, que es el colaborador necesario para que esta situación se mantenga.

¿Volver a la presidencia?
P. ¿Pretende volver a ser presidente de la CAM?. Si para lograr salvar a Melilla tuviera que abandonar su aspiración, suponiendo que la tenga, lo haría?
R. El PP es un partido libre e independiente, que vota a sus representantes. Yo he sido el enemigo a batir por parte de los líderes de otros partidos. ¿Yo soy muy malo? No, tampoco soy muy bueno, pero represento a un partido que les molesta. Soy el candidato más votado en la historia de Melilla, porque tengo un respaldo popular enorme, que nunca agradeceré lo suficiente. A la hora de negociar se pueden negociar muchas cosas, pero no aceptar ninguna imposición. Nosotros no aceptaremos jamás que vengan partidos perdedores a decirnos este sí, este no.

Otra cosa es que, cuando vayamos a negociar, veré yo lo que hago o lo que no hago. Si fuera vanidoso, que no lo soy, tendría más que cubierta mi vanidad porque he sido el alcalde o presidente, como usted quiera llamarle, que más tiempo ha estado en la historia de Melilla. Imagínese si ya estoy suficientemente pagado, pero eso no quiere decir nada. Otra cosa es que yo tenga ganas de irme, que también, que también.

Yo no voy a negociar con alguien que empiece diciendo: Imbroda, que se vaya. Desde ese momento cero la negociación se ha terminado. Es normal que un partido quiera colocar a uno de los suyos en la presidencia, pero CpM se está comiendo al PSOE, que es la tercera fuerza política de Melilla

P. Interpreto que tu no eres el obstáculo porque pretendas ser presidente de la CAM por encima de cualquier otra consideración.

R. No, no, si nosotros estamos tranquilos en la oposición. Tenemos 10 diputados, y nos faltaron poco más de 100 votos para tener 11, con lo que todo habría sido diferente. Nosotros tenemos muchos votos, que habría que ponerlos encima de la mesa. La próxima vez habrá que pensar muy bien lo que se vota.

La responsabilidad, para el que gobierna
P. Nada es eterno, pero es un hecho que en el PSOE manda y decide Pedro Sánchez, como que en el PP de Melilla manda usted y en CpM Mustafa Aberchán. ¿No es poco democrática, y puede ser -por tanto- poco eficaz esta situación? Yo he defendido, porque lo creo lo mejor, o lo menos malo, da igual, que, dado lo que las urnas dijeron hace un año, para el futuro de Melilla es conveniente un pacto PP-CpM. Todo cambia, es inevitable, pero ¿es que no es posible que el PP melillense y la actual CpM cambien también y que no sean mañana lo mismo que hoy? También, por matemática electoral, cabe un pacto PP-PSOE. Entre todas las posibilidades, ¿no es la peor la de seguir como estamos?, ¿no es cierto que en la guerra -y en eso estamos- no se elige a los compañeros?
R. Nosotros, el Partido Popular, repito, estamos en la oposición y no tenemos nada que repartir, son ellos, los que están en el gobierno, los que no quieren en absoluto ni oír hablar del PP. Nuestra forma de gestionar es completamente distinta, pero estamos en la oposición y la responsabilidad de cualquier cosa que ocurra en Melilla es de ellos, del gobierno de la Ciudad y del pacto de odio africano que hicieron contra los que habíamos ganado las elecciones. Ahí ellos tuvieron a la persona que está ahora de presidente de la Ciudad, ahí no había escrúpulos, se puso un buen sueldo y se acabó. Es difícil muchas veces irse de la política, pero es aun más difícil cuando la situación es positiva para un partido. Si usted está ganando siempre, usted no se autoelimina, no se suicida. Lo que intenta hacer es que se siga ganando y parece ser que a un servidor le han querido poner, porque he vendido. ¿Nos cargamos a Feijóo en Galicia porque ya lleva muchos años ganando elecciones o a Juan Vivas en Ceuta? Eliminar lo que nos va bien me parece que puede ser un disparate. Además, represento en Melilla dentro del PP un poco de estabilidad interna, y eso es bueno. Cada cuatro años hemos tenido que presentarnos ante los ciudadanos, los que mandan. Y si nos medimos la edad, pues yo tengo nietos, así que si la eficacia se mide por la edad, podíamos poner a un niño de ocho años, más joven que el de 20 o el de 40. Eso de la edad es una tontería. Y si se sigue ganando, déjenme a mí que decida cuándo es el momento. Que le conste que yo quiero descansar y estar más alejado. Que quede claro. Pero ese ese es punto de vista personal, no el de la politica. Hay muchos tipos de capacidades

P. ¿Elecciones en el PP local?
R. Los congresos creo que serán sobre octubre del año 2021

P. ¿Te presentarás?
R. Uf, uf , lo pensaré. No te digo que no, pero tampoco te digo que sí. En política un año es una eternidad. Cualquiera sabe.

El futuro de Melilla
P. ¿Se podrá recuperar Melilla? ¿Cómo? ¿Cuándo?
R. Entramos en lo que me gusta: hablar de Melilla, no de mi. Estoy convencido de que, si los que tenemos posibilidades aquí de hacer algo podemos hacerlo, Melilla tiene futuro. Si siguen los que están, va a ser muy difícil conquistar ese futuro. El único de los que están ahora en el Gobierno que sabe lo que está haciendo es Mustafa Aberchán. Él tiene su fin, una Melilla que no es la que yo quiero. Los demás no saben. La sociedad tiene que salir, empujar para conquistar ese futuro. Melilla tiene que mirar al Norte, cada día la frontera ha sido más hostil para nosotros. La Unión Aduanera, manteniendo las ventajas fiscales, es imprescindible y te voy a dar una primicia: estamos trabajando en una propuesta concreta al Gobierno; no más estudios. Hay que ir a los 5.000 universitarios en la ciudad. Hay que apoyar y seguir con el desarrollo de nuevas tecnologías, con los start up. Es necesaria una política de infraestructuras y turismo, se tendría que haber hecho. Hay que abaratar los precios del transporte para los no melillenses. Hay que desarrollar el Puerto de cruceros y el Puerto Comercial.

Y, ¿por qué España tiene que volcarse con Melilla? Porque, lo mismo que Ceuta y Canarias, somos extrapeninsulares y somos España, tenemos la Constitución. Y tu, que eres economista, sabes que a veces hay que insuflar la bomba, que la economía privada tiene que ser fuerte, pero la economía pública tiene que aportar la luz necesaria para que esto arranque. España tiene que volcarse con Melilla.

P. Pero el PP tiene una experiencia de gobierno en Melilla que estos nuevos no tienen.

R. No aplican ni el sentido común. Lo que ha pasado con lo del contrato marítimo. Si nadie se ha presentado al concurso es porque la oferta no era atractiva, luego habrá que presentar otra oferta, porque el libre mercado no puede cubrir eso.

Paciencia
P. ¿Y no sería más fácil conseguir todo esto participando en el Gobierno de la Ciudad?
R. Sería mejor para Melilla que el PP hubiera estado en el Gobierno de la Ciudad, pero se lo han cargado. Han cortado lo del Puerto porque era una idea nuestra. Son ellos los que tienen que reflexionar, aunque me consta que ahí hay muy poca reflexión. A los que queremos a Melilla, y me consta que tu eres uno de ellos, nos enerva la situación que tenemos y ver que no plantean salidas, pero tenemos que acostumbrarnos, serenarnos, no disgustarnos mucho, tener paciencia. Yo estoy convencido de que en las próximas elecciones el centro derecha, el PP en Melilla, obtendrá la mayoría absoluta. Aquí no hay dos bandos, musulmanes y cristianos, un análisis que es nefasto y oprobioso. Aquí vota todo el mundo al que quiere votar, más que por el signo religioso.

Conclusión
No hay forma de sacarle de esa postura de no entrar, de momento, en el gobierno de la Ciudad, así que dejo de insistir. Tendremos que armarnos de paciencia y esperar que haya otras vías de mejora y cambio del Gobierno local, porque dos años y medio sería un período de paciente espera demasiado largo, incluso para el santo Job.