www.melillahoy.es
Lo que sí se mantienen son las duchas y baños públicos, aunque en este caso con dicha desinfección constante
Ampliar
Lo que sí se mantienen son las duchas y baños públicos, aunque en este caso con dicha desinfección constante

Las playas no serán parceladas aunque habrá una separación de 4 metros entre las sombrillas

Otra de las medidas del plan de playas de Melilla es la ausencia de hamacas y la desinfección continua de duchas y baños

sábado 30 de mayo de 2020, 04:11h
Melilla ya cuenta con un Plan de Playas para iniciar la temporada oficial de baño. El documento, que fue entregado ayer a la Delegación del Gobierno para su aprobación, no contempla que las playas del litoral melillense sean parceladas con cintas métricas como hemos visto en otros lugares de España, sino que usarán las sombrillas para que los bañistas guarden la separación de seguridad, que en las playas será de cuatro metros, tanto en la arena como en el agua. Otra de las medidas más llamativas es la ausencia de las hamacas ante la dificultad que presentaba su continua desinfección. Lo que sí se mantienen son las duchas y baños públicos, aunque en este caso con dicha desinfección continua, lo que obligará a un esfuerzo mayor del personal encargado de estas tareas. Finalmente, la mayor presencia de controladores para que los bañistas guarden las distancias y el uso de megafonía y cartelería serán una constante para que los ciudadanos recuerden estas normas contra el Covid-19.
La Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad ha presentado este viernes el Plan de Playas 2020 a la Delegación de Gobierno de Melilla, una vez incorporadas al borrador inicial todas las medidas necesarias para favorecer el distanciamiento social y la adecuada limpieza y desinfección del equipamiento de playas, previstas en la Orden SND/414/2020, de 16 de mayo, y sus posteriores modificaciones incluidas en la Orden SND/440/2020, de 23 de mayo y la Orden SND/445/2020, de 26 de mayo (publicada el 27 de mayo de 2020).

El área que dirige Hassán Mohatar ha indicado que conviene recordar que el Plan no podía haber sido presentado con anterioridad “ya que, siguiendo las lógicas instrucciones de la propia Delegación de Gobierno, era necesario esperar a conocer las medidas dispuestas por el Gobierno Central, para el adecuado uso de las playas en esta fase II; que fueron plasmadas en las citadas Órdenes Ministeriales, la última de las cuales ha sido publicada hace escasos dos días”.

Por ello, ha añadido que “pese a estos contratiempos, provocados por la situación derivada de la pandemia, que hasta la fecha de redacción de este plan no ha permitido tener definidas todas las medidas a adoptar; la Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad ha hecho todo lo posible para que la temporalización de playas apenas se haya visto perjudicada”.

En este sentido, ha destacado que “de esta forma únicamente se ha visto afectada la temporada baja, cuyo inicio ha tenido que ser trasladado al 25 de mayo (coincidente con el inicio de la fase 2) y, en menor medida, la temporada media, que comenzará el próximo 8 de junio; manteniéndose la temporada alta, como en años anteriores, con inicio el 21 de junio”.

Desde la Consejería de Medio Ambiente desean que los melillenses “puedan disfrutar de las playas de la ciudad, de una forma segura y responsable, aprovechando las nuevas medidas incluidas en el Plan de Playas 2020 para evitar la propagación de la COVID 19”.