www.melillahoy.es
Exposición de los santos titulares
Exposición de los santos titulares

Melilla celebra la festividad de Pentecostés sin misa rociera y sin Romería en los Pinares

El triduo a la Blanca Paloma que se inició el jueves y concluyó ayer sin misa rociera, ha estado también dirigido a las víctimas del coronavirus y a quienes están al pie del cañón a la hora de combatirlo

domingo 31 de mayo de 2020, 04:00h
Melilla celebra la festividad de Pentecostés con la tristeza de no poder llevar a cabo la tradicional romería a la zona de los Pinares de Rostrogordo, que el pasado año recuperó la acampanada nocturna, pero a pesar de todo, el responsable de la Cofradía del Cautivo y María Santísima del Rocío, Gregorio Castillo, indica que no hay que olvidar el sentido religioso de una festividad en la que se anuncia “la llegada del Espíritu Santo”. Confía en que pronto los melillenses recuperen la normalidad, que el coronavirus deje de marcas el día a día del mundo, y que todos podamos retomar nuestras vidas con las enseñanzas que el confinamiento no ha deparado.
En declaraciones a este Diario, reconoce Gregorio Castillo, gestor delegado de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Cautivo y María Santísima del Rocío, que el triduo en honor a la Blanca Paloma que se inició el jueves y culminó este sábado ha sido una “celebración atípica como podemos comprender” por las limitaciones del coronavirus.

El triduo se ha venido celebrando en el templo de Santa María Micaela, con el rosario y la posterior Eucaristía, pero en este Pentecostés no ha podido celebrarse la tradicional misa rociera que culmina con el inicio de la Romería melillense, con la carreta con el simpecado del Rocío, en dirección a los Pinares de Rostrogordo.

Coronavirus
En las ceremonias religiosas de estos tres días se han cumplido todas las normas y limitaciones establecidas por las autoridades sanitarias y por la Diócesis de Málaga, en el sentido de que el templo ha señalizado los asientos a ocupar para no superar el 50% del aforo permitido y se han instalado medidas de desinfección a la entrada de la iglesia.
“Ha sido una celebración distinta a la de otros años, porque no se ha podido exponer la Virgen ni celebrado el besamanos por razones sanitarias, y no hemos tenido misa rociera, ni coro, por lo que este año la fiesta se dedica a lo que es el culto a María Santísima del Rocío, como mancan los estatutos de la Cofradía y es lo fundamental”, afirma Castillo.

Recordó que tradicionalmente la misa rociera ha venido marcando el inicio de la Romería hacia los Pinares de Rostrogordo, y en esta edición “teníamos la ilusión de volver a repetir la experiencia del pasado año, cuando recuperamos la acampada nocturna después de casi veinte años desde que se suspendiera por problemas de seguridad”.

Tampoco se ha podido celebrar el pregón rociero, ni entregar los reconocimientos con los que la Cofradía melillense homenajea a melillenses e instituciones. Castillo indicó que el triduo de este año, además de a la Blanca Paloma, ha estado dirigido de forma especial a los “hermanos cofrade que ya no están con nosotros, a todos aquellos que han fallecido por el coronavirus, y hemos orado por los que sufren la enfermedad y sus familias, y también por los que están al pie del cañón desde el primer momento, como es el personal sanitario y los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado”.

Pentecostés
Reconoce que es “un Pentecostés diferente, pero con la alegría de saber que viene el Espíritu Santo, que es lo que celebramos y es lo importante para los cristianos”. “También es triste porque no podemos llevar a cabo una tradición de tantos años que solo se ha suspendido en alguna que otra ocasión por causas de fuerza mayor, pero el coronavirus es una situación que viene de lejos, y por cuestiones de seguridad nos planteamos que no haya romería, pero sí que está en nuestra intención orar para que este fin de semana la Virgen del Rocío venga a nuestros hogares, nos acompañe y nos ampare en estos difíciles momentos”, manifestó.

Enseñanzas
En opinión del gestor delegado de la Cofradía del Cautivo, lo que se ha puesto de manifiesto tras los días de confinamiento, es que “la gente tenía ganas de celebrar la Eucaristía de forma presencial, acudir a su iglesia y compartir la experiencia, y así ha sido, además con todas las precauciones”.

Lo que tiene claro es que el confinamiento “ha servido para darnos cuenta de que hay otros valores más importantes en nuestras vidas, y se nos ha hecho pensar en ellos y todo lo superficial ha quedado en un segundo término”. También ha conseguido que “todos hayamos estado más unidos, mucho más, y hemos estado más pendientes los unos de los otros, de la familia y de los amigos, en resumen, creo que se ha intensificado la unión de las familias y la comunión con los hermanos, porque lo hemos visto en los actos de solidaridad y generosidad que se han potenciado”.

Añadió que incluso en este periodo de confinamiento, la Cofradía ha podido llevar a cabo su labor social, “ayudando puntualmente” a personas sin recursos. También indica que varios miembros de la junta de gobierno de la hermandad han estado elaborando mascarillas contra el covid-19 que después han distribuido entre distintos colectivos, “aportando nuestro pequeño grano de arena en esta guerra al coronavirus”.

La exposición por el 70 aniversario se abrirá al público
Recordó Gregorio Castillo que en este 2020 se celebra el 70 aniversario de la fundación de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Cautivo y María Santísima del Rocío, y que con tal motivo, se llevaron a cabo trabajos de mejora de la casa hermandad al objeto de inaugura, como así se hizo en marzo, una exposición en la que mostrar el patrimonio de la mencionada hermandad, desde el ajuar de la Virgen, a los mantos antiguos y nuevos de los Santos Titulares, o incluso se exhiben los nuevos tronos.

La muestra solo pudo visitarse durante dos días, hasta que con las medidas de confinamiento tuvo que echar el cierre. El gestor delegado del Cautivo afirma que la muestra se volverá a abrir al público cuando ya no haya peligro, para que los melillenses puedan ser testigos del legado de unas cofradías más antiguas y queridas de la ciudad.

Mantienen su compromiso con la interna liberada el Jueves Santo
Manifestó Gregorio Castillo que a pesar de que este año no hubo salida procesional, el Jueves Santo sí que se llevó a cabo la liberación de la interna del centro penitenciario que en esta ocasión se ha beneficiado de la mediación de la Cofradía para su paso al tercer grado y contribuir a su reinserción.
“En vísperas del Jueves Sano nos pusimos en contacto con el juez de Vigilancia Penitencia y se decidió que, aunque sin procesión, que lo importante era que se realizara la liberación y ese día, esta mujer fue puesta en libertad y está en su casa”, dijo.

La Cofradía cumplirá con el compromiso asumido de guiar y ayudar a esta mujer, durante un año, en el proceso de reinserción. “Estamos en contacto con ella, pero por este asunto del confinamiento no hemos podido atenderla de forma directa, por lo que agradecemos a la Conferencia Virgen de la Luz, de la Conferencia de San Vicente de Paúl, que nos está echando una mano al respecto”.
Melilla celebra la festividad de Pentecostés sin misa rociera y sin Romería en los Pinares