www.melillahoy.es
Los marroquíes con el derecho a asilo reconocido podrían entrar en el programa
Ampliar
Los marroquíes con el derecho a asilo reconocido podrían entrar en el programa

El Programa de Atención Humanitaria del Ministerio deja fuera a los marroquíes atrapados por el cierre fronterizo

La Ciudad, que estaba pendiente de cerrar su entrada “histórica” en este programa que ya se aplica en otras zonas del país, dice que este programa será para atender a inmigrantes que hayan solicitado protección internacional

martes 02 de junio de 2020, 04:00h
El Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social y la Ciudad Autónoma llevan tiempo trabajando en la posibilidad de que Melilla entre en un Programa de Atención Humanitaria que la Secretaría de Estado de Migraciones ya desarrolla en otros puntos del país con un desembolso de 18 millones de euros. La entrada “histórica” de Melilla en este programa, que se iba a culminar ayer por la tarde en una “última reunión”, se produce después de que la Ciudad Autónoma solicitara al Gobierno central que se hiciera cargo del coste que supone atender a los cientos de marroquíes atrapados en Melilla por el cierre fronterizo, si bien este colectivo quedará fuera del programa, ya que solo atenderá a personas en situación de acceder a la protección internacional.

El consejero de Salud Pública, Mohamed Mohamed Mohand, explicó que este programa irá enfocado a la atención de los 55 subsaharianos que saltaron la valla en pleno estado de alarma, así como a otros migrantes de nacionalidad marroquí, argelina y tunecina, entre otras, que han accedido a Melilla y no pueden ser acogidos en el CETI por su sobreocupación.
En concreto, este programa, dotado con 18 millones de euros para toda España, está enfocado a la atención de unas 400 personas en Melilla. Todas ellas tienen en común que no son españolas y se encuentran en la ciudad en situación de acceder a la protección internacional, acogidas entre el CETI y la Plaza de Toros.
El consejero de Salud Pública explicó que los marroquíes que tengan reconocido su derecho a la protección internacional podrían entrar dentro de este programa, parte de los cuales se encuentran en el CETI.
Así, recordó que “no todos” los marroquíes que se encuentran en Melilla se quedaron bloqueados por el cierre fronterizo decretado por el país vecino el 13 de marzo, sino que “muchos vivían en la ciudad y no hay deseo por su parte” de regresar, ni tampoco posibilidad de expulsión por su situación como refugiados.

“Un avance”
El consejero consideró la entrada de Melilla en este programa como un “avance” en materia social que se produce después de “muchas reuniones y comunicaciones” entre la Ciudad Autónoma y el Ministerio de Migraciones, la última de ellas ayer mismo.
Según informó, estaba previsto que la reunión de ayer entre la Ciudad Autónoma y la Secretaría de Estado de Migraciones fuera la última para cerrar la entrada de Melilla en ese Programa de Atención Humanitaria y definirlo, algo que consideró “histórico” porque “jamás antes se había aplicado en el ámbito de la ciudad”.

Los 55 subsaharianos que saltaron a la valla van a la Plaza de Toros por el “hacinamiento” del CETI

La Ciudad Autónoma de Melilla mantendrá la acogida de los 55 inmigrantes subsaharianos que saltaron la valla fronteriza en la Plaza de Toros, al igual que la de otros que han logrado acceder a la ciudad de forma irregular durante el estado de alarma, debido a la sobreocupación del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), por encima del doble de su capacidad máxima.
A preguntas de los periodistas, el consejero de Salud Pública, Mohamed Mohamed Mohand, explicó que estos 55 inmigrantes han sido trasladados a las instalaciones de la Plaza de Toros junto al resto de personas que se encontraban acogidas en el campamento del V Pino, montado hace 2 meses para atender a personas sin hogar y, fundamentalmente, marroquíes atrapados por el cierre fronterizo.
Los 55 inmigrantes fueron trasladados allí tras saltar la valla el pasado 6 de abril para guardar un periodo de cuarentena de 15 días, pero tras pasar aquel periodo sin mostrar sintomatología, permanecieron en el campamento y este pasado fin de semana han sido trasladados junto al resto a la Plaza de Toros.
“El CETI, con 1.600 personas acogidas, no puede seguir aceptando a gente y tenemos que trabajar con esas personas en una situación de no hacinamiento”. Su acogida será financiada con el dinero que llegue a Melilla procedente del Programa de Atención Humanitaria, que el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social ya desarrolla en otros puntos del país.