www.melillahoy.es

Según Rojas con el Ingreso Mínimo Vital el PSOE no dejará que “nadie se quede atrás”

Gloria Rojas, secretaria general del PSOE Melilla
Gloria Rojas, secretaria general del PSOE Melilla
miércoles 03 de junio de 2020, 04:00h
La secretaria general del PSOE en Melilla, Gloria Rojas, ha destacado que con la aprobación del Ingreso Mínimo Vital (IMV) el PSOE “ha cumplido con su compromiso de que nadie quede atrás, con una medida que va a marcar un antes y un después en las políticas sociales de nuestro país”.
En una nota de prensa, Rojas indica que la creación del IMV es “parte tanto del programa electoral del PSOE, como del pacto de gobierno progresista y constituye un paso esencial en el avance del Estado de Bienestar”, y afirma que el objetivo es “luchar contra la vulnerabilidad económica, que genera desigualdad, falta de oportunidades e incertidumbre en la vida de la ciudadanía y que se agrava de manera acuciante” por los efectos del COVID-19.

Asevera que “ha sido una vez más el PSOE en el Gobierno quien impulsa los grandes avances del Estado de Bienestar y lidera las conquistas sociales”. “Esta medida va a beneficiar en el país a más de 800.000 hogares, de los cuales, cien mil son familias que van a recibir este mes el ingreso por su condición de extrema gravedad”.

Cuantía
Con respecto a la cuantía del ingreso mínimo vital, dependerá del número de miembros de cada hogar y empezará a cobrarse este mes de junio. El ingreso mínimo garantizará entre 5.500 y 12.000 euros al año por hogar. No se trata de una cantidad fija, sino de un complemento hasta llegar al mínimo que corresponda en función de los ingresos que tiene cada hogar.

En cuanto a los requisitos, hay que cumplir las condiciones de vulnerabilidad económica, para lo que se comprobará que la renta no llega al umbral fijado para el IMV para ese tipo de hogar. Además, se hará un test de patrimonio y se excluirá a quienes tengan un patrimonio, descontada la vivienda habitual, superior a determinados umbrales que varían según el tamaño de la familia.

Por otro lado, se deben tener más de 23 años (salvo que haya algún menor a su cargo) y menos de 65. Además, se exige haber vivido durante al menos los tres años previos a la solicitud de forma independiente. El coste anual de esta medida es de 3.000 millones de euros, una cantidad que va a ir a “reactivar la economía de nuestro país en la medida que los hogares destinarán el IMV al consumo de necesidades básicas como alimentos o ropa”.